Estadio DeportivoHueco blanco

La nueva norma de LaLiga que permite al Barça fichar por Depay pese a tener sobrepasado su límite salarial

La marcha del internacional neerlandés abre al Barça una pequeña ventana de 3 millones de euros para gastar ahora en enero, bajo la fórmula del 40% del sueldo ahorrado y el 25% de la venta

La nueva norma de LaLiga que permite al Barça fichar por Depay pese a tener sobrepasado su límite salarial
Depay, junto al Cholo, ya de colchonero. - UES
Alejandro SáezAlejandro Sáez3 min lectura

La salida de Memphis Depay al Atlético de Madrid por tres millones de euros fijos más otros tantos en variables ha dado algo de oxígeno en lo económico al FC Barcelona, que en lo que resta del mes de enero podría hacerse con otro futbolista en el mercado.

Esto se debe a la nueva regla de LaLiga que permite al conjunto azulgrana invertir en otro futbolista gracias a la suma del 40% por el 50% del sueldo que deja de pagar a Depay y del 25% de lo ingresado con la venta del atacante al conjunto colchonero. La norma se aplica a todos los clubes excedidos en su límite salarial, reportando al FC Barcelona este margen de maniobra.

En el caso del Barça, Memphis venía percibiendo unos once millones de euros brutos por temporada. Es decir, unos 5’5 kilos netos. Teniendo en cuenta que se ha marchado a mitad de curso, restaría por abonarle unos 2’75 millones de euros. Aplicando esta nueva norma del 40%, el club tendría 2’2 millones de euros para poder invertir ahora en enero en otro futbolista.

Junto a ello también está el margen derivado de la venta del futbolista. En el caso concreto de Depay es de tres millones de euros, por lo que los azulgranas podrán invertir el 25% del beneficio total del traspaso. Es decir, unos 750.000 euros teniendo en cuenta sólo los tres millones de euros fijos, ya que las variables no se pueden considerar en esta norma.

La suma de los dos porcentajes, por tanto, alcanzaría los tres millones de euros a favor del Barça en este mes de enero, siendo ésta la cantidad a poder invertir en un refuerzo. Por parte de LaLiga, una operación de este calado no contaría con ninguna oposición, estando dentro de los márgenes de la nueva norma fijada.

Está por ver si el FC Barcelona, ahora, los utiliza o si, por el contrario, decide guardarlo para el futuro, pudiendo utilizarlo en verano. La nueva norma de LaLiga genera tanto capacidad de inscripción como de ahorro para la campaña 23/24. Pese a ello, el conjunto azulgrana no descarta buscar en el mercado un recambio para Depay, siempre que sea a bajo coste. LaLiga, de hecho, tampoco le permitiría hacer un gran dispendio económico en la presente ventana de transferencias. Joan Laporta y sus hombres, por si acaso, están muy pendientes al mercado, por lo que éste pudiera ofrecerle antes del cierre.