Estadio DeportivoHueco blanco

Fekir y el destino: "Si no fiché por el Liverpool fue porque el Betis me estaba esperando"

El futbolista del Real Betis repasa en una interesante entrevista a The Guardian sus orígenes, su decisión entre Francia y Argelia o cómo siente el fútbol...

Fekir y el destino: "Si no fiché por el Liverpool fue porque el Betis me estaba esperando"
Fekir y el destino: "Si no fiché por el Liverpool fue porque el Betis me estaba esperando" - UESyndication.
Fernando RuizFernando Ruiz5 min lectura

Nabil Fekir está preparado para afrontar una nueva e ilusionante temporada en el Real Betis. El nombre del franco-argelino ha sonado mucho menos de lo esperado este verano en un mercado de fichajes atípico y muy parado, no como años atrás cuando su figura ha revoloteado en la órbita de varios equipos de la Serie A y de la Premier League.

Precisamente, antes de acabar fichando por el Betis en el verano de 2019 estuvo a punto de hacerlo por el Liverpool, pero el acuerdo se fue al traste. Ahora, en una entrevista a The Guardian, el '8' del Betis recuerda aquello como una anécdota. "Creo en el destino, ya sabes. Si no fiché por el Liverpool fue porque el Betis me estaba esperando. Es una ciudad preciosa, con ese espíritu árabe, un club especial... Es la vida. No me arrepiento de nada. No pienso mucho en el futuro, simplemente vivo cada día y trato de disfrutarlo", ha reconocido.

El motivo de su no fichaje por el Liverpool en 2018: "Tuve un problema con mi agente, eso es todo. Muy simple. Las cosas no estaban claras, ya sabes... Entre él y yo. No quiero entrar en detalles, pero fue un problema entre mi agente y yo. La gente entonces dijo que era mi rodilla o no sé qué, pero eso es solo una excusa. Sé lo que realmente sucedió. Ya no es mi agente".

En dicha entrevista, Fekir repasas sus orígenes y su familia, y entre ellos, el motivo de jugar por Francia en lugar de Argelia: "Algunas personas no entienden que puedes tener doble nacionalidad, puedes amar dos países a la vez. Fue difícil para mí, era joven. Mucha gente dice Francia, mucha gente dice Argelia... Finalmente elegí Francia, pero esos fueron momentos muy, muy duros. Así es la vida. No me arrepiento de nada de lo que hice. Mi papá llegó a Francia el año antes de que yo naciera, mi madre es argelina pero lleva más tiempo allí. Cada año más o menos iba a Argelia. Me siento francés y argelino".

Incluso su padre no veía claro que eligiera Francia por Argelia: "Él no lo quería. Eso es normal. Lo entiendo perfectamente. Tiene toda su familia allí, se crio allí. Toda su vida allí. Le dolió un poco cuando elegí Francia. Pero así es la vida. Hay decisiones, y esa fue la mía. Asumo la responsabilidad".

Su particular forma de ver el fútbol: "Para mí es un juego, un placer, y espero seguir así. Juego como cuando era niño. Lo único que cambia es la experiencia: tengo 29 años, no voy a jugar exactamente como a los 19. Corro con la cabeza, pero en el fondo no he cambiado”.

Su hermano Yassin: "¡Creo que es muy bueno, eh!. No sé si soy objetivo pero es muy bueno. Es como yo, pero diestro. Mi papá trabajaba en una fábrica de metal. Mi mamá trabajaba en una guardería cuidando niños. Siempre decían que trabajara duro en la escuela. Todo lo que estaba en mi cabeza era fútbol. Y, gracias a Dios, llegué allí".

Si no hubiera sido futbolista a qué se dedicaría ahora: "No sé. Sólo había un pensamiento: ser futbolista. Y después de retirarme, honestamente no sé qué haré. No me veo como entrenador, pero los jugadores siempre dicen eso y luego llegan... es porque nos gusta mucho el fútbol. Llevamos toda la vida en el fútbol y luego no sabemos qué hacer. No sé si a los 41 años seguiré jugando, como Joaquín, pero me gustaría. Todos lo haríamos".