Hueco blanco

Marc Bartra debuta en el Trabzonspor con una derrota para la esperanza

El ex del Real Betis entró en la segunda parte cuando su equipo perdía por 2-0 y acabó acortando distancias

Marc Bartra debuta en el Trabzonspor con una derrota para la esperanza
Marc Bartra, Trabzonspor. - ED
Estadio DeportivoEstadio Deportivo5 min lectura

El Bodo/Glimt, con su victoria por la mínima ante el Dinamo de Zagreb (1-0), y el Copenhague, que ganó 2-1 al Trabzonspor de Marc Bartra, tomaron ventaja tras los choques de ida de la última fase de clasificación de la Liga de Campeones con máxima igualdad entre el Rangers y el PSV Eindhoven, que firmaron un 2-2 con el que ambos equipos mantienen intactas sus opciones.

El Copenhague dio un paso adelante para acercarse a la fase de grupos. Junto al Trabzonspor, era el otro club que alcanzó la última fase de clasificación de forma directa. Y, ambos, se enfrentaron en el Parken Stadium. El conjunto turco, con Marc Bartra en el banquillo, dio un paso atrás en su objetivo de alcanzar por méritos propios por primera vez la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Ya la disputó en el curso 2011/12, pero lo consiguió porque el Fenerbahce fue descalificado por la UEFA por amañar partidos. Tomó su plaza y completó un buen papel. No perdió ninguno de sus seis partidos (Lille, Inter y CSKA), pero quedó tercero a sólo un gol de la clasificación.

Con aquel recuerdo ya lejano, a los jugadores del Trabzonspor les pudo la presión y ya en la primera parte cedieron terreno con un remate de Viktor Claessom, que aprovechó un centro de Falk Jensen para inaugurar el marcador. Tampoco reaccionó en el segundo acto, en el que Lukas Lerager, a los tres minutos hizo el segundo.

Sin embargo, la aparición de Anastasios Bakasetas en el último tramo, dio esperanzas a los hombres dirigidos por Abdullah Avci. Con un disparo desde fuera del área consiguió reducir distancias y el Trabzonspor tendrá la oportunidad de remontar la eliminatoria en Turquía.

Msrc Bartra, con un solo día en la entidad otomana, entró a los 13 minutos de la segunda parte, con 2-0 en contra, y jugó el tramo final del encuentro. Aparte del central catalán también debutó el macedonio Bardhi, recién llegado, igual que el ex del Real Betis.

El Bodo/Glimt, con ventaja sobre el Dinamo Zagreb

Por su parte, el Bodo/Glimt, después de eliminar al Klaksvik de las Islas Feroe, al Linfield irlandés y al Zalgiris lituano, se enfrentó al inicio de una eliminatoria que puede acabar en una clasificación histórica. Con anterioridad, jamás había participado en una Copa de Europa. Sin duda, el cuadro noruego estaba ante una oportunidad inigualable.

Su rival, el Dinamo Zagreb, por lo menos tenía a sus espaldas alguna leyenda. La última vez que participó en la fase de grupos de la Liga de Campeones fue hace sólo tres años, cuando no pudo con el City, el Atalanta y el Shakhtar. Y, antes, ganó una Copa de Ferias en 1967, perdió una final en 1962 ante el Valencia y alcanzó las semifinales de la Recopa en 1960.

El cuadro croata no tenía una cita fácil. El Bodo/Glimt, en el último año, ha sido capaz de crecerse ante equipos grandes. Lo sufrió en sus carnes el Roma en la Liga Conferencia, donde fue aplastado en Noruega con una derrota escandalosa en la fase de grupos (6-1) y donde perdió 2-1 en la ida de los cuartos de final.

El único tanto del partido lo logró Amahl Pellegrino, el cuarto en su cuenta particular desde que comenzó la fase de clasificación. Aprovechó un centro de Mvuka Mugisha para abrir el marcador de cabeza.

El PSV empata en Glasgow

Y en Glasgow, el Rangers, que sueña con repetir viejas historias continentales (ganó la Recopa en 1972 y llegó a otras dos finales de esa competición en 1961 y 1967) tendrá que sufrir en la vuelta si quiere llegar a la fase de grupos. Hasta ahora, ha sido un superviviente. Como ejemplo, la remontada que firmó en la anterior ronda ante el Royale Union. Perdió 2-0 en la ida y con un 3-0 en el Ibrox Stadium se ganó el derecho a enfrentarse al PSV Eindhoven.

El equipo neerlandés, campeón de Europa en 1988, acumula tres temporadas consecutivas sin jugar la fase de grupos de la Liga de Campeones. No quiere fallar en esta eliminatoria, otro curso más sin jugar en la elite continental podría ser una carga muy pesada. No consiguió un mal resultado. El 2-2 final dejó la eliminatoria abierta para la vuelta.