Estadio DeportivoHueco blanco

El reloj del Betis marca la hora de Félix Garreta

El joven central barcelonés, de sólo 18 años, confía en ser el siguiente en debutar con el Betis de Pellegrini, pues es un perfil que no hay en la plantilla y además el chileno ya es todo un experto derribando falsos mitos sobre la cantera

El reloj del Betis marca la hora de Félix Garreta
Félix Garreta lleva semanas ejercitándose con el primer equipo del Betis. - Lince
Aitor TorviscoAitor Torvisco5 min lectura

El reloj del Real Betis marca la hora de Félix Garreta. Es su momento. Luiz Felipe Ramos se lesionó antes del parón, Germán Pezzella está en el Mundial de Qatar con Argentina y Víctor Ruiz, que es el central que menos está contando para Manuel Pellegrini y además volvió con molestias de la gira por América del Sur, es el único zaguero zurdo de la plantilla. El joven canterano, de sólo 18 años, lleva semanas trabajando con el primer equipo y ha transmitido muy buenas sensaciones en los últimos amistosos, apuntando con fuerza a seguir la estela de Juan Cruz, Enrique Fernández y Dani Pérez con el estreno oficial con los 'mayores'.

Y no sólo para debutar con el primer equipo, sino puede que incluso para quedarse si las cosas salen bien. Pellegrini lleva tiempo derribando un falso mito sobre la cantera del Betis y la juventud de Félix no tiene por qué ser un impedimento, pues el club ya fichó recientemente a jugadores como Emerson Royal o Diego Lainez cuando tenían la misma edad que él. El central catalán ha convencido al técnico chileno, que ve en él un jugador para ir entrando poco a poco en la dinámica bética y un gran candidato a ser ese central zurdo que no llegó en verano, siempre sin perjudicar al filial y sin obstaculizar el crecimiento del barcelonés.

La opción está sobre la mesa, sobre todo teniendo en cuenta que la situación económica de la entidad no da para pensar en fichajes invernales, y ESTADIO Deportivo ha querido pulsar la opinión de los aficionados heliopolitanos. En este sentido, en la #EncuestaHelvetiaED, un mayoritario 60 por ciento se ha mostrado a favor de la continuidad de Félix en el primer equipo, aunque alterne con el filial cuando Pellegrini no le necesite. El 40% restante aboga por ser pacientes y seguir el camino contrario: dejarle crecer en el Betis Deportivo -el año pasado estaba en el Juvenil y cumple su tercer curso en la cantera tras llegar del Damm- para convocarle sólo cuando el primer equipo tenga bajas en defensa.

La cantera de Pellegrini: si suben es para quedarse

Juan Cruz (22), ante el Almería en octubre, fue el primer jugador del Betis Deportivo en dar el salto esta 22/23 y se convirtió en el sexto canterano que debutaba con el primer equipo del Real Betis en estos dos años y medio con Pellegrini a los mandos. Le siguieron Enrique Fernández (19 años), que jugó en Bulgaria ante el Ludogorets tras pedir Guido el cambio por lesión y fue el séptimo, y el también centrocampista Dani Pérez (17), que participó en el duelo de la última jornada de la Europa League ante el HJK Helsinki pasando a ser el octavo debutante.

En ambas convocatorias estaba Félix Garreta (18), que después de rendir a un gran nivel en la gira y convencer al entrenador, seguirá teniendo minutos en los tres nuevos amistosos de diciembre y medirá la posibilidad de ser ese fichaje invernal con opciones reales de jugar en la segunda vuelta. Si algo caracteriza a Pellegrini es que, cuando sube a un canterano es para que juegue. Ahí está Juan Cruz para corroborarlo.

Antes que el extremo hispano-argentino, vivieron su estreno de la mano de Pellegrini Fran Delgado, Paul Akouokou, Rodri Sánchez, José Manuel Calderón y Kike Hermoso; aunque también cabe ampliar esa lista con otros dos que se han estrenado en Primera división con él: Juan Miranda, cedido por el Barça y luego fichado a coste cero, y Rober González, que después de dos años en Las Palmas prueba ahora suerte en el Alavés.

Incluso, se puede considerar el tutor bético de otros canteranos como Edgar González, que se estrenó con Quique Setién, tuvo peso con Rubi y se ganó un sitio tras su préstamo en el Real Oviedo, y Aitor Ruibal, quien peregrinó por todas las categorías de España tras debutar también con Setién hasta que Pellegrini le echó el lazo para convertirle en el comodín de su plantilla. Es decir, la gran mayoría se acaba asentando. El ojo clínico de Pellegrini no falla. Y ahora mismo centra su mirada en Félix.