Hueco blanco

En Turquía, Lombardía y el Ródano no pierden la esperanza por Carvalho: así está todo con él y el Betis

En la planta noble del Villamarín preferirían que abaratara el fichaje de Aouar, pero lo soltarán al mejor y más tempranero postor

En Turquía, Lombardía y el Ródano no pierden la esperanza por Carvalho: así está todo con él y el Betis
El luso-angoleño, ante el Marsella. - RBB
Óscar MurilloÓscar Murillo4 min lectura

El futuro de William Carvalho parece inevitablemente lejos de Heliópolis. Al menos, mientras no imponga su derecho a quedarse, pese a que su renovación se considera ya imposible en las oficinas del Benito Villamarín, donde le han ofrecido hasta en dos ocasiones ampliar la vinculación actual como mínimo hasta 2025, como han hecho Álex Moreno o Diego Lainez, o preferiblemente más allá, pero siempre y cuando se renegocien a la baja sus emolumentos, de 2,5 millones de euros netos por campaña. Si, al igual que ocurrió en las anteriores ventanas, el internacional portugués se cierra en banda a una salida, se verá otro 'caso Mandi', ya que termina contrato dentro de once meses y podrá negociar sin tapujos con quien desee desde el próximo día de Año Nuevo.

Las razones del nacido en Angola son poderosas. Su segundo hijo nacerá dentro de unos meses; tanto él como su esposa y el pequeño Bryan se encuentran felices y asentados en tierras sevillanas, por lo que no pretenden experimentar ni con un país diferente ni con un hogar distinto. Tampoco con una sanidad cuyo funcionamiento allende las fronteras hispalenses desconocen. Además, con el Mundial de Qatar incrustado a mitad de curso, arriesgar con un equipo en el que no ser fijo desde el inicio supondría poder perderse la presencia en la magna cita. Por último, quiere disputar competiciones europeas, al tiempo que ya le cuesta que los interesados lleguen a sus altas pretensiones monetarias, que pasarían por mejorar sustanciosamente lo que percibe aquí y asegurarse un gran contrato.

Según ha podido saber ESTADIO Deportivo, William tiene detrás en estos momentos a cinco clubes diferentes, uno de los cuales no ha salido a la luz. El Nottingham Forest y el Monza le darían los tres millones de euros netos y el contrato hasta 2025 que han solicitado sus agentes al ser cuestionados; el Lyon trataría de salvar las diferencias existentes con una campaña más y unas llamadas convincentes de sus altos ejecutivos... y el Galatasaray no ha renunciado a contratarle, por mucho que su entrenador, Okan Buruk, admitiera públicamente que no llegan a lo que el mediocentro pide. Incluso, algunos medios turcos dan por hecho el acuerdo con el jugador, a expensas de que el Betis rebaje su precio de traspaso, cifrado en 8 kilos, diez en el caso de que se solicite pagarlo en dos o tres plazos.

El presunto 'Me gusta' de Carvalho a una publicación del perfil oficial del conjunto estambulita ha despertado las especulaciones sobre el hipotético pacto bipartito, que no reconocen a ED fuentes de la operación. Tampoco consta en La Palmera una nueva intentona por parte de alguna de las cinco entidades referidas. El Forest presentó una propuesta ínfima por el pack '14-15' (WC-Álex Moreno), de apenas diez millones, rechazada de plano desde Heliópolis, donde insisten en que el centrocampista vale 8-10 y que el lateral zurdo, no menos de 15. Prometieron reconsiderarlo, pero nada de momento desde Inglaterra. El Monza sondeó a Cordón, tras hablar con Media Base Sports, con la esperanza de terminar convenciendo a William de enrolarse en un recién ascendido a la Serie A, al tiempo que el Lyon ve con buenísimos ojos incluirle en el trato con Aouar, si bien el montante final no convence al Betis ni la idea de mudarse al departamento del Ródano, a Carvalho.