Estadio DeportivoHueco blanco

Mágico González y su relación de amor con Cádiz

El ex jugador de El Salvador habla en los medios oficiales del Cádiz CF sobre el cariño de la Tacita de plata hacia él

Mágico González y su relación de amor con Cádiz
Mágico González - CCF
Jesús MejíasJesús Mejías4 min lectura

Mágico González está considerado para muchos el mejor jugador en la historia del Cádiz Club de Fútbol y uno de los más habilidosos en la historia del deporte rey. El salvadoreño, un auténtico ídolo en la Tacita de plata, concedía una entrevista a los medios oficiales del club en la que repasaba su trayectoria vestido de amarillo o el cariño que le tuvo siempre la ciudad, entre otros.

Cuestionado sobre su estancia en Cádiz, decía el ex futbolista que es ”esencial para mí. Estás y no lo crees. Es algo demasiado para mí. Mi manera de sentirlo, cómo quiero disfrutarlo, cómo lo quiero pasar. Es algo muy difícil de decir con palabras, se me hace complicado poderlo explicar porque es algo grandioso para mí. Siempre podré agradecer estar aquí en Cádiz. Ojalá podamos mantenerlo todo en la mejor situación, con el mejor sentimiento para el Cádiz Club de Fútbol. Intentaré dar lo mejor de mí para con el prójimo como siempre he hecho”.

Una historia de amor entre Mágico y Cádiz. “Pienso que ha sido una cosa de Dios. Ha sido algo divino para mí. Quieras o no, ha venido a hacer una función en la cual aun con mi edad, después de tanto tiempo, sigo agradeciendo a Cádiz Club de Fútbol. Sigo queriendo, disfrutando, anhelando y hasta me siento orgulloso de haber podido estar en Cádiz. La manera de ser del gaditano es especial para mí. Ahí está la unión que ha habido conmigo, con el jugador, con el salvadoreño”.

El cariño de la ciudad al jugador: “Es la manera de ser y tal vez, en ciertas formas, ha sido mi manera de hacer las cosas. En este caso futbolísticamente hablando. Nunca pretendí mucho de Cádiz, nunca pretendí casi nada, solo tener la oportunidad de que se me dejara jugar para el equipo porque presentía y sentía que era una linda oportunidad para este salvadoreño estar haciendo las cosas para su pequeño país, en este caso El Salvador. Por ahí también ha venido lo lindo, lo especial. Cómo Cádiz sigue queriéndome decir algo. Cádiz sigue tratándome bien, queriéndome dar algo que siente que no he sabido cobrar, y no, no es así, me siento complacido de haber podido y querido dar lo mejor de mí para Cádiz. Hay un agradecimiento muy grande de mi parte hacia Cádiz, esto es algo de vida, esto es para siempre”.

La unión entre Cádiz y El Salvador. “Igual de joven no supe ver el fútbol como debía para mis intereses. Veo que el Cádiz tiene la intención de decirme que siempre me merecí más por haber pertenecido a este equipo, siempre he sentido una mano de amigo para con el salvadoreño. No es que esto ayude a El Salvador, sino que lo que pasó en los 80’ era porque en el fondo de mi alma, de mi corazón y mi mente quería estar haciendo por nuestro país. La única manera de hacerlo era jugando al fútbol. Otros salvadoreños como yo hacían sus obligaciones, sus tareas en otros ámbitos. En este caso, a mí me tocó desde el fútbol y siempre tuve esa mentalidad. Querer estar en Cádiz, querer estar en un equipo desde donde pudiera hacer algo por mi país. Quise jugar al fútbol por mi país. He sido como he sido y nadie puede ser como no es, pero aquí estoy ayudando también a mi país de la manera en lo que pueda”.