El Celta mantiene su decisión sobre Rafa Benítez

El conjunto gallego tiene plena confianza en el entrenador a pesar de los malos resultados del equipo

El Celta mantiene su decisión sobre Rafa Benítez
Rafa Benítez durante un partido con el Celta de Vigo - Cordon Press
Luisma SánchezLuisma Sánchez 3 min lectura

Los números actuales que exhibe el Celta de Vigo habrían sido motivo de despido inmediato para su entrenador en los últimos años en el club vigués, especialmente durante los meses de noviembre en las temporadas pasadas. Técnicos con mejores resultados que Rafa Benítez fueron despedidos en estas fechas. Sin embargo, el técnico madrileño no se encuentra en esa situación y cuenta con la plena confianza de la dirección deportiva del club.

En la parte de la dirección del club, encabezada por Marián Mouriño, mantienen la confianza en el ocupante del banquillo. A pesar de los resultados, afirman estar convencidos de que es el entrenador que logrará superar la delicada situación actual. Le confiaron un proyecto a largo plazo con tres años de contrato, y no planean dar por terminado el acuerdo a los cuatro meses de iniciado.

Para llegar a esta conclusión, se apoyan en el desempeño de Rafa Benítez, que consideran satisfactorio. Creen que es un equipo bien trabajado y confían en que los resultados con el tiempo mejorarán. Destacan la dedicación del entrenador, su capacidad para elevar el rendimiento del equipo y su sólida trayectoria. También reconocen las limitaciones del grupo bajo su dirección y planean mejorar el equipo en la medida de las posibilidades económicas, especialmente a partir de 2024.

Atribuyen la posición de descenso a errores arbitrales y momentos específicos de la plantilla, pero creen que la situación se revertirá en algún momento, con suerte, de manera inminente. Como primer objetivo está llegar a las navidades fuera de la zona de descenso y con un margen de puntos respecto a los tres últimos clasificados.

Además, son conscientes de que el despido de Rafa Benítez sería inviable sin un acuerdo previo entre ambas partes. Los tres años de contrato, junto con un salario elevado que representa una carga financiera significativa para el Celta, hacen que rescindir el contrato sea económicamente desafiante.

"Es normal la ansiedad si analizamos el ambiente y lo que se va produciendo durante el partido. Fuimos un equipo que quería ganar con toda la fuerza que pone para ello. Terminamos con un penalti que luego puedes discutir si él va a jugar el balón y lleva el brazo abierto. ¿Qué quieres? ¿Que se lo pegue a la espalda? Lo triste es que se nos repite una semana tras otra y las dos últimas ha sido más claro. Hay que felicitar al equipo por mantener esta intensidad, espíritu y buen juego y crear ocasiones y meterlas", decía Rafa Benítez tras la última derrota frente al Athletic Club.

Unete a nuestro canal de Whatsapp Únete a nuestro canal de Telegram