Estadio DeportivoHueco blanco

El precedente que puede salvar a Gabri Veiga de una sanción mayor

El talentoso atacante del RC Celta de Vigo arremetió con la pantalla del VAR que hay al lado del terreno de juego, a la que propinó una patada, después de ser expulsado en la primera parte

El precedente que puede salvar a Gabri Veiga de una sanción mayor
Gabri Veiga, futbolista del RC Celta, se ha podido librar de una sanción mayor. - UES
Rafa CalaRafa Cala3 min lectura

Gabri Veiga, futbolista del RC Celta de Vigo, ha sido el gran protagonista en clave positiva y negativa de su equipo en el partido que disputó contra la UD Almería que finalizó 3-1 a favor del conjunto andaluz. El talentoso atacante anotó el 0-1 que le dio la ventaja a la escuadra gallega para posteriormente ser expulsado por un pisotón evitable en una jugada en el centro del campo durante la primera parte que propició su expulsión después de que Del Cerro Grande, árbitro de la contienda, consultara el VAR. Una tarjeta roja que trajo consigo el cabreo del futbolista que arremetió duramente contra la pantalla del VAR a la que le dio una patada cuando abandonaba el terreno de juego lo que pudo haberle costado un castigo mayor del que se librará finalmente.

Así pues Gabri Veiga se perderá, en principio, solamente el partido que el RC Celta de Vigo jugará contra CA Osasuna el próximo sábado a partir de las 18:30 horas que se jugará en el estadio de Balaídos después de que Carlos del Cerro Grande, árbitro del encuentro UD Almería - RC Celta de Vigo, haya omitido en el acta el incidente de la patada del canterano del Celta a la pantalla de VAR que hay instalado justo al lado del terreno de juego.

'En el minuto 31 el jugador (28) Veiga Novas, Gabriel fue expulsado por el siguiente motivo: Pisar a un adversario intencionadamente a la altura de la tibia, empleando fuerza excesiva. Estando el balón en juego pero no a distancia de ser jugado', ha escrito solamente Del Cerro Grande sobre la expulsión de Gabri Veiga por lo que el Comité de Competición, remitiéndose al código disciplinario sólo suspenderá al canterano con un partido.

Hay un precedente similar a este caso de Gabri Veiga. Ocurrió en junio de 2020 cuando Nabil Fekir fue expulsado con el Real Betis en un choque de LaLiga contra el Villarreal CF por doble amarilla. El francés le dio un puñetazo a la pantalla del VAR cuando se marchaba del terreno de juego que no fue reflejado en el acta por Gil Manzano, colegiado del choque, siendo Fekir, posteriormente, sancionado con un sólo partido que es lo que en principio le debe ocurrir al joven Gabri Veiga, el cual debería estar disponible para el partido contra el Rayo Vallecano, que será el último liguero antes del parón provocado por el Mundial de Qatar 2022.