Real Sociedad 1-1 Mallorca: Los penaltis le dan al Mallorca su billete merecido para la final de Sevilla

Una eliminatoria igualada de principio a fin acaba decidiéndose desde los once metros, donde Oyarzabal fue el único que erró. El meta Greif detuvo dos lanzamientos desde el punto fatídico, uno de ellos durante el tiempo reglamentario

Real Sociedad 1-1 Mallorca: Los penaltis le dan al Mallorca su billete merecido para la final de Sevilla
Los jugadores del Mallorca, celebrando el gol de Gio. - Cordon Press
Alberto GálvezAlberto Gálvez 5 min lectura
R. Sociedad

R. Sociedad

Liga de Campeones por M+ Finalizado1 - 1

Mallorca

Mallorca

El Mallorca estará en la final de la Copa del Rey que se disputará el próximo 6 de abril en el Estadio Olímpico de La Cartuja (Sevilla) tras el resultado conseguido hoy y el 0-0 cosechado en el partido de ida. Y lo hará 21 años después de su última final.

Con un ambiente de gala y dos equipos muy intensos comenzó la vuelta de estas semifinales que tuvo de todo. Sorprendieron ambos técnicos con sus alineaciones reservándose a sus goleadores, Oyarzabal y Muriqi. Aunque en el caso del jugador realista su suplencia está más justificada porque venía de recuperarse de una lesión.

El choque comenzó con muchas imprecisiones y mucha intensidad. El Mallorca se mostró más valiente y con una chispa más en las anticipaciones. La Real salió a dominar el balón y lo hizo, pero sin crear peligro. El primer disparo a puerta llegaría casi a la media hora de juego, obra de Zakharyan. Pero en la recta final del primer tiempo se produjo una jugada que pudo ser decisiva. Kubo, desaparecido hasta entonces puso en centro que golpeó claramente en el brazo de Raillo y Gil Manzano pitó penalti.

Brais Méndez tomó el balón y decidió lanzarlo flojo y al centro, convirtiendo a Greif en el primer héroe de la noche. Aguantó bien el meta mallorquinista y desvió con su pierna el esférico. Con este jarro de agua fría se marcharon los realistas al descanso, mientras que los bermellones se fueron directamente a felicitar a su portero.

Ya en la segunda mitad, Imanol dio entrada a Becker por André Silva para buscar un juego más directo, pero quien fue directo a ponerse por delante en el marcador fue el Mallorca. Una triangulación en la banda izquierda fue aprovechada por Jaume Costa para poner un centro al segundo palo donde el uruguayo Gio González entró con todo, picando el balón y poniéndosela imposible a Remiro (51').

Y sin tiempo que perder, Aguirre dio entrada a Muriqi e Imanol a su hombre talismán, Oyarzabal. Y ocho minutos tardó el realista en aprovechar una asistencia magistral de Brais para poner el 1-1 en el 70'.

De ahí al final del tiempo reglamentario, la Real fue muy superior y lanzó una decena de córners, sin embargo, la más clara la tuvo Jaume Costa tras el enésimo error de Traoré.

En la prórroga, la jugada clave y polémica del partido en la primera parte del tiempo extra. Un doble remate de la Real fue sacado en boca de gol por Samu Costa. Y en el segundo, el jugador mallorquinista estaba completamente metido en su portería, pero el VAR y Gil Manzano decidieron que no tenían imagen clara para conceder el segundo gol de la Real Sociedad.

Al final, los penaltis terminaron dándole el billete para la final al Mallorca (4-5) tras una tanda en la que sólo falló Oyarzabal, quien pasó de héroe a ser el verdugo de su equipo.

Ficha técnica:

Real Sociedad: Remiro, Javi Galán (Tierney 90'), Le Normand, Zubeldia, Traoré, Zakharyan (Oyarzabal 62'), Merino (Olasagasti 103'), Zubimendi, Brais Méndez (Turrientes 79'), André Silva (Becker 46') y Take Kubo (Sadiq 103').

Mallorca: Greif, Gio, Valjent, Raíllo, Copete, Jaume Costa (Lato 98'), Samu (Mascarell 105'), Antonio Sánchez (Morales 72'), Dani Rodríguez (Darder 98'), Abdón (Muriqi 61') y Larin (Radonjic 105').

Goles: 0-1 (51') Gio; 1-1 (70') Oyarzabal.

Penaltis: (4-5)

Árbitro: Gil Manzano (extremeño). Amonestó al local Le Normand; y a los visitantes Copete, Jaume Costa y Muriqi.

Incidencias: 40.000 espectadores en el Reale Arena.