Hueco blanco

Las notas del Real Madrid ante el Eintracht en la final de la Supercopa

El equipo merengue estuvo muy serio y no dio opción al campeón de la Europa League; el resultado pudo ser, incluso, mayor

Las notas del Real Madrid ante el Eintracht en la final de la Supercopa
El Real Madrid, ante el Eintracht. - UES
Estadio DeportivoEstadio Deportivo7 min lectura

El Real Madrid se impuso en la Supercopa de Europa frente al Eintracht de Fráncfort (2-0) con el once inicial que ganó la final de la ‘Champions’ y en el que Benzema y Courtois demostraron ser los mejores en su puesto, y en el caso del francés del mundo, y con un Éder Militao que jugó a gran nivel para defender el suyo.

La llegada del alemán Antonio Rüdiger amenazaba su posición, pero el brasileño aprovechó el primer partido oficial de la temporada para marcar territorio.

COURTOIS (8):

Siempre aparece Courtois, la tónica de la pasada temporada que se mantiene en el primer partido oficial de la temporada 2022/23. Calentó con una parada a Lindstrom en el minuto 11 en una acción anulada por fuera de juego y tres minutos después volvió a intervenir, esta vez con validez, ante Kamada. El muro que echó por tierra las pocas opciones alemanas. Además, en salida de balón estuvo perfecto. Confiado con su pierna menos buena, la derecha, y perfilándose bien para hacer valer su zurda.

CARVAJAL (5):

Correcto y agradeciendo cada ayuda de Valverde en el costado derecho. Además, en ataque ambos se entienden a la perfección y varían las diagonales interiores con apurar línea de fondo. El no tener a Kostic, quien ultima su fichaje por el Juventus de Turín, le hizo tener una noche más plácida en Helsinki.

MILITAO (9):

Exhibición de virtudes de Militao. Anticipación, corrección, contundente al corte… amargó la vida a Rafael Santos Borré, el gran peligro ofensivo, a priori, del Eintracht. Factor corrector en cada momento y siempre concentrado atrás. Si mantiene este nivel, Rüdiger va a tener complicado quitarle el puesto.

ALABA (6):

El gol le sirvió para tapar sus errores en defensa. Estuvo listo leyendo la jugada y llegando solo al área pequeña en la acción del 1-0, pero esta inteligencia fue justo la que le faltó en su faceta principal, la defensa. El austriaco medio mal en el minuto 14 y 51 al tirarse abajo e intentar anticiparse a campo abierto, dejando vendidos a sus compañeros.

MENDY (5):

Mendy dejó en cuatro minutos dos acciones que le definen. La primera, saliendo de dos rivales con un caño que ya se ha hecho viral en redes sociales; la segunda, perdiendo el balón ante la presión del Eintracht por confiarse con el balón en los pies. No siempre le sale bien arriesgar. Sin gran trabajo atrás estuvo correcto y con apenas presencia ofensiva.

CASEMIRO (8):

Si Militao amargó la noche a Santos Borré, Casemiro hizo lo propio con los duelos a los que no podía llegar su compatriota. Contundente, marca de la casa, se impuso físicamente a todos sus rivales. Además, en ataque dio la asistencia a Alaba y en el m.60 estuvo a punto de marcar en un disparo que se estrelló en el travesaño.

KROOS (6):

El alemán sumó su quinto título de Supercopa este miércoles. Junto a Modric demostró que, en control de juego y calidad, esa nueva generación que aprieta por detrás en el Real Madrid va a tener que remar mucho mientras Kroos quiera seguir jugando -con contrato hasta el 30 de junio de 2023-.

MODRIC (7):

En la rueda de prensa previa al partido advirtió que rotar o bajar su nivel no estaba en sus planes a pesar de que está a menos de un mes de cumplir 37 años. Palabras que convirtió en hechos en Helsinki. Llevó el tempo del partido, el que le interesa a un Real Madrid que no imprime un ritmo alto, dejó varios pases con el exterior para el disfrute de los amantes del fútbol y salió aplaudido del estadio.

VALVERDE (7):

Indiscutible en partidos grandes, y este miércoles volvió a demostrar por qué. Como la carrera que se pegó para asistir a Vinicius en la final de ‘Champions’ de París, en Helsinki lo hizo como rutina. 65 minutos de extremo derecho, ayudando a Carvajal en defensa en cada acción, y los diez siguientes en el centro del campo en el que siguió rompiendo líneas hasta que el físico le dijo basta.

BENZEMA (7):

El francés tiene esa aura de jugador especial que hace que en un día normal en la oficina se vaya con un gol y un récord más en el bolsillo, al colocarse en solitario en la segunda posición de goleadores históricos del Real Madrid (324) superando a Raúl González Blanco. Estuvo generoso con Vinicius, al que le faltó suerte, y tras fallar un disparo dentro del área con el exterior en el minuto 41, en el m.65 no perdonó y con ayuda de un Trapp que vio tarde el balón hizo el 2-0 que sentenció el partido.

VINICIUS (6):

Poco le faltó al brasileño para repetir tanto, tras hacerlo en la final de París que llevó al Real Madrid a ganar la ‘Champions’ y tener el derecho de jugar una Supercopa de Europa que añadió a sus vitrinas este miércoles. Primero en un disparo en el m.17 que su compatriota Tatu sacó casi bajo palos y 20 minutos más tarde con un buen tiro al palo largo que Trapp sacó bien estirándose abajo. --

RODRYGO (5):

25 minutos tuvo el brasileño y estuvo activo para darle energía fresca a la banda derecha.

CAMAVINGA (5):

Correcto en el centro del campo, imponiendo su físico y calidad para sacar el balón.

RÜDIGER (S.C):

Debutó con el Real Madrid en partido oficial y tras actuar como lateral izquierdo, central izquierdo y central derecho en la pretemporada este miércoles lo hizo como lateral derecho.

CEBALLOS (S.C):

Disputó cinco minutos.

TCHOUAMÉNI (S.C):

Disputó cinco minutos, debutando en partido oficial con el Real Madrid.

EFE