Hueco blanco

Oyarzabal vuelve a correr... con la NASA de por medio

El futbolista de la Real Sociedad ve cada vez más cerca su recuperación y ya ha podido pisar el césped de Zubieta

Oyarzabal vuelve a correr... con la NASA de por medio
Imagen del anuncio de su lesión de Mikel Oyarzabal - @mikel10oyar
Luisma SanchezLuisma Sanchez3 min lectura

El pasado 17 de marzo, Mikel Oyarzabal se rompió el ligamento cruzado anterior de su pierna izquierda en un entrenamiento con la Real Sociedad. Esa zurda con la que tanto ha brillado siempre el jugador vasco se ha apagado durante un tiempo a consecuencia de su lesión. El equipo se encontraba preparando un partido crucial frente al Sevilla. Ahora, aunque con el Mundial de Catar a la vuelta de la esquina, el capitán txuri urdin ve más cerca su recuperación.

Casi cinco meses se cumplen ya de su lesión y consta que Mikel Oyarzabal tiene ansias por poder recuperarse cuanto antes. En esta semana ha trotado por el campo de Zubieta, como ha podido informar El Diario Vasco. El futbolista ha completado algunos ejercicios más.

El principal objetivo era fortalecer la musculatura en la zona afectada por la lesión. Se ha podido ver en varias ocasiones cómo Mikel Oyarzabal colgaba imágenes montado en una bicicleta dando muestras de pedaleo continuo. Aunque también se ha machacado bastante en el gimnasio para no perder la forma. Ya corre en Zubieta, aunque con ayuda de una máquina utilizada por la NASA.

La maquinaria consiste en un sistema antigravedad y está especializada en roturas del tipo que sufre el internacional español. Los astronautas solían utilizar dicha tecnología para entrenarse en el espacio. Esta máquina reduce en peso en sí del propio jugador, haciendo que la pisada sea de un peso menor sobre el suelo. Así no sufrirá tanto a la hora de sufrir un leve contacto.

Además, ayer se atrevió incluso a tocar balón. No de la misma forma que sus compañeros evidentemente, pero sí devolviendo algunos balones con su zurda que salían por la línea mientras observaba el trabajo de sus compañeros sobre el verde.

El objetivo de Mikel Oyarzabal por supuesto es estar recuperado, pero el Mundial está ahí y el jugador ha sido uno de los fijos siempre en las convocatorias de Luis Enrique. Su juego hace avalar los pensamientos del técnico asturiano. Su sueño es llegar a estar en el Mundial, aunque será algo complicado, ya que puede que llegue muy justo sin apenas estar rodado del todo en la competición liguera y en la Europa League, donde estará su equipo por tercer año consecutivo.