Hueco blanco

La rompió en Deportivo y Granada, el Sevilla lo vendió a precio de oro, pero su futuro ahora pinta negro

La Real Sociedad pagó por él unos diez millones de euros en enero de 2021, pero las lesiones le han lastrado y ahora con las llegadas de Sorloth y Sadiq al equipo de Anoeta tiene muy complicado jugar

La rompió en Deportivo y Granada, el Sevilla lo vendió a precio de oro, pero su futuro ahora pinta negro
Carlos Fernández tiene ahora difícil jugar en la Real Sociedad tras los fichajes de Sorloth y Sadiq. - ED
Antonio RamosAntonio Ramos4 min lectura

Era uno de los futbolistas más prometedores de España. Un goleador que empezaba a consolidarse en la élite tras quemar etapas de forma escalonada y correcta, pero llegó un momento en que todo se rompió para un Carlos Fernández que no termina de levantar cabeza en una Real Sociedad que parece que ya se ha cansado de esperarle, puesto que, a pesar de la marcha de Alexander Isak al Newcastle United, las llegadas de Alexander Sorloth y Umar Sadiq le dejan casi sin hueco y sin posibilidades para jugar en un equipo que en su día se gastó en él casi 10 millones de euros.

No están siendo nada fáciles estos años para Carlos Fernández, quien en las temporadas 2018/2019 y 2019/2020 se convirtió en una de las grandes joyas del fútbol español, llegando incluso a opositar su candidatura para ir convocado con la selección española. El ariete sevillano estuvo ese primer curso futbolístico cedido en el Deportivo de La Coruña en donde fue el líder de la delantera, anotando 10 goles, quedándose a las puertas de ascender a Primera división.

Posteriormente se marchó al Granada CF en donde Diego Martínez le exprimió al máximo sacando todo su potencial y mejor fútbol. Carlos Fernández marcó 14 goles y fue parte fundamental para que el equipo nazarí se convirtiera en una de las revelaciones de LaLiga.

Ese gran nivel le valió para regresar al Sevilla FC, que lo cedió a estos dos equipos, pero Julen Lopetegui nunca llegó a confiar en él, por lo que en enero de 2021, tras unos meses en el Sevilla FC fue traspasado a la Real Sociedad por 10 millones de euros más dos en variables. Un precio que desgraciadamente Carlos Fernández no ha podido justificar porque no ha tenido demasiada suerte con su salud.

Desde que aterrizó en la Real Sociedad, de eso hace ya temporada y media, Carlos Fernández sólo ha disputado 13 partidos en total, marcando un sólo gol al Sevilla FC curiosamente. Luego una grave lesión de rodilla le ha mantenido fuera de juego y ahora otra en el muslo no le termina de permitir volver a la disciplina de grupo.

En todo este tiempo, la Real Sociedad ha ido creciendo progresivamente en el aspecto deportivo, viendo como Alexander Isak ha crecido tanto que ha sido vendido por casi 70 millones de euros al Newcastle United. Ahora llegan Alexander Sorloth y Umar Sadiq para potenciar la delantera de los de San Sebastián y ponerle las cosas más difíciles a un Carlos Fernández que tendrá que convencer a un Imanol Alguacil que se mostró muy feliz por sus nuevos fichajes, explicando qué quiere de sus delanteros. "Los que me gustan son los delanteros que compiten y los que se dejan todo por defender esta camiseta. Con eso me conformo. Cada uno tiene sus características. De nada me vale que midan 190 centímetros si no son agresivos. De lo que se trata es de sacar todas las virtudes a los jugadores que tenga. Puedes ser muy alto y no ser agresivo y a la hora de decidir, prefiero poner al que mide 1,60 metros antes que a jugadores que cierran los ojos a la hora de despejar en un córner".

Ahora todo está en los pies de Carlos Fernández, y en su salud, pero con las llegadas de Alexander Sorloth y Umar Sadiq su futuro pinta negro en una Real Sociedad con la que tiene contrato hasta el 30 de junio de 2026.