Estadio DeportivoHueco blanco

El Comité de Árbitros le da la razón al Sevilla

Mundo Deportivo asegura que están sorprendidos con la decisión del colegiado madrileño Del Cerro Grande en la acción del Papu Gómez

El Comité de Árbitros le da la razón al Sevilla
Del Cerro Grande, en el Osasuna-Sevilla. - ED
Antonio José MedinaAntonio José Medina4 min lectura

"Ha venido un penalti complejo, difícil de entender, sobre todo después de habernos dicho en la última reunión Medina Cantalejo que iban a tratar erradicar los ‘penaltitos’, que los penaltis tienen que ser un acto de injusticia y contundente porque evidentemente marca un partido. Y hoy, en una acción intrascendente que no adivino sinceramente a entender qué ha pitado. Ha pitado penalti, pero no sé por qué. Nos han dicho una cosa y, en la primera jornada, ocurre lo contrario", se lamentaba Julen Lopetegui al final del partido sobre la jugada entre el Papu Gómez y Moncayola que Carlos del Cerro Grande consideró suficiente para pitar penalti.

Apenas se ha jugado un partido de Liga y volvía el debate de la pasada campaña. ¿Qué es penalti y que no? Sobre todo porque el presidente del Comité de Árbitros, Luis Medina Cantalejo, había dejado claro apenas 72 horas antes que los penaltis que no fueran contundentes no se iban a pitar. Y éste no solo no lo era, sino que había dudas de hasta si el Papu le había golpeado a su rival.

Y, aunque sea por esta vez, el Comité de Árbitros ha dejado de lado su corporativismo y le da la razón al Sevilla FC frente al árbitro madrileño. Así lo asegura Mundo Deportivo, quien cita fuentes del propio CTA y señala que en éste no se explican la decisión de Del Cerro, que va en contra de lo que llevan defendiendo en los últimos meses desde el colectivo arbitral.

La critica se extiende al colegiado del VAR, Soto Grado pues tampoco "se explican por qué no avisó al colegiado de campo para hacerle ver del error en el que incurrió con su decisión, instándole a que fuera a revisarlo al monitor de campo" y pudiera comprobar por sí mismo que, si hubiera habido contacto, éste sería mínimo, no como para que el futbolista cayera como se cayó.

Del Cerro Grande, de hecho, no sólo consideró que había habido contacto sino que este había sido violento. "En el minuto 72 el jugador (24) Gomez, Alejandro Dario fue amonestado por el siguiente motivo: Golpear a un contrario con el brazo en el cuello de forma temeraria en la disputa del balón", publicaba en el acta. Eso fue lo que vio supuestamente, pero la realidad es muy diferente, de ahí que el riojano Soto Grado debiera haberle avisado.

"No hay imagen donde se vea que es penalti. Es un penalti que nadie ha visto y que, por más veces que lo veo, lo entiendo menos", señalaba José Castro al final del partido. El problema es que el árbitro del Osasuna-Sevilla no lo vio por imágenes sino en directo y no le avisaron o no lo quiso ver por el monitor. Si lo hubiera visto a lo mejor este sábado no habría empezado el debate de todos los años.