Hueco blanco

Entre la preocupación por la defensa y la tranquilidad que ofrece Monchi

El director deportiva pretendía tener esta semana cerrado también al nuevo central además del lateral zurdo, y Marcao todavía no ha podido incorporarse al grupo por sus molestias

Entre la preocupación por la defensa y la tranquilidad que ofrece Monchi
Entre la preocupación por la defensa y la tranquilidad que ofrece Monchi - Lince.
Fernando RuizFernando Ruiz3 min lectura

El Sevilla Fútbol Club ha vendido en este mercado de fichajes a dos de sus piezas de la columna vertebral del equipo durante las tres últimas temporadas. La marcha de Diego Carlos y Jules Koundé ha dejado, sin duda, una gran cantidad de dinero en las arcas sevillista, que de cumplirse además los bonus por la venta de Koundé rozarían los 100 millones de euros, pero deportiva, sin duda, el equipo de Julen Lopetegui queda muy mermado.

Hace unas semana llegó el brasileño Marcao, sin la misma presencia física que Diego Carlos, eso es complicado, pero de un perfil muy parecido al del ahora futbolista del Aston Villa. Todavía no ha podido debutar el nuevo fichaje nervionense debido a unos problemas musculares, y aunque todo hacía indicar que estaría listo para debutar en el Trofeo Antonio Puerta, lo cierto y verdad es que todavía hoy sigue ejercitándose en solitario, por lo que su presencia el sábado está casi descartada.

Por Jules Koundé aún no ha llegado nadie, aunque la intención de Monchi, tal y como reconoció en una reciente entrevista, era tenerlo en Sevilla esta misma semana. Thilo Kherer y Victor Nelsson son los dos nombres que más están sonando en estos días como posibles refuerzos, amén de un Eric Bailly en clara desventaja. Sea como fuera, actualmente Lopetegui tan sólo cuenta con un central sano en la primera plantilla, Karim Rekik, además de los dos canteranos que ha venido utilizando en pretemporada junto con el holandés, José Ángel Carmona y Kike Salas, siendo el rendimiento del primero uno de las grandes noticias de los amistosos disputados.

Sin embargo, en la planta noble del Ramón Sánchez-Pizjuán no cunde el pánico ni la preocupación, algo que sí parece que va ganando terreno entre una afición que ve como el inicio de LaLiga está a la vuelta de la esquina y siguen por faltar refuerzos para el centro de la defensa. Así lo refleja un 52% de los votantes en nuestra #EncuestaHelvetiaED, que admite cierta preocupación tras las salidas de Diego Carlos y Koundé a la espera del rendimiento de los que lleguen para suplirlos.

En cambio, casi un 35% se muestra tranquilo pues al frente de la dirección deportiva está un Monchi con todo el crédito del mundo. Confían en el buen hacer del gaditano, que de hecho ya trajo a Sevilla a Diego Carlos y a Koundé hace tres veranos. Por último, un 12% se mantiene indiferente pues está por ver cómo rinden los nuevos defensas, y por detrás vienen dos canteranos con buenas maneras.