Estadio DeportivoHueco blanco

El hombre clave en la carrera de Isco ya le esperaba en Sevilla (y no es Lopetegui): "Un placer volver a pelear juntos"

Antonio Fernández fue el gran valedor del malagueño para que llegara a la elite y ahora le da la bienvenida al Sevilla FC, donde han vuelto a coincidir

El hombre clave en la carrera de Isco ya le esperaba en Sevilla (y no es Lopetegui): "Un placer volver a pelear juntos"
Isco Alarcón ya conoce el Sánchez Pizjuán. - SFC
Antonio José MedinaAntonio José Medina3 min lectura

Mucho se ha hablado este verano de la influencia que podría tener Julen Lopetegui para que Isco Alarcón se decantase por la oferta sevillista ante otras de mayor calado o de clubes que pudieran ofrecerle más dinero y mejores objetivos en el extranjero.

El técnico sevillista, lógicamente, ha tenido una gran ascendencia para que el centrocampista malagueño esté aquí. Con Lopetegui, Isco sabe el protagonismo que puede tener, pues ya lo tuvo en el pasado en la selección española y en el Real Madrid. De hecho, se puede decir que, a partir de la destitución del guipuzcoano como entrenador merengue empezó su 'decadencia' en el equipo madridista, perdió la titularidad y no volvió a recuperarla ni siquiera con el regreso de Zinedine Zidane, que antes también había confiado en él por delante de James Rodríguez.

Logicamente, la parte con la que ha negociado no ha sido Lopetegui sino un Monchi al que también conoce a la perfección por su trayectoria, aunque no haya trabajado nunca con él en ningún club.

Pero hay otra persona fundamental en su carrera, que hoy forma parte del equipo de trabajo del León de San Fernando y que ya fue la pieza clave que propició en su día la llegada de Dani Alves al Sevilla FC. Se trata de Antonio Fernández.

El jerezano, que ahora dirige el departamento de Youth International Recruitment del club nervionense, fue el que confió en un joven Isco y apostó por él en el Málaga cuando Unai Emery apenas contaba con el malagueño para el primer equipo del Valencia.

Fue su apuesta joven para un Málaga al que llenó de estrellas

Antonio Fernández conocía el potencial de Isco de su breve paso por la secretaría técnica del conjunto valencianista (07/08) e hizo una gran inversión para fichar a alguien tan joven -Isco tenía entonces 19 años- en un año en el que contrató a gente ya consagrada: Van Nistelrooy, Joaquín, Toulalan, Santi Cazorla, Nacho Monreal, Mathijsen... Era el verano de 2011, el nuevo jugador sevillista costó 6 millones de euros y fue el tercer fichaje más caro de aquel Málaga que alcanzaría la Champions League.

Hoy, Antonio Fernández se vanagloriaba de que sus caminos vuelvan a encontrarse. "Un placer volver a pelear en el mismo bando por objetivos ambiciosos y máxima exigencia. @isco_alarcon Bienvenido", publicaba.

Isco y Antonio Fernández vuelven a coincidir en un mismo club once años después de aquel fichaje. El jerezano, en la que es su casa, y el malagueño, en la que lo será al menos los dos próximos años.