Estadio DeportivoHueco blanco

Un frustrado Sampaoli pide fichajes, defiende al árbitro y atiza a sus jugadores: "Hay que aprender"

"La situación es preocupante", añade el técnico del Sevilla FC, que confirma que después del choque de Copa del domingo se sentará con Monchi para perfilar el mercado de enero

Un frustrado Sampaoli pide fichajes, defiende al árbitro y atiza a sus jugadores: "Hay que aprender"
Sampaoli no esconde su frustración. - SFC
Aitor TorviscoAitor Torvisco6 min lectura

Jorge Sampaoli lamentó las dos expulsiones seguidas que dejaron al Sevilla FC con sólo nueve jugadores en el minuto 34, una situación que la Real Sociedad supo aprovechar para poner tierra de por medio en el marcador. Rafa Mir dio opciones al cuadro nervionense, que hizo un esfuerzo titánico en la segunda mitad. El técnico lo valora y agradece, pero deja claro que no sirve de nada en un momento tan "preocupante" en el que "sólo sirve ganar". Asimismo, echó la pelota al tejado de Monchi y pidió a sus jugadores que aprendan las pautas arbitrales para que no pase lo de hoy. Y es que, por mucho que no esté de acuerdo con el criterio, Sampaoli defiende la decisión del árbitro y lanza un palo a sus jugadores: "Hay que aprender".

"El partido fue anormal a partir de ahí, tratamos de solucionarlo con otra organizativa y hubo que hacer un esfuerzo enorme para soportar el segundo tiempo con dos menos. No tengo una explicación a esto, el equipo quiere jugar, protagonizar con el balón, pero hay jugadas que las decide friamente el VAR y tendremos que jugar de otra forma para que no suceda esto", valoró sobre las expulsiones de Rakitic y Nianzou a la media hora de juego.

"Valoro la valentía, pero el equipo necesita ganar. Hizo un esfuerzo enorme y no ganó. El fútbol, hay que seguir trabajando", añadió el entrenador del Sevilla, que destacó cosas positivas como "el orden, el trabajo y la predisposición ante la adversidad", pero volvió a insinuar que todo eso no sirve en estos momentos: "No ganamos en casa y teníamos mucha ilusión, pero el equipo fue deformado a partir de la expulsión".

"Es difícil analizar un partido así con dos jugadores menos, pero el equipo, a partir de ese momento (de la segunda expulsión) tuvo mucha organización, estuvo preparado para tener una jugada para empatar el partido. El equipo tuvo ocasiónes y valentía, pero el desarrollo es difícil por la diferencia numérica", analizó Sampaoli ante los medios del club, sin querer entrar en polémicas arbitrales: "A los que tiene que parecer bien o mal es a los árbitros, para nosotros sólo queda aprender. Hay que adaptarse. Va a haber muchas polémicas de cara al futuro con estas decisiones, es lo que está pautado y lo que marca el colegio de árbitros. No tengo ni idea de si son para roja o no, la opinion tiene que ser de los que imparten justicia", reflexionó el técnico argentino.

"Cualquier pisotón es roja, no se mira la intención"

"Es muy difícil porque esto es un juego de contacto, hoy ya no se juzga una mala intención. Hoy, un pisotón es expulsión. Hay que saber que eso sucede y a partir de esa reglamentación, tenemos que generar alguna modificación en nuestro juego para que eso no nos suceda. Para jugar, es muy difícil. Antes el análisis era de la mala intención, ahora culaquier pisotón es roja", indicó. "Yo no veo mala intención en el equipo, veo que intenta jugar y que es uno de los que menos faltas hace, no veo que sea un que agreda al rival. Son circunstancias que se han dado de esa forma, los encargados de revisar esa situación juzgarán si son ciertas o no. Nunca hablaré de los que imparten justicia".

Pide fichajes: "La situación es preocupante"

"La situación es preocupante, tenemos que sentarmos con la gente del club para ver si podemos resolver este momento. Más que el esfuerzo de todos, necesitamos más desequilibrio en muchas zonas del campo. Veremos si lo podemos construir con estos jugadores o con otros que vengan", señaló, pasando la pelota al tejado de Monchi, con quien se reunirá el próximo lunes, después del choque de Copa ante el Velarde, para definir una hoja de ruta que lleva desde la posible vuelta de Ocampos a rescisiones y revisiones de contrato a la baja.

Defiende a sus compatriotas

Erik Lamela fue uno de los mejores en el Sevilla FC en un día en el que, de manera atípica, el 'Coco' fue el único argentino del equipo. Marcos Acuña lleva meses quejándose de unas molestias y ni el lateral zurdo ni el Papu Gómez, también tocado, entraron en la última lista previa al Mundial de Qatar 2022, lo que genera ciertas suspicacias. El otro internacional albiceleste, Gonzalo Montiel, era baja por sanción al ser expulsado en el derbi y cumplió el primero de sus tres encuentros de castigo.

Sampaoli defendió a los argentinos y despejó la duda sobre si están más pendientes del Mundial que del Sevilla FC. "Acuña y el Papu tenían molestias y Montiel estaba suspendido, no soy quién para llevar la contraria. El parte médico dice que los jugadores no estaban en condiciones y ya está. No estamos para darle concesiones a nadie. Ellos no jugaron porque estaban con molestias", zanjó el técnico nervionense.