Estadio DeportivoHueco blanco

Agónico pero dulce recuerdo para el Almería en la última visita de Osasuna

El equipo andaluz pasó de ronda en Copa del Rey e hizo soñar a su afición con poder llegar más lejos aún

Agónico pero dulce recuerdo para el Almería en la última visita de Osasuna
La UD Almería celebrando su pase a cuartos de la Copa del Rey de la temporada 2020-2021 - UDA
Luisma SanchezLuisma Sanchez3 min lectura

La última vez que se vieron las caras Almería y Osasuna disputaron unos octavos de final de Copa del Rey, donde al final el equipo rojiblanco consiguió pasar en los penaltis tras 120 minutos. Hoy en día todavía se recuerda aquel partido, a pesar de que el público no pudo disfrutar del pase por la pandemia.

Tras un 0-0 lleno de más ocasiones por parte de los rojillos y con la más clara casi al final de la prórroga de Jonathan Calleri, ambos equipos se jugaron el pase a cuartos de final en la lotería de los penaltis.

En Osasuna estaban varios de los protagonistas que hoy en día conforman la plantilla, empezando por su técnico Jagoba Arrasate y siguiendo con Moncayola, David García, Manu Sánchez y los fijos en aquel entonces como eran Rubén García y Roberto Torres.

El Almería empezaba a dar destellos de lo que es hoz en día. Fernando era un líder y parecía blocarlo todo, con lo que parece que nada ha cambiado en año y medio. José Gomes era el técnico del equipo rojiblanco y tras acabar el encuentro quiso destacar la figura del trabajo, como en tantas ruedas de prensa recordó el luso: “Parece fácil hacer tantos cambios, pero detrás de esto hay un trabajo muy fuerte de los jugadores. Todos tienen que cumplir con su tarea y estoy muy contento con la actitud de mis jugadores”.

Fernando conseguía detener dos penaltis en la tanda ante Osasuna. Los rojillos gozaron de más ocasiones, todo hay que decirlo, pero al final supieron defenderse muy bien ante las embestidas de su rival.

Jagoba se lamentaba de la eliminación de su equipo tras el partido: “Estamos tristes. Cuando caes así en la tanda de penaltis después de un esfuerzo de 120 minutos es normal. Creo que es un partido muy igualado donde apenas ha habido ocasiones, sólo a balón parado: nos ha costado generar”. Aunque lo peor de todo fue que le preocupaba más las lesiones de aquel partido, ya que se marchaban de Almería con dos lesionados más.

Seguro que el enfrentamiento nos dejará muy buenas sensaciones. Sobre todo porque en Almería tiene ganas de seguir sumando y de seguir viendo a los nuevos fichajes. En Pamplona esperan que Osasuna siga con la misma dinámica que llevan hasta ahora y poder sumar fuera de casa. La confianza de estar por encima puede jugar a favor de los rojillos, aunque está claro que el equipo rojiblanco no pondrá las cosas fáciles en casa.