Estadio DeportivoHueco blanco

La Copa del Rey, el nuevo gran objetivo del Almería: es el sueño de Turki y su directiva

La nueva propiedad del Almería quiere apuntar alto en la competición del KO y se dan el lujo de poder soñar con conquistar un nuevo título

La Copa del Rey, el nuevo gran objetivo del Almería: es el sueño de Turki y su directiva
El conjunto almeriense quiere poder celebrar más pronto que tarde el segundo título de su historia - UD Almería
Mario GómezMario Gómez4 min lectura

Cualquiera que haya estado relacionado o siguiendo a la UD Almería sabe el largo camino de sinsabores que ha tenido que pasar la hinchada rojiblanca hasta el momento en el que se encuentra ahora mismo el club indálico. La realidad del Almería ha cambiado radicalmente tras la llegada de Turki Al-Sheikh a la propiedad del club: de luchar por mantenerse en el fútbol profesional a ascender a LaLiga Santander y poder seguir soñando con unas incorporaciones millonarias.

Está claro que el primer objetivo para la próxima temporada en la máxima categoría del fútbol español será conseguir la salvación matemática cuanto antes. Así se encargará de transmitirlo el míster indálico, Joan Francesc Ferrer 'Rubi', a la plantilla a lo largo de toda la campaña. Aunque muchos, especialmente fuera de Almería, puedan incluir al club indálico como una de las posibles revelaciones y sorpresas en la lucha por Europa.

De momento, la confección de la plantilla apunta más bien a estas cotas más altas de cara a un futuro. Las incorporaciones de jóvenes futbolistas van en ese camino. Se trata de apuestas arriesgadas pero que, en el caso de que salgan bien, podrían convertirse en grandes referentes del fútbol español defendiendo los colores de la UD Almería. Por eso, todavía no está en los planes almerienses pensar más allá de la permanencia en la competición liguera.

Ahora bien, todo eso cambia radicalmente en la otra competición que disputará el Almería esta temporada. La Copa del Rey, gracias a su nuevo formato, permite la opción de que existan más sorpresas y aporta más diversidad a la que hubo en el pasado en este torneo, dominado especialmente por el Barça.

En los últimos años, la suerte del Almería ha sido dispar en esta competición. Desde la llegada de Turki, cayó ante el Tamaraceite en primera ronda, llegaría a cuartos de final para ser eliminado por el Sevilla y, esta temporada, sería eliminado por el Elche en tercera ronda. Teniendo en cuenta que se trataba, en estos últimos años, de un equipo de Segunda, no es un balance nada desdeñable.

La Copa del Rey: de ser algo utópico a un sueño que se plantea seriamente Turki

La directiva de Turki tiene una espina clavada desde la eliminación contra el Sevilla. José Gomes alineó a los suplentes, aduciendo que debía rotar para conseguir el ascenso. El corto resultado de 0-1 en contra hace pensar a todos en el seno del club indálico lo que hubiera pasado en caso de que hubieran jugado los titulares.

Esta temporada, con el ascenso ya conseguido, esa presión de otras campañas ha desaparecido. De hecho, el año pasado ya se pensaba en la Copa como un sueño real, pero la ausencia de Sadiq y la incidencia del covid en la plantilla indálica terminaba con esa posibilidad ante el Elche. Por eso, este año la intención es luchar hasta el último momento la Copa, con el objetivo de sumar el segundo título de la historia del Almería.

Las motivaciones son evidentes: la posibilidad de competir en Europa la próxima temporada y participar en la Supercopa de España, disputada en el país de Turki, Arabia Saudí. Puede parecer un sueño descabellado e incluso osado, pero desde la llegada del jeque saudí en Almería se han acostumbrado a pensar en grande y a creer que el ascenso "solo ha sido el principio"