Estadio DeportivoHueco blanco

Rodrigo Ely entona el mea culpa en la derrota del Almería

El central italo-brasileño ha cuajado uno de los peores encuentros de su carrera ante el Athletic de Bilbao

Rodrigo Ely entona el mea culpa en la derrota del Almería
Rodrigo Ely y Babic tras el gol de Sancet - LaLiga
Luisma SanchezLuisma Sanchez3 min lectura

Si Rubi tenía un problema en ataque ahora también lo tiene en la defensa. Los leones del Athletic Club entraron cual cuchillo cortando mantequilla por el mismísimo centro de una zaga de tres centrales que había montado la Unión Deportiva Almería para este partido. Algo impensable, que deja señalados a los defensores del equipo indálico. El técnico catalán sigue empeñado en la adaptación de los jóvenes, pero lo cierto es que necesitan resultados si no quieren estar jugando con el descenso.

Es cierto que el Athletic de Ernesto Valverde fue un equipo superior, pero el Almería de Rubi apenas salió a competirle de tú a tú. Fue una auténtica apisonadora en todos los aspectos. Los hermanos Williams, en un gran estado de forma ambos, fueron decisivos en el encuentro. Por sacar algo positivo, fue la entrada de Dyego Sousa quien aportó algo de garra. Rodrigo Ely, tras un partido para olvidar, fue muy crítico consigo mismo:

La sensación tras la derrota: “Nos vamos jodidos porque estábamos haciendo un buen partido y al final por errores nuestros que normalmente no tenemos, yo personalmente el primero, y nos duele. Sabemos que somos un equipo fuerte atrás y hay que seguir, queda mucha liga y estamos convencidos de que esto va a cambiar”.

Dos goles en diecisiete minutos: “Creo que nosotros también empezamos muy bien, también tuvimos alguna que otra ocasión, pero sabíamos que aquí no iba a ser fácil. Ellos están en un buen momento de forma pero hay que seguir, hay que seguir trabajando, cabeza arriba, que confío mucho en lo que hacemos, en mis compañeros y seguro que lo vamos a cambiar”.

Cuatro jornadas sin marcar un gol: “No nos preocupa. Yo sé que trabajamos bien y que tenemos jugadores de calidad. Es cuestión de adaptarnos, hay jugadores nuevos que llegaron que tienen que adaptarse un poco a nuestra manera de jugar, a LaLiga y esto va a cambiar”.

El cambio de dinámica empieza desde ya, el próximo rival no será tampoco fácil, a pesar de que no le ponga las cosas tan complicadas como el Athletic en su campo. El Rayo Vallecano de Iraola es otro hueso duro de roer y podría ser una de las últimas pruebas de Rubi para seguir demostrando que hace falta tiempo para que los jóvenes se aclimaten a LaLiga.