Estadio DeportivoHueco blanco

Rubi: "Si me queréis poner un suspenso..."

El entrenador del conjunto rojiblanco ha analizado la situación del equipo tras la derrota en Bilbao

Rubi: "Si me queréis poner un suspenso..."
Rubi abrazando a Ernesto Valverde antes del partido en San Mamés - LaLiga
Luisma SanchezLuisma Sanchez3 min lectura

La Unión Deportiva Almería fue aplastada por una manada de leones en San Mamés. Los hermanos Williams les hicieron saber a la defensa almeriense el nivel al que se encontraban. El Athletic fue superior en todos los aspectos. Se traduce como un equipo que se encuentra varios escalones por encima del Almería.

El equipo indálico dejó mucho que desear, ya que apenas pusieron en problemas a Unai Simón. Los jugadores no fueron capaces de manejar el balón y los leones apretaron los noventa minutos de juego. Rodrigo Ely quedó señalado en este partido, ya que a pesar de utilizar una defensa de cinco con tres centrales, los tantos llegaron por el centro de la defensa cometiendo uno de los mayores pecados capitales de este deporte.

En definitiva el Athletic fue superior, tanto Iñaki como Nico van volando sobre el césped y el Almería ya encadena cuatro derrotas consecutivas en LaLiga. Lo peor de todo no es el resultado ni la dinámica, sino que tras la falta de gol ahora se suma un problema en la defensa. Rubi también quedó señalado tras la derrota y su mensaje en rueda de prensa:

La sensación del partido de hoy: “Con mal cuerpo, hemos perdido solo un partido, nada más. Toca trabajar para pensar en el partido ante el Rayo. El rival ha sido más y es más fuerte que nosotros. No nos va a traumatizar esta derrota”.

Redefiniendo el mensaje de esta temporada: “Está claro que estamos conociéndonos todavía. El rival tiene aviones que atacan. Nadie se ha tocado las narices en el campo. Sé lo que es venir a San Mamés, hay que dejar tranquilo al equipo porque es joven. Estoy tranquilísimo, conozco la categoría. Hasta el último momento lo hemos intentado”.

La calificación tras el partido: “Si me queréis poner un suspenso... estamos trabajando para mejorar, estamos ante un Almería en construcción. Sacaremos la cabeza entre todos, aunque claro que estamos tristes. Hay que ganar 10 u 11 partidos para salvarnos. El partido ante el Rayo no es crucial, no estamos hundidos”.

El técnico rojiblanco siguió mostrando su mensaje sobre la adaptación de los jóvenes. Unos jóvenes que no dependen tanto de la aclimatación sino de su forma de jugar y de plantear su nivel. El rival de hoy estaba muy por encima, pero se esperaba que compitiesen. Lo cierto es que en algunos aspectos, el Almería parecía no haber salido de vestuarios.