Hueco blanco

Rubi pide paciencia y habla de "injusticia en el ambiente"

El entrenador catalán dejó algunas declaraciones y su valoración tras la derrota del equipo rojiblanco ante un gran Osasuna

Rubi pide paciencia y habla de "injusticia en el ambiente"
Rubi en el banquillo en la derrota ante Osasuna - LaLiga
Luisma SanchezLuisma Sanchez4 min lectura

No ha podido ser y ya es la tercera derrota del campeonato para la Unión Deportiva Almería. Aún es pronto para declarar el pánico, pero al equipo de Rubi se le nota la falta de gol tras la marcha de Umar Sadiq. La sombra del nigeriano sigue pesando aunque su sustituto ya ha debutado con los rojiblancos.

Se vio un equipo con poca profundidad, donde apenas pudo verse a Sergio Herrera. Fernando sin embargo sí que apareció y pudo salvar al equipo de encajar un resultado más abultado. Al final el equipo rojiblanco se está dando cuenta de la dureza de la competición y un Osasuna de Champions les puso un partido bastante complicado por delante.

Rubi intentó plantear un juego un tanto más ofensivo con la entrada de Embarba en el once, pero poco a poco el equipo fue perdiendo “ese fuelle” y acabó pagando la pegada que tiene el rival, algo de lo que echan en falta en Almería.

Las declaraciones de Rubi tras la derrota ante Osasuna:

El balance del partido: "Un poco lo que ya sabíamos. Nos hemos encontrado un equipo muy rocoso. Un equipo que es un especialista en las cuatro cosas que hace muy bien. Hemos empezado muy bien el partido y luego poco a poco ya se ha ido metiendo. El fuelle que tienen es mayor al nuestro, se han ido imponiendo en duelos, en caídas y en este tipo de situaciones que sabíamos las dominan muy bien. Al principio les hemos dominado, aunque también hemos pasado un rato muy malo en la primera parte. En la segunda yo creo que hemos vuelto a salir bien, lo que pasa que meterles mano y hacerles ocasiones no es fácil y ellos a la contra también podrían haber matado el partido. Ese es el resumen".

Osasuna pudo matar el partido: "Nosotros teníamos que ir a buscar el empate. Cada vez que íbamos poniendo más jugadores de ataque, con gente cansada atrás que ya no tenían la salida que tenían que tener y ellos han seguido su plan. Totalmente normal, Osasuna es un gran equipo. Se nota que lleva años consolidado en Primera División, haciendo las cosas muy bien y aún estamos muy lejos de ese nivel nosotros".

Lo que más le preocupa: "Me preocupa un poco que se enrarezca el ambiente, me parece un poco injusto. Me preocupa que nos pongamos tan nerviosos tan rápido y esto se lo transmitimos a un equipo muy joven que tenemos. Tenemos que tener un poco de paciencia. El equipo intentaba precisamente pasarse más la pelota cuando más situaciones ha conseguido encontrar. No somos un equipo pensado para jugar directos. Creo que ha habido un poco de ansiedad".

Paciencia con los jóvenes: "Los milagros no existen. Teníamos un punta que sabías que hacía funcionar el equipo y ahora no lo tienes. Necesitamos tiempo, no hay más. No vienen dos o tres jugadores para sustituir a otros y todo funciona igual de bien. Al final era un pilar. Pero es normal, esto es el fútbol, vamos a trabajar duro y lo vamos a conseguir".

La sombra de Sadiq: "Necesitamos tiempo para trabajar con ellos. Han tenido una actitud muy buena, pero lo que no podemos pretender es que en un día esté solucionado la falta de un futbolista. Pero es normal".