Estadio DeportivoHueco blanco

Sangre, algo de sudor e hipotéticas lágrimas en el Almería

La temporada de los rojiblancos ha estado marcada por varios choques y lesiones desde que comenzó hace un mes

Sangre, algo de sudor e hipotéticas lágrimas en el Almería
Babic tras el choque que sufrió en el partido ante Osasuna - LaLiga
Luisma SanchezLuisma Sanchez3 min lectura

La Unión Deportiva Almería vive un momento un tanto complicado tras superar las cinco primeras jornadas de liga. Su baremo sale negativo, aunque arrancó con gran fuerza dejando destellos de una temporada ilusionante. La venta de Umar Sadiq dejó algo tocado al equipo y por si fuera poco las lesiones y las inscripciones de los nuevos fichajes en LaLiga han dejado mella en este arranque liguero.

Los aficionados almerienses no están del todo contentos con el juego del equipo a pesar de haber arrancado tan bien. Y es que los últimos partidos que se han perdido han dejado un poco tocada a la plantilla. Al igual que han salido sus jugadores de los partidos.

El primero fue Umar Sadiq, quien en la segunda jornada se hizo una brecha tras un choque cuando jugaron frente al Elche CF. Al nigeriano se lo pido ver con un aparatoso vendaje, pero no le impidió marcar en ese partido. En los siguientes partidos se le vio con algo parecido a un cintillo, al más puro estilo de un jugador de la NBA. En la Real Sociedad ha sido presentado con una tirita, aunque se le ha visto con el vendaje.

Rodrigo Ely sufrió una rotura en su tabique al intentar rematar un córner en los últimos instantes del partido ante el Real Valladolid. Fue la última jornada del partido, se intentó reclamar penalti y en esa jugada Pozo, tras el rechace, mandó el balón a las nubes. En las imágenes tras el partido se pudo ver cómo algunos médicos intentaban tapar la nariz del central italo-brasileño para evitar que sangrase más.

El último ha sido Babic, que tras un choque se abrió una brecha en su frente ante Osasuna. Al capitán rojiblanco se le pudo ver con un gorro negro durante gran parte del partido.

A esto hay que añadirles las lesiones de Eguaras, ya recuperado; César de la Hoz y Centelles, aunque este último no ha llegado a disputar ningún encuentro. El equipo lo está intentando, hay que ser realistas, aunque los resultados no terminan por llegar. Los aficionados no están contentos con el sistema de juego de Rubi, aunque en defensa de este, goza de un equipo en el que hace tan solo un par de semanas que está completo. Y ya no es eso, sino que hay jugadores que han venido lesionados, como Melero, a pesar de que ya hubiera trabajado con él antes.

La UD Almería deberá cambiar empezando en esta primera jornada que tiene por delante ante el Mallorca para no ir más cuesta abajo. Echar el freno es lo primordial en la situación que está viviendo el equipo para así poder evitar lágrimas futuras.