ATLETISMO

Geleta destroza el récord masculino del Maratón de Sevilla y Gebru completa la fiesta etíope

Deresa Geleta Sulfata hizo un crono de 2:03:27 que rebaja en un minuto y 16 segundos el anterior y sitúa a Sevilla entre los maratones con mejores marcas del mundo

Antonio José MedinaAntonio José Medina 5 min lectura

Deresa Geleta Sulfata, con un tiempo de dos horas, tres minutos y 27 segundos, pulverizó el récord del Zurich Maratón de Sevilla y lo catapultó a uno de los mejores de todos los tiempos en una carrera que dominó completamente desde el intermedio y en la que no pagó tener que correr gran parte de ella en solitario.

El atleta etíope fue el mejor en un maratón rápido, en el que nadie especuló y eso deparó tiempos increíbles y récords nacionales de Francia, Israel, Italia... Lo de todos los años en la capital hispalense.

La prueba de los récords, como se la había llamado por superar su tope de atletas extranjeros o de féminas, también tuvo su récord más deseado. Fue el premio a la valentía, ya que el ataque de Geleta rompió la carrera nada más retirarse las liebres, en el kilómetro 25, y nadie le pudo seguir. Con un gran esfuerzo, finalmente, logró conectar con él el francés Monrah Amdouni, con quien hizo casi 15 kilómetros, aunque los últimos ya con el galo a remolque y sufriendo para seguir el ritmo que imponía el etíope.

Geleta dijo basta en la Alameda de Hércules, apretó un poco más el ritmo y ya se quedó solo para afrontar los tres últimos kilómetros, en los que, lejos de desfallecer, pudo incluso acelerar para lograr rebajar el récord del Maratón de Sevilla en un minuto y 16 segundos (2:03.27) y convertir al maratón sevillano en el sexto más rápido del mundo. Una barbaridad.

Récord de Francia, de Israel, de Italia...

Tras él empezaron a caer récords, uno detrás de otro. El primero fue el del propio Amdouni, que rebajó en bastante el récord de Francia y lo situó en 2:03:47; luego llego el israelí Gashau Ayale, que hizo lo propio con el de su país y lo puso en 2:03:47; el de Italia se lo apuntó el cuarto clasificado, Chippa...

No pudo lograrlo para España un Ayad Lamdassem que, incluso, tampoco se adjudicó el título nacional, que fue para Ibrahim Chakir. El mejor español del pasado año 'aprovechó' el desfallecimiento de Lamdassem para ganar una plaza olímpica con la que soñaba, acabar 9º y hacer un tiempo de 2:07.47. "Los sueños se hacen realidad si los trabajas y los proteges. Llevo toda la vida luchando por esto y no sabes cuando cae, pero si lo sigues y trabajas duro, al final sale. Voy a estar en París, más no puedo pedir. Cada vez que vengo a Sevilla saco algo. Muchas gracias a Sevilla", señalaba Chakir ante las cámaras de televisión. El leonés Jorge Blanco completaba el podio.

Azmera Gebru se escapa en el casnco histórico de Sevilla

En féminas no hubo un corte tan brutal. El hecho de que la liebre acompañara hasta el final y de que estuvieran arropadas por otros atletas masculinos hizo que se mantuviera un grupo compacto hasta la entrada al centro de la capital hispalense, cuando sólo quedaban tres o cuatro kilómetros para finalizar la prueba.

Ahí, apretó la etíope Azmera Gebru y se fue en solitario, seguida por la keniana Josephine Chepkoech, a la que fue distanciando hasta sacarle casi 30 segundos en meta. Gebru acabó con un tiempo de 2:22:14. La también keniana Magdalyne Masai fue tercera, con un tiempo de 2:22:51.

En cuanto a las españolas, la sevillana Fátima Ouhaddou y la manchega María José Pérez afrontaron el maratón de Sevilla de forma muy ambiciosa y, en los primeros tiempos, estuvieron a apenas unos segundos del grupo de cabeza. Sin embargo, esa ambición les costó cara y tuvieron que dejar la prueba. Eso lo aprovechó una debutante, Ester Navarrete, para hacerse con el Campeonato de España y con la plaza olímpica que había de premio.

Lo hizo, además, con un 'tiempazo', el segundo mejor de la historia (2:24:40), por delante de Meritxell Soler y de Clara Simal, que completaron el podio del nacional.

Unete a nuestro canal de Whatsapp Únete a nuestro canal de Telegram