Estadio DeportivoHueco blanco

Felipe del Valle, el alma mater del Cross de Itálica

José Manuel Díaz Chaves, quien haya sido director del Cross Internacional de Itálica, resalta la figura de Felipe del Valle, quien diera forma a la prueba en sus inicios y también iniciara el camino de la preparación física en el Betis a finales de los 70

Felipe del Valle, el alma mater del Cross de Itálica
Imagen de archivo del Cross de Itálica. - Cross de Itálica.
Alejandro SáezAlejandro Sáez3 min lectura

Cuarenta años cumple el Cross Internacional de Itálica en la edición de este año. Una evolución “imparable” a lo largo de su historia, tal y como José Manuel Díaz Chaves, quien haya sido director del mismo a lo largo de 16 años, desde 2006, se encargó de aclarar en palabras para ESTADIO Deportivo.

El que haya sido director del Cross de Itálica a lo largo de 16 años, desde 2006, entiende que la prueba ha ido evolucionando a lo largo de los años de manera “imparable” desde su nacimiento: “Yo creo que la evolución, desde sus inicios en 1982, con la idea que tuvo Felipe del Valle de crear un Cross allí en el Conjunto Arqueológico, ha sido en cierta forma imparable”.

Una figura, la de Felipe del Valle, que resultó clave en la creación y organización de la primera edición del Cross de Itálica, haciendo de nexo de unión entre la asentada prueba internacional por Itálica con el conjunto verdiblanco. “Si no me equivoco, Felipe del Valle era el preparador físico del Betis en los 70 y 80, además lleva el nombre del estadio de La Rinconada, donde hasta hace no mucho, jugaba el Betis femenino”, recuerda José Manuel Díaz Chaves, quien también aporta la curiosidad de que el Sevilla FC de Julen Lopetegui se estrenó allí, en un amistoso contra el Reading.

Felipe del Valle también inició el camino del físico en el Betis

Si prácticamente todo le debe el Cross de Itálica a Felipe del Valle en sus inicios, también se lo debe el Betis en lo que a la preparación física se refiere. Una faceta que hoy día es clave para el fútbol de élite y que comenzó a modernizarse en el tramo final de los años 70.

Empujado por esa corriente modernista en la faceta física, el Betis que presidía Pepe Núñez incorporó en su cuerpo técnico como preparador físico a un joven Felipe del Valle que a sus 31 años ya llevaba varios diplomado en el INEF.

Pese a su buena labor como preparador físico en el Betis, aún eran tiempos en los que no se le daba mucha importancia a esta faceta en los clubes de fútbol, por lo que acabó saliendo, encontrando otros retos profesionales brillantes. Una década más tarde fue nombrado Jefe del Área de Deportes de la Expo-92 y todos lo acabaron reconociendo como el alma mater del Cross de Itálica y del Gran Premio de Atletismo, así como el hombre clave en la construcción del campo de regatas de la Cartuja, tal y como recuerda el propio Betis en un artículo publicado en sus medios oficiales.