Hueco blanco

Luis Hernández elige el mejor y peor momento de la temporada con el Cádiz

El defensa central llegó en enero procedente de la liga de Israel

Luis Hernández elige el mejor y peor momento de la temporada con el Cádiz
Luis Hernández - Jesús Mejías
Jesús MejíasJesús Mejías3 min lectura
Luis Hernández aterrizó en el Cádiz Club de Fútbol el pasado 31 de enero. El defensa central llegaba a la Tacita de plata procedente de la liga de Israel, y para muchos no era el zaguero que necesitaban los andaluces en una situación deportiva bastante delicada. Sin embargo, el jugador demostró su buen nivel desde que se enfundó por primera vez la elástica del cuadro amarillo y se convirtió en uno de las estandartes de un equipo que finalmente logró la salvación en la máxima categoría del fútbol español.

El zaguero ha hecho balance de la temporada en los medios oficiales del club. “Lo puedo hacer desde que llegué y es muy positivo. Llegué en una circunstancia en la que el equipo estaba en descenso, aunque la dinámica se había empezado a cambiar desde la llegada de Sergio. Siempre lo he dicho, el equipo ha seguido una línea muy ascendente. Contento por la trayectoria desde mi llegada y muy feliz por haber jugado estos partidos con el Cádiz y haber logrado la permanencia”.

Para el jugador, el momento más feliz de la temporada fue en la trigésimo octava de liga cuando los gaditanos lograban la salvación en Primera división. “El partido en Vitoria, pero podríamos nombrar muchos momentos como partidos en casa junto a nuestra gente. Sin duda el mejor momento es el último partido por conseguir la permanencia en una situación muy, muy comprometida. Creo que de manera injusta llegamos a la última jornada sin depender de nosotros, pero éramos muy conscientes de que ganando nuestro partido íbamos a tener muchas opciones y así fue”.

Por otro lado, elegía el peor momento del curso futbolístico. "El día del Athletic en casa. Veníamos de ganar al Barcelona y de una línea muy buena, era un paso muy importante para alejarnos del descenso. Comenzamos mal y nos encontramos con un equipo muy efectivo que se puso 0-3 en media hora. Fue un momento complicado, pero nos rehicimos muy bien en el descanso y fuimos merecedores de empatar ese partido. Esa primera parte ha sido el momento más duro, sobre todo por la importancia”.

Por último, mandaba un mensaje a la afición. “Hemos tenido apoyo incondicional, sobre todo en los momentos difíciles que es dónde se demuestra lo que es una afición. Recibimientos, estadio lleno, desplazamientos... Agradecer su apoyo. Sean conscientes de que esto en gran parte es gracias a ellos. Nosotros sentimos desde dentro ese empuje. Entre todos lo hemos sacado adelante, esperemos que la temporada que viene consigamos hacerles sufrir un poco menos y disfrutar más. Las aficiones buenas, y grandes, se demuestran en los momentos complicados, como los que hemos vivido en los últimos meses”.