Sevilla FC-Valladolid (1-1): Ocampos evita un tropiezo mayor en lo más llano

26.06.2020 | 23:59
Sevilla FC-Valladolid (1-1): Ocampos evita un tropiezo mayor en lo más llano

El Sevilla salvó sobre la bocina un punto para firmar su cuarto empate consecutivo, tan decepcionante como el de La Nucía, aunque Ocampos evitó desde los once metros un descalabro mayor ante un Valladolid que acarició el triunfo y la salvación virtual. Una desatención a balón parado en el primer tiempo permitió a Kiko Olivas adelantar a los pucelanos, que frenaron durante casi todo el choque las acometidas con más corazón que cabeza de un anfitrión que desaprovecha una gran ocasión de dar un golpe en la mesa por la Champions.

Lopetegui apostó de salida por ocho de sus fijos, repitiendo Escudero (tras su gran encuentro, con gol incluido, en Villarreal) en el lateral zurdo, como Banega como uno de los escoltas de Fernando, siendo el otro Franco 'Mudo' Vázquez, la gran novedad de su alineación. Por su parte, Sergio González dio una buena vuelta a su once, apostando por muchos de los menos habituales, como Javi Sánchez, Waldo o el casi inédito Ben Arfa, amén del delantero del filial Miguel de la Fuente.

Como era de esperar, el dominio de inicio correspondió a los nervionenses, con el Valladolid replegado con la idea de dejar pocos resquicios de camino a Masip y aprovechar alguna contra. Hervías, con una falta esquinada, desató las hostilidades deportivas, aunque el Mudo ya intentó sin suerte engatillar a puerta desde cerca en la primera acción del choque. Banega tomó las riendas con claridad y fluidez de ideas, siendo el argentino el más entonado para salir de la fuerte presión alta de los pucelanos.

De hecho, los robos en campo propio y las rápidas transiciones albivioletas fueron la tónica en el cuarto de hora inicial, como el que Waldo estrelló en el cuerpo de Diego Carlos. Con todo, la primera colada de Navas terminó con un chut raso de Ocampos que se fue muy cerca del palo. De Jong, a centro de Munir, tuvo la segunda relativamente claro, si bien su testarazo lo atajó sin problemas Masip. Se animaban los blanquirrojos, más certeros y verticales en sus ataques. Seguían buscando al palaciego continuamente sus compañeros, una conexión que estuvo muy cerca de suponer el 1-0: gran cambio de orientación de Escudero para que el capitán la ponga al primer palo y Lucas Ocampos, medio de espuela, estrelle su tiro en el travesaño.

No cejaba en su empeño el Sevilla, claro dueño de la situación ya en juego y ocasiones. En el ecuador de esta fase, Munir cuelga una falta y el cabezazo, marcando los tiempos, de Franco Vázquez volvió a ser del cancerbero visitante. Sin embargo, el fútbol es tan impredecible que el Valladolid iba a aprovechar el primer error serio de su anfitrión: falta lejana que cuelga al segundo palo Míchel Herrero, Kiko Olivas gana la espalda a Fernando y su testarazo combado supera la media salida de Vaclík.

La pausa de hidratación vino bien a los hispalenses, que necesitaban reflexionar para volver a la carga, en esta ocasión ya con el marcador adverso. Quedaba un cuarto de hora para revertir la situación y, más allá del golpe anímico, las sensaciones estaban sonriendo a los de Lopetegui hasta ese momento fatídico. El Valladolid quiso aprovechar la inercia del 0-1 para ampliar la brecha, apretando arriba la salida sevillista y percutiendo con peligro por fuera, casi siempre con balones largos en pos de la velocidad de Hervías y Waldo. Estaba indudablemente noqueado el cuadro blanquirrojo.

De ahí al final, apenas un lanzamiento esquinado y desviado de Munir, más un par de faltas colgadas sin éxito por Banega en el alargue de esta fase inicial. Muchas imprecisiones por parte nervionense y un exasperante orden táctico vallisoletano que, con contundencia a la hora del repliegue, ahogaron cualquier esperanza de empate por el momento.

En la reanudación, Lopetegui realizó un doble cambio, aunque nada de hombre por hombre. De esta forma, dio entrada a Suso y Joan Jordán por Fernando y De Jong, por lo que Munir ejercería a priori de referencia arriba. Una referencia con mucha movilidad, eso sí. Y tocó a rebato desde el principio de Sevilla, con ímpetus renovados desde la caseta. Su rival, mientras tanto, seguía a lo suyo: intensidad, líneas muy juntas y salidas prestas a la contra. A los once minutos, otro gran centro de Navas lo mandaría a la red de certero testarazo desde cerca por Munir, tocado con una varita tras el parón por el coronavirus. Con todo, el VAR lo anuló por fuera de juego.

No acababa de encontrarse el cuadro nervionense. El bajón obrado desde Las Rozas se tradujo en precipitación e individualismos sin resultados. El que protagonizó el foráneo Miguel, con un par de globos interesantes, terminó en un disparo desviado. Lopetegui recurrió a En-Nesyri, mientras que Sergio dobló lateral por la izquierda con Nacho para que Raúl García Carnero realizara un marcaje al hombre a Navas. Para el cuarto de hora final, el míster pucelano refrescó a los suyos con un triple cambio más ofensivo de lo esperado.

El 'cooling break' final ejerció de pertinente tiempo muerto para ambas escuadras, que afrontaban la recta postrera con sensaciones opuestas. Sensaciones que se voltearon por la vía rápida: mano de Javi Sánchez en el área para repeler un cabezazo a quemarropa tras centro de Suso con su pierna mala que el VAR da por bueno. Ocampos, engañando a Masip, restablece el empate. El 1-1 espoleó a los nervionenses, que apretaron en pos de la remontada, aunque lo que pudo llegar al filo del tiempo añadido (cinco minutos) fue el segundo del Valladolid: falta de entendimiento entre Jordán y Diego Carlos que habilita a Rubén Alcaraz, que se planta (algo esquinado pero solo) ante Vaclík, crucial en su despeje de balonmano. Incluso, el meta checo hubo de estirarse de nuevo para evitar el tanto de Unal.


FICHA TÉCNICA.-

Sevilla FC: Vaclík; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Escudero; Fernando (Joan Jordán 46'), Banega, Franco Vázquez (En-Nesyri 66'); Ocampos (Rony Lopes 91'), Munir y De Jong (Suso 46').

Real Valladolid: Masip; Antonito, Kiko Olivas, Javi Sánchez, Raúl García; Hervías (Óscar Plano 76'), Fede San Emeterio, Míchel Herrero (Enes Ünal 75'), Waldo (Nacho 69'); Ben Arfa (Alcaraz 59') y Miguel de la Fuente (Kike Pérez 76').

Árbitro: Pizarro Gómez (madrileño). Amarilla a los locales Fernando, Koundé, Franco Vázquez y Julen Lopetegui (entrenador), así como a los visitantes Hervías y Javi Sánchez.

Goles: 0-1 (26') Kiko Olivas; 1-1 (83') Ocampos, de penalti.

Incidencias: Partido que abrió la 32ª jornada de LaLiga, disputado a puerta cerrada en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán de Sevilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal