El Sevilla invierte en fondo de armario para las grandes veladas

06.10.2020 | 14:01
El Sevilla invierte en fondo de armario para las grandes veladas

El mercado estival de fichajes cerró en la madrugada del lunes al martes y el director deportivo del Sevilla volvió a ser la referencia a seguir por clubes de todos los tamaños. Monchi destacó por enésima vez y, quizás, más que en ninguna de las ocasiones anteriores; pues a la conocida dificultad de comprar y vender luchando con entidades mucho más pudientes se une un contexto de austeridad por la crisis del coronavirus que ha empujado a los equipos de todo el mundo a fichar poco, a reciclar activos olvidados y a gastar sólo en prioridades absolutas -con el hándicap añadido de que los vendedores elevaron el listón más que nunca-. Pese a ello, el club nervionense ha brillado con luz propia en un mercado en el que, sobre todo, ha comprado fondo de armario para exhibirlo en las grandes veladas.

Este Sevilla arrancó la temporada 2020/2021 jugando finales, de la Europa League y de la Supercopa de Europa. Comenzó, con ese impulso plateado, con el firme objetivo de consolidarse durante años en la 'zona Champions' de la clasificación de Primera división y con el irrefrenable deseo de aspirar a todo: de llegar lejos en la Liga de Campeones y en la Copa del Rey y de pelear hasta el final por el título de LaLiga con Real Madrid, Barcelona y Atlético.

En este sentido, su mercado de fichajes ha sido toda una declaración de intenciones: mientras la mayoría de clubes han optado por tener un año de transición, el Sevilla sólo ha invertido. Apenas ha ingresado 10 millones de euros en salidas como las de Sergio Rico (6) o Kjaer (3) y se ha tenido contentar con ahorrarse fichas de los cedidos Rony Lopes, Amadou, Juan Soriano, Pozo y Bryan Gil y de los rescindidos Roque Mesa y Corchia; aunque no le ha quedado más remedio que quedarse con Aleix Vidal y Gnagnon.

Pese a ello, se ha permitido el lujo de desechar 60 millones por Koundé y cerrar la puerta en las narices a los que llegaban con ofertas insuficientes por Diego Carlos y Ocampos. Otro año no se lo habría pensado, pues había jugosas plusvalías en juego; pero este verano ha apostado por mantener a la columna vertebral que ganó la Sexta de la mano de Julen Lopetegui y, para abrigarla, ha gastado en fichajes la friolera de 63,5 millones (más variables). Es el tercero de España, con una cifra de gasto sólo superada por colchoneros (90) y culés (129) y que casi dobla a la del cuarto más activo, el Villarreal (33).

Ivan Rakitic llegó por un fijo de 1,5 millones y seis en variables de difícil consecución; Karim Rekik lo hizo por 2+1; por 4, el Sevilla se queda con Bono; 10+2 ha invertido en Marcos Acuña; 13,5+1,5 ha pagado por el 75 por ciento de los derechos de Óscar Rodríguez; 12+1 ha abonado por Oussama Idrissi y el fichaje más caro ha sido Suso, con los 24 millones de la obligación de compra que firmó con el Milan.

La principal conclusión que ofrece un somero repaso por la plantilla actual, es que el Sevilla ha mejorado muchísimo la mal llamada 'unidad B'. El equipo titular sigue siendo casi el mismo del curso pasado, con el cambio de cromos de Rakitic por Éver Banega y de Acuña por un Sergio Reguilón al que intentó retener, sin éxito, de ahí que siguiese finalmente Escudero.

La portería se queda como está después de mucho años seguidos de cambios; y la defensa gana variedad, aunque escasa competencia para los titulares. Salvo el duelo Acuña-Escudero en la izquierda, igualado por el momento aunque previsiblemente se irá decantando del lado del argentino, el resto son claros suplentes: Rekic y el retornado Gnagnon se unen a Sergi Gómez como relevos de Koundé y Diego Carlos; mientras que Aleix tendrá tan difícil como Pozo mover a Navas del lateral diestro.

Algo similar sucede en el centro del campo, donde los siempre fiables Gudelj y Óliver Torres -al margen de un Mudo Vázquez que irá a menos- reciben la ayuda de Óscar Rodríguez para cubrir rotaciones del asentado trío formado por Fernando, un Joan Jordán al alza y el ya mencionado Rakitic. Lo mismo sucede en las bandas, con la llegada de Idrissi para competir con Ocampos, Suso y Munir, y en la delantera: De Jong y En-Nesyri no se pueden dormir si no quieren que el canterano Carlos Fernández les quite el puesto de 'nueve' titular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal