La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo

Real Sociedad-Sevilla FC (0-0): Bono cimenta un empate labrado a pico y pala

19.09.2021 | 18:14
Real Sociedad-Sevilla FC (0-0): Bono cimenta un empate labrado a pico y pala

Retoma el Sevilla FC la competición liguera con un trabajado empate en casa de un teórico rival directo, la Real Sociedad, más cansado pero dominador durante la primera hora de encuentro, hasta el punto de rozar y quizás merecer adelantarse. Lo impidió Bono, inabordable por alto y por bajo ante los intentos de Isak, Zaldua y, especialmente, Oyarzabal, a quien detuvo un penalti que, a la postre, resultó decisivo. Unas tablas labradas a pico y pala con el cemento aportado por el meta marroquí, de nuevo crucial para los hispalenses.

No fue el arranque soñado, pues, pese a tener dos días menos de descanso (y muchos menos contando antes de los compromisos europeos con el extra por el aplazamiento del duelo ante el Barça), el anfitrión avasalló al cuadro de Lopetegui, con una presión alta que incomodaba a los blanquirrojos. Sorloth, indetectable entre líneas, estrenaba titularidad con varias cabalgadas peligrosas, aunque Diego Carlos se mostró infranqueable. Incluso, agobio mediante, Lamela se atrevió con un disparo desde la frontal que se marchó alto, aunque, al menos, ayudó a desperezarse.

Tanto fue así que el juego se equilibró sobremanera a partir del cuarto de hora. Incluso, los hispalenses pudieron ponerse por delante casi sin querer, pues el achique en campo rival puso nervioso a Álex Remiro, que trató de despejar y vio cómo el balón rebotaba en Mikel Merino y estaba a punto de introducirse en su propia portería. Las ocasiones, en realidad, escaseaban o, directamente, brillaban por su ausencia, aprovechando ambos los errores del oponente para correr en busca de un hueco en las nutridas y eficientes retaguardias. De hecho, fue un un fallo el que pudo romper el empate inicial: mano evitable de Diego Carlos en su cuerpeo con Sorloth que Mateu, previa consulta con el monitor del VAR, señala sin dudas. Lo lanzó Oyarzabal, flojo y por el centro, parando Bono con los pies.

El susto, gordo, no varió el guion un ápice, con la Real apretando y el Sevilla, replegado y aguantando el tirón. Lopetegui coincidía seguramente con este análisis, por lo que mandó a calentar a varios futbolistas, entre ellos Óscar Rodríguez y Ocampos. Algo había que cambiar. Y pronto. Los blanquiazules no cejaban en su empeño, acariciando el gol en un saque de banda peinado hasta dos veces en el área nervionense que Isak, revolviéndose en el segundo palo, mandó entre palos para un nuevo paradón de Bono, certero forzando el córner. Y eso que el sueco estaba lesionado, con un pinchazo en el muslo izquierdo que le obligó a marcharse poco después.

No hubo nada más digno de reseñar antes del intermedio, más allá de un tiro de Rakitic desde la frontal que únicamente valió para alimentar la estadística, pues resultó estéril. El descanso fue la mejor noticia para el Sevilla FC. Bueno, la segunda mejor, tras la parada de Bono a Oyarzabal en un penalti que pudo decantar la balanza a favor de los de Imanol, manifiestamente mejores en una primera mitad para olvidar de los visitantes, sin apenas presencia en el área rival y con demasiadas pérdidas a la hora de hilvanar sus ataques. Tocaba reflexionar y, seguramente, acometer variaciones antes de que fuera demasiado tarde. Y pudo ser bastante peor, pues Januzaj mandó a puerta una falta lejanísima que tuvo que sacarse de encima el cancerbero marroquí como pudo.

Ocampos y Óscar salieron al verde en el intermedio, un movimiento en busca de balón, pero, sobre todo, de verticalidad. Había que recuperar la iniciativa, si bien urgía más inquietar de verdad, no quedar sólo a expensas de una acción aislada. Al menos, el primer objetivo se consiguió, en parte por el desgaste del anfitrión, aunque lo importante era que el panorama había cambiado. De hecho, el Papu casi canta bingo al salvar un balón que se perdía por la línea de fondo con un centro-chut que despejó con apuros Remiro. Al filo del cuarto de hora, Lucas peinó sin acierto un servicio de Navas. La evidencia del equilibrio resultaba palpable. Y casi lo materializa En-Nesyri, que no cazó por muy poco en el segundo palo un disparo mordido de Jordán.

Paradójicamente, se invirtió de nuevo la tendencia, a pesar de que los cambios realistas introdujeron juventud y pujanza, perdiendo, eso sí, calidad. Lobete no enganchó en el área una pelota que se paseó por la misma, mientras que Zaldua provocó la estirada de Bono con un derechazo desde muy lejos. Con todo, un contragolpe lanzado rápidamente por Jordán permitió la carrera de Rafa Mir y el derechazo del ex del Huesca que desvió con algo de suerte Remiro, pues se coló entre las piernas. No hubo margen para más, pues el asedio final de los hombres de Imanol, casi siempre por alto, fue abortado por la mayor talla de un cuadro blanquirrojo que, pese al amago final de Diego Carlos, suma su tercer empate consecutivo, segundo en LaLiga.


FICHA TÉCNICA.-

Real Sociedad: Álex Remiro; Gorosabel (Zaldua 74'), Aritz Elustondo, Le Normand, Aihen Muñoz; Zubimendi, Mikel Merino; Portu (Guevara 74'), Sorloth (Valera 74'), Oyarzabal (Lobete 58'); e Isak (Januzaj 39').

Sevilla FC: Bono, Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Acuña; Fernando, Rakitic (Óscar Rodríguez 46'), Delaney (Joan Jordán 60'); Lamela (Ocampos 46'), Papu Gómez (Rekik 85') y En-Nesyri (Rafa Mir 70').

Árbitro: Mateu Lahoz (valenciano). Amarilla a los locales Aihen Muñoz y Januzaj, así como a los visitantes Rakitic, Lamela y Óscar Rodríguez.

Incidencias: Encuentro de la quinta jornada de LaLiga, disputado en el Estadio Anoeta (Reale Arena) de San Sebastián ante 23.757 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal