Hueco blanco
El 'Papu' se abre: su complicada adaptación a Sevilla, su familia, Gasperini, Messi... ¿Volver a Bérgamo?

El 'Papu' se abre: su complicada adaptación a Sevilla, su familia, Gasperini, Messi... ¿Volver a Bérgamo?

Fernando RuizFernando Ruiz8 min lectura
El 'Papu' Gómez, centrocampista del Sevilla FC, repasó su trayectoria tanto en la selección de Argentina, su complicada adaptación a la vida en Sevilla y al Sevilla FC y lo que espera del futuro. En una interesante entrevista a ESPN, el argentino habló también sobre su relación con Gasperini. "Para mí es el técnico más importante de mi carrera, es un fenómeno como técnico, después de cinco años, donde fui su capitán, hay un desgaste que lleva a tener chispazos y llega un momento en el que no podíamos convivir más juntos y me tuve que ir, qué vas a hacer, como en cualquier trabajo con tu jefe", explicó el sevillista.

En Bérgamo precisamente es donde más creció como futbolista, reconociendo que es lo que ha llevado a ser el futbolista que es hoy en el Sevilla y en la 'Albiceleste'. "Al principio Scaloni me utilizaba de extremo por la izquierda, peo creo que ahora y también desde que en el Sevilla estoy jugando mucho por dentro, de interior, estoy compitiendo más con Lo Celso por el interior. Le puedo dar las dos variantes, puedo jugar por fuera y por dentro. Evolucioné mucho en el Atalanta con Gasperini que jugábamos 3-4-1-2 y yo era ese uno detrás de los puntas, me daba la libertad de moverme y retroceder bastante y formar un 3-5-2 y en el ataque un 3-5-1-2, hacía de enganche, de interior, de cinco por delante de la defensa, ahí evolucioné un montón", manifestó.

Cuestionado sobre su adaptación a Sevilla y al Sevilla FC tras tantos años en Italia, el jugador se mostró sincero: "Acá la que hace la mayoría de las cosas es mi mujer, es una crack, nos costó un montón al principio, estuve siete años en Bérgamo y tres en Catania, en total diez años en Italia... Estábamos muy adaptados a la vida de allí y de un día para otro salió el Sevilla. Es verdad que es España y que es espectacular para los argentinos pero es un quilombo en enero, a mitad de año para acá, los nenes que cambian de colegio, el mayor que hablaba más italiano que español, aquí lo mandaron a estudiar castellano porque no sabía escribir en español, todo es una revolución, cambiar de casa...".

De hecho, su hijo mayor es el que más notó el cambio: "El más grande tiene 9 años y fue al que más le costó, desde los dos años en Bérgamo, y estaba en el Atalanta jugando y en el colegio con seis o siete amigos, con esos mismos jugaba en Atalanta, y le costó un montón, lo sufrió un poco, los otros dos más chicos no tanto".

Además, con un importante proyecto de vida en Bérgamo: "Yo tengo un restaurante en Bérgamo que estaba por abrir antes de que viniera el Sevilla, queríamos abrir una parrilla argentina, teníamos ese sueño durante esos años en Bérgamo. Una vez encontramos las personas justas y todo nos venimos para Sevilla, mi mujer hizo todo el proyecto, la idea era trabajar allí y de un día para otro nos venimos... Sin una gran mujer al lado se hace muy difícil".

Sin embargo, tan bien se vive en Sevilla que no sabe si acabará volviendo a Bérgamo o no: "La verdad que esto me convulsionó un poco todo, me gusta España, todavía tengo dos años y medio más en Sevilla, sé que tengo 34 años y me queda poco pero la verdad no tengo ni idea. Si me preguntas seis meses atrás te digo 100% que sí porque tengo mi casa y mis negocios en Bérgamo, hoy no lo sé sinceramente. Vivir en Argentina es difícil, estamos muy adaptados acá, muchos años acá, mi idea es traerme a mis viejos acá el máximo tiempo posible para que estén mucho tiempo con sus nietos".

Se hace difícil tantos años lejos de la familia: "Creo que uno no sé si extraña más al país o a los seres queridos, lo afectivo, vos puedes vivir bien en Argentina, en España o en Italia, pero lo que más necesita uno son los seres queridos, los amigos, mis viejos, me fui de allí hace 12 años y los veo dos o tres veces al año, mis hijos los ven poco y me gustaría que se criaran con ellos. Yo fui padre a los 24 años en Catania y yo me curtí sólo con mi mujer, no tenía a la familia para echarme una mano, que no tienes la menor idea de nada, nos curtimos solos con mi mujer, erramos en muchos aspectos pero también crecimos y aprendimos de esos errores".

Cambiando de tema, el 'Papu' salió en defensa de Messi tras las últimas críticas desde París: "Se están pasando de la raya, tuvo problemas después de la Copa, tuvo lesiones, luego el Covid donde lo pasó verdaderamente mal, le pasó lo mismo que a mí pero a él no le pasó nunca antes. Vivió 20 años en Barcelona y de un día para otro se tuvo que ir, es el mismo sufrir que a otro futbolista pero él no lo vivió nunca, cambiar de casa, buscar otra, vivir en un hotel, que los nenes se acostumbren a otro sitio, el clima, es todo un cambio que te lleva a tener que adaptarte y eso te puede llevar más o menos. Además hablamos de Leo que era el emblema del Barcelona y llegar a un equipo que juega diferente... pero hay que esperarlo, es el mejor del planeta y queremos ver su mejor versión en el PSG porque en la Selección la está dando".

Cómo se rompe el hielo con Messi: "Lo más natural posible, si lo tratas por Messi o por la grandeza que tiene, por el póster... Así es difícil entrarle pero lo tienes que tratar lo más natural posible. Por eso jugadores como Rodrigo (De Paul) o yo, que somos más caraduras y le entramos más fácil... Paredes y Lo Celso también. Hay que tener caradura, pero tampoco vas a ir de primeras con tanta confianza si no le conoces pero sí lo más natural posible. Además a él le gusta que lo traten así".