Estadio DeportivoHueco blanco

Castro prioriza al Dinamo, pero pide "rebajar la tensión" del derbi y recuerda que "el Sevilla, el Betis y la ciudad se juegan su prestigio"

El presidente del Sevilla FC analiza la mala racha reciente, lamenta una plaga de lesiones que "no es normal" y explica en qué punto están las relaciones con los dirigentes béticos

Castro prioriza al Dinamo, pero pide "rebajar la tensión" del derbi y recuerda que "el Sevilla, el Betis y la ciudad se juegan su prestigio"
- Juan Sierra
Juan SierraJuan Sierra5 min lectura
El Sevilla FC ha aterrizado en la capital de Croacia, pasadas las 12:00 horas de este miércoles, para afrontar el partido de vuelta de la eliminatoria de dieciseisavos de final de la UEFA Europa League ante el Dinamo de Zagreb en el estadio Maksimir. La expedición, que partió desde el hispalense Aeropuerto de San Pablo a primera hora de la mañana, estuvo encabezada por el presidente, José Castro, quien atendió a los medios de comunicación a la llegada del equipo nervionense.

Castro no quiere el más mínimo ambiente de relajación por el 3-1 de la ida con goles de Rakitic, Ocampos y Martial. "El resultado en casa fue bueno pero no hemos hecho nada aún. Sabemos de la dificultad del partido de mañana, sabemos que vamos a sufrir y vamos a afrontar el partido pensando que no tenemos ventaja. Veo bien al equipo y creo que tenemos mimbres suficientes para pasar a octavos, igual que seguro piensan ellos de cara a levantar la eliminatoria", manifestó.

El máximo dirigente del Sevilla FC consideró que la incesante plaga de lesiones que sufre la plantilla en los últimos meses "no es normal". "No es normal tanta lesión, hay quien dice que hay que investigarlo, mirarlo... La realidad es que muchos son de golpes, como Lamela, Suso o Fernando y otros musculares. Pero a nadie escapa que diciembre, enero y febrero han sido meses complicados entre lesiones y covid, porque han tenido que jugar siempre los mismos. Tal y como es el fútbol ahora tiene que haber lesiones, pero no es normal que haya tantas. El año pasado no tuvimos apenas y en éste se han acumulado todas", lamentó.

Castro consideró que hoy aún no era momento de hablar del Real Betis ni de El Gran Derbi del próximo domingo en el Sánchez-Pizjuán: "Estamos concentrados en intentar pasar a octavos de esta nuestra competición y hay que apartar LaLiga hasta el domingo. De momento, Zagreb".

"En los últimos cinco partidos hemos empatado cuatro, pero a todos les llega alguna mala racha o de tener menos acierto. Estamos segundos, con relativas ventajas con los que nos persiguen. Estamos recuperando efectivos y volveremos a la senda de la victoria que necesitamos para nuestro objetivo, que es estar entre los cuatro primeros", recalcó el utrerano, restando importancia a la reciente mala racha de resultados del Sevilla FC y situando el objetivo en clasificarse para la Champions sin hacer mención a su condición de aspirante al título.

"Hablamos hace días para echar el balón al suelo para no alentar a ningún loco. Hay que rebajar la tensión. No hemos vuelto a hablar. Cumpliremos con lo pactado en su día con respecto a las entradas y no habrá comida, pero no por nada, sino porque no las está habiendo con el tema del covid, más allá del horario del partido. Esperemos que pronto vuelvan las comidas oficiales. Lo importante es que nos jugamos el prestigio de nuestros clubes y nuestra ciudad, y tenemos que dar un comportamiento ejemplar con dos equipos en la élite", señaló sobre la polémica que rodea el Sevilla-Betis después del último duelo copero y sobre su relación con los dirigentes verdiblancos. 

Además del presidente José Castro, la expedición del Sevilla FC a Zagreb contó con la presencia del vicepresidente, José María Del Nido Carrasco; del subdirector general, Jesús Arroyo; de los consejeros Luis Castro, Enrique de la Cerda, José María Manzano y Fernando Carrión, así como el director general deportivo, Monchi. Nada más aterrizar, el equipo se dirigió al hotel de concentración para descansar antes del último entrenamiento previo al duelo ante el Dinamo en el estadio Maksimir.