Estadio DeportivoHueco blanco

Castro exculpa a Martial, presume de ambición en el Sevilla y se acuerda de los árbitros antes de recibir al Real Madrid

El presidente nervionense le recuerda "a un magnífico profesional como es Medina Cantalejo", que esta temporada "ha sido atípica" por el cambiante criterio de los colegiados y "el VAR, que está rearbitrando partidos"

Castro exculpa a Martial, presume de ambición en el Sevilla y se acuerda de los árbitros antes de recibir al Real Madrid
- Juan Sierra
Juan SierraJuan Sierra5 min lectura
El Sevilla FC es un club fiel con sus tradiciones y, cada día, rinde tributo a todos los santos; en principio, para pedir más salud que éxitos, según explicó este martes el presidente, José Castro, quien repasó la actualidad del conjunto nervionense. En este sentido, exculpó a Anthony Martial por su bajo rendimiento, especialmente decepcionante al compararlo con el alto precio de su cesión; presumió de la ambición de este club, convencido de lograr el objetivo de jugar la Champions por tercer curso seguido; y mandó un oportuno mensaje al estamento arbitral en una semana en la que el Real Madrid visita el Ramón Sánchez-Pizjuán.

Castro ha atendido a los medios de comunicación después de asistir a la tradicional ofrenda floral del Sevilla FC a la hermandad de San Benito, en el barrio de La Calzada. "Gracias a Dios, después de dos años sin poder venir, vuelve la normalidad. El tiempo parece que no va a acompañar, pero estamos aquí con una de las grandes Hermandades del Barrio", arrancó el máximo mandatario sevillista, quien explicó que lo más importante que les puede conceder Dios es la salud.

"Lo primero es la salud, a partir de ahí podrán venir los éxitos. Este año parece que no hemos tenido mucha, en forma de lesiones. He escuchado en los últimos días que somos conformistas... No sé de dónde sale eso. Siempre miramos hacia arriba. Quedan siete partidos y queremos conseguir lo máximo. Ya entró el Papu el otro día y se notó, a ver si siguen entrando otros y vamos a mejorar, seguro. Nuestro campamento base es la Champions, como digo siempre. A partir de ahí, lo más arriba posible", espetó el máximo dirigente del Sevilla FC, verbalizando el refrán de 'A Dios rogando y con el mazo dando'.

En este sentido, enumeró atenuantes de la lógica decepción por los resultados de los dos últimos meses: "Hemos perdido la segunda plaza porque seis, siete partidos no hemos ganado, eso es una realidad. También lo es que nos han faltado muchos jugadores, que no hemos tenido acierto, que ha habido errores arbitrales...", deslizó, antes de recordar que el Sevilla FC tiene "un buen equipo" y asegurar que está "convencido de que se le puede ganar al Real Madrid".

"Ellos (el Madrid) siempre ponen en su calendario este partido como uno de los difíciles. Confío mucho en los míos. Me importan los míos, que rindan bien y que las decisiones arbitrales sean las adecuadas para que todos tengamos las mismas posibilidades. Mirar a los demás es perder vitalidad y fuerza. Siempre hacia arriba", insistió el presidente sevillista, redundando en su alusión a los colegiados y al controvertido VAR.

"Me preocupa el criterio arbitral, estamos viendo cosas sin criterio. En estas jornadas nos jugamos mucho. Espero que sean consecuentes y que sean los jugadores los que decidan los partidos con sus errores o aciertos, no los árbitros. El VAR no puede entrar a rearbitrar los partidos. Ha sido una temporada atípica con los arbitrajes y espero que Medina Cantalejo, que es un extraordinario profesional, sea capaz de reconducir estas situaciones", añadió, preguntado ya de manera directa.

"Tenemos una magnífica plantilla y no lo digo yo solo. Hemos hecho un gran esfuerzo. LaLiga es muy competitiva y es muy difícil ganar cualquier partido. El juego a veces es mejor y otras peor, pero esto se mide por victorias y nos quedan siete partidos para estar donde nos hemos merecido durante toda la temporada", continuó Castro, quien exculpó a Anthony Martial por su decepcionante rendimiento desde su llegada en el mercado invernal, cedido por el Manchester United en una operación que ronda los seis millones de euros de gasto para el Sevilla FC.

"Sobre Martial... es que no es fácil. Viene de otra liga y ha llegado en un momento no tan óptimo del equipo, pero atesora una enorme calidad y seguro que nos va a ayudar en este tramo final", manifestó el utrerano, que echó un capote al delantero francés, del que evidentemente espera más en los siete partidos que quedan para la conclusión de la temporada 2021/2022... si Dios quiere.