Hueco blanco

El Papu Gómez se moja y sorprende con su tajante opinión del estilo de juego del Sevilla, la polémica arbitral, la plaga de lesiones...

El jugador argentino tiene también palabras de recuerdo para Antonio Puerta, en el día en el que se cumplen 16 años de su gol al Schalke y asegura que sigue marcando el camino a este club

El Papu Gómez se moja y sorprende con su tajante opinión del estilo de juego del Sevilla, la polémica arbitral, la plaga de lesiones...
- Aitor Torvisco
Aitor TorviscoAitor Torvisco8 min lectura
El Papu Gómez tiene muchísima experiencia en el fútbol al más alto nivel. Ganó la pasada Copa América con Argentina, ha jugado en la Serie A de Italia con las camisetas del desaparecido Catania y de la Atalanta y ahora es uno de los líderes del vestuario del Sevilla FC. Ronda la treintena de años y, a estas alturas, le sorprenden pocas cosas y le escandalizan aún menos. Se le nota cuando juega y quizás aún más cuando habla. Sus reflexiones tienen el poso del que conoce bien los entresijos de este deporte, incluidas las ciénagas ocultas que siempre rodean al poder, la rebeldía del que ama este deporte y la ambición del que siempre quiere ir a más y a mejor.     

Lo ha dejado claro en una interesante entrevista en Canal Sur Radio, en la que no sólo ha sorprendido con la sinceridad con la que ha analizado la Copa del Rey ganada por el Betis y la rivalidad en Sevilla, sino que se ha mojado de absolutamente todos los temas que le han puesto sobre la mesa: el enconado debate sobre el estilo de juego del Sevilla FC de Lopetegui, las polémicas arbitrales, la plaga de lesiones que ha sufrido este año la plantilla nervionense, los objetivos del equipo en esta recta final de curso tras las decepciones en Europa y en el torneo copero o los polémicos audios de las conversaciones entre Gerard Piqué y Luis Rubiales en los llamados 'Supercopa Files'. Todo ello mostrando de manera cristalina su manera de pensar, rechazando cualquier atenuante que suene a excusa por evidente que sea el hándicap y haciendo primar el análisis autocrítico.   

"Depende de la mirada de cada uno. Hay partidos que hemos jugado muy bien y creo que es más problema de que a veces ha faltado continuidad. Por ejemplo, los primeros 45 minutos contra el Real Madrid son excelentes y de eso poco se habla; pero claro, eso hay que trasladarlo a que el día de mañana sean 60, 70 u 80 minutos. Eso es un mensaje del que hay que aprender y el vestuario tiene que tener claro que no podemos jugar bien sólo durante 45 minutos", manifestó sobre el estilo de juego del Sevilla FC, cuyo rendimiento reivindicó. 

"Es una Liga bastante rara, pero a la vez muy competitiva. Todos los partidos son apretados, no suelen verse marcadores abultados, la mayoría se deciden en los minutos finales... No habíamos tenido suerte últimamente, pero se han dado buenos resultados para nosotros, positivos porque los rivales no han ganado y ahí estamos. Quedan cinco finales y queremos ganarlo todo", analizó el internacional argentino sobre la extraña situación de un Sevilla FC que durante cinco meses fue segundo y principal alternativa al título, que después de varios resultados negativos fue adelantado por Barcelona y Atlético y parecía condenado a la cuarta plaza como cota máxima y que ha vuelto a aspirar a acabar segundos.

Desde el vestuario, eso sí, jamas dieron ese segundo escalón liguero por perdido: "No, no, para nada lo dimos por perdido. Tenemos tres partidos en casa todavía, aunque hay dos difíciles fuera. Recuperamos jugadores de lesiones y estoy seguro de que vamos a ver a un Sevilla FC muy competitivo en lo que queda". "Soy ambicioso, la idea siempre fue estar en los primeros puestos. Me habría gustado estar más cerca del Real Madrid, no me gusta que nos haya sacado tanta ventaja. Creo que hay que aprender de los errores y tendremos que hacer autocrítica al final de la temporada, pero ahora se trata de terminar lo mejor posible".

En este sentido, personalmente, al Papu no le vale escudarse con actuaciones arbitrales perjudiciales ni con clasificaciones que ponen al Sevilla FC primero de no ser por esos fallos: "Esto pasa en todas las ligas del mundo, no es sólo en España. Tengo la experiencia de haber jugado en la liga italiana y pasa también, así que no es algo que me sorprenda; pero prefiero pensar en lo que hacemos nosotros y en qué tendríamos que haber hecho mejor. Te doy un ejemplo: ganando 2-0 en casa contra el Madrid, prefiero pensar en qué hicimos mal para perder y no en que el árbitro debería haber echado a Camavinga. Las excusas prefiero dejarlas de lado. Sí es verdad que hubo errores que nos habrían dado algunos puntos más, pero creo que (en el equipo) hay que mejorar otras cosas".

El mediapunta argentino tampoco se apunta a hacer más leña del caso de la Supercopa. "Soy un admirador de Piqué, creo que es un ejemplo a seguir para los jóvenes porque tiene otra cabeza, no se dedica sólo a jugar y eso está muy bien, pero sí se ve en todo esto que tiene una gran relación con el presidente de la RFEF. Es normal, porque jugó muchísimos años en la selección española, pero es díficil todo esto porque está en actividad, juega en el Barcelona, hay unos intereses por medio... Para mí es difícil opinar, porque cuando uno no está ahí dentro no sabe si es con buena o mala intención. Ojalá todo se explique y se resuelva con claridad".

De igual modo, aunque son muchas las opiniones que hablan de estrés competitivo como princial causa de la inusual plaga de lesiones que ha asolado al Sevilla FC y que especulan con cómo habría sido la temporada del equipo de no sufrir tantos problemas, el Papu no cree que se puedan agarrar a eso para justificar eliminaciones europeas o la distancia con respecto al líder. "No me gusta andar poniendo excusas de lesiones o covid, creo que eso le ha pasado a todos los equipos de LaLiga y del mundo. Ha sido un calendario muy apretado, con competiciones europeas, selecciones, viajes...". 

"El Sevilla FC tiene una plantilla muy grande y en todos los partidos hemos salido con 11 jugadores capaces de formar un equipo competitivo. Sí es verdad que en algunos partidos hemos estado cortos de jugadores de banquillo, pero prefiero mirar qué se ha podido hacer mejor que poner las excusas de los lesionados", remarcó. 

Por último, demostró que nadie se olvida de Puerta en el 16 aniversario del gol que cambió para siempre la historia del Sevilla FC: "Antonio está muy presente en el día a día, en el estadio, en cada charla... Jesús (Navas) ha jugado con él, muchos en el club trabajaron con él... Su energía está muy presente en el Sánchez-Pizjuán. Es muy lindo recordarle y ojalá desde arriba o desde donde esté nos siga mandando su fuerza para que sigamos consiguiendo cosas importantes para el Sevilla".