Estadio DeportivoHueco blanco

El Elche ya 'cuenta' con el dinero de Boyé para fichar

El Sevilla se ha interesado por el delantero argentino y por el colombiano Mojica

El Elche ya 'cuenta' con el dinero de Boyé para fichar
- José López
José LópezJosé López5 min lectura
Sin prisa, pero sin pausa. Christian Bragarnik, propietario del Elche, ha demostrado en el poco tiempo que lleva en la elite del fútbol español por qué es uno de los agentes más respetados en Suramérica. Es un presidente especial, porque también es agente de futbolistas, jugó en su día y hasta ha ejercido -y en cierto modo lo sigue haciendo- de director deportivo, de ahí que se sepa mover en este mundo como pocos y sepa sacar el mejor partido a los movimientos que ha realizado en los últimos años.

Los más importantes tal vez hayan sido el del fichaje de Lucas Boyé por tres millones al Torino y el de Johan Mojica por 1,2 al Girona. Hoy día son dos de los principales activos del Elche y ese valor pagado se multiplica exponencialmente.

Por el primero ya hizo una intentona el Sevilla en el pasado mercado invernal de 12 millones -cuatro veces lo que pagó el Elche-, que fue rechazada, ya que la prioridad ilicitana era permanecer en Primera división y Lucas Boyé era clave, más aún tras la salida de Benedetto. Y el segundo también ha sido relacionado con el equipo de Nervión para suplir una posible salida de Augustinsson y con un Atlético que va a incorporar un lateral zurdo en el mercado estival.

"De momento, el mercado está muy parado. No hay urgencias como suele ocurrir en sus últimos 15 días, ya con la competición en marcha", aseguraba esta semana el propio Christian Bragarnik, que sí tiene una fecha límite para cerrar alguna operación, pero que, como se vio el pasado año con Mojica, se ve con confianza sacar incluso un mejor precio negociando al final del mercado.

El Elche tiene hasta la próxima semana -30 de mayo- para ejercer la opción de compra preferente que dispone para fichar al delantero Ezequiel Ponce por cinco millones de euros. El actual valor de mercado del delantero argentino es de 7 kilos, pero el dirigente argentino espera sacarlo por menos, incluso, de los cinco que debería pagar ahora. No en vano, su club, el Spartak de Moscú pagó tres por él a la Roma y Bragarnik espera que su precio final esté entre esas dos cifras. O incluso menos si tenemos en cuenta que le queda un año más de contrato y la situación que se vive en Rusia. Aunque tampoco sería descartable que no esperase y aprovechase el precio para cerrarlo ahora.

Bragarnik sabe perfectamente manejar los tiempos, apenas estamos a final de la presente temporada y quedan más de 90 días para negociar. Y también parece evidente que hará lo posible por fichar a Ponce, como transmitió en la rueda de prensa de balance de temporada que ofreció esta semana.

Una continuidad que también quiere Poce. "El Elche debe tomar una decisión para que pueda quedarme o si debo regresar a Rusia. Espero dar lo mejor de mí para permanecer aquí. (...) Estoy muy a gusto en el Elche. Tanto mi familia, que es lo primero para mí, como yo estamos adaptados y disfrutando del momento. Me encanta la forma de trabajar del míster y de los compañeros. Se está formando una familia en el club", reflejaba el propio jugador, partícipe tambien de la continuidad que le ha sugerido su residente.

Para ficharlo, Bragarnik necesitará cerrar alguna de las operaciones que este verano le pondrán sobre la mesa. Ya cuenta con una buena venta, sea Boyé, Mojica o ambos y con ese dinero fichar a Ponce, renovar a Mascarell y Pere Milla y reforzar al equipo para que no pase tantos apuros como los que sufrió en la primera vuelta.