Hueco blanco

El inquietante silencio de Lopetegui en un contexto con tanto ruido

Ha hablado Castro y Monchi ha insistido en que el Sevilla no duda; pero desde Bilbao le señalan como entrenador de una candidatura, y el PSG aún busca técnico. El único que no ha hablado es él y muchos le piden que lo haga ya

El inquietante silencio de Lopetegui en un contexto con tanto ruido
- Aitor Torvisco
Aitor TorviscoAitor Torvisco5 min lectura
Infundadas o no, la sombra de la duda que sigue persiguiendo a Julen Lopetegui comienza a generar cierta incomodidad. Desde luego, poco o nada puede criticarse al Sevilla FC en este sentido, pues ya se encargaron de desmentir los rumores de un posible despido, le reafirmaron en el cargo con contundencia y han repetido hasta la saciedad que dan por hecha su continuidad hasta el 30 junio de 2024, que es cuando expira el contrato que renovó hace sólo unos meses.

Desde Nervión siempre se han exaltado los excelentes números de Lopetegui en sus tres años al frente del Sevilla FC (acumula récords históricos en un buen puñado de apartados), sin embargo, es un secreto a voces que la complicadísima 2021/2022 ha causado un importante desgaste. Discreta y elegante, la entidad se afana en lavar los trapos sucios en casa, pero a nadie se le escapa que cuerpo técnico y servicios médicos han intercambiado 'cuchillos' y tampoco que al conclave con Monchi no le faltó la tensión, a pesar de que en teoría acabó con sensaciones positivas.

"¿Pero alguien duda de que Julen Lopetegui no está al tanto de todos los que pueden salir, llegar y de cómo va la planificación?", ha repetido en varias entrevista un José Castro más contundente de lo habitual para intentar acabar de una vez por todas sobre los rumores de una posible salida del técnico, con el PSG e incluso el Athletic Club como posibles alternativas. En la misma línea ha insistido Monchi, quien siempre ha dejado claro que "en el Sevilla FC no hay ningún tipo de duda con Lopetegui".

Lo que nadie dice es que Lopetegui tampoco dude. ¿Lo hace? El verano avanza y en tres semanas el equipo debe estar entrenándose de nuevo, por lo que el silencio del vasco suele entenderse como un 'el que calla otorga'. Es decir, se supone que si no ha dicho ya lo contrario es porque se queda. Un problema es que el PSG acaba de anunciar a su nuevo director deportivo, Luis Campos, y aún busca entrenador sin prisa. Por si le faltase morbo a la historia, ahora desde Bilbao vuelve a deslizar su nombre como entrenador de uno de los candidatos a la presencia del Athletic Club, que celebra elecciones este verano.

No es la primera vez que suena para el equipo en el que se formó y militó como jugador. Si bien es cierto que el Athletic lleva varias temporadas fuera de Europa, su irregularidad no le ha impedido disputar finales de Copa del Rey y ganar una Supercopa de España. Además, es conocida su capacidad para asumir salarios muy altos, algo que hace para poder atraer jugadores para su limitado mercado autóctono (exclusivo de Euskadi). Es decir, que dispone de argumentos para convencerle aunque no esté hoy en día al nivel del Sevilla FC: tiene músculo financiero; reclamos emocionales, vínculo con la tierra y la posibilidad de vivir con su familia; y deportivos, pues le ofrecería empezar de cero un proyecto muy personalista.

Cada vez surgen más motivos para que los que confían en la continuidad comiencen a tener dudas y para que aumenten las de aquellos que ya las tenían. En el Sevilla FC ya vivieron algo similar con Unai Emery y el PSG hace un lustro y aún peor es el recuerdo de la 'espantá' de Juande Ramos al Tottenham con la temporada ya empezada. Esta inquietud sólo la puede resolver Lopetegui, a quien muchos piden que, de alguna manera (ahora ha estrenado web personal y sería una vía sencilla) confirme si se queda o no, sentido en el que se ha expresado un aplastante 89 por ciento de los participantes en la #EncuestaHelvetiaED.