Hueco blanco

Carlos Alcaraz olvida la hierba de Wimbledon y vuelve a pensar en tierra

Paula Badosa iba a ser quien formase pareja con el tenista murciano, pero su recaída en la espalda ha hecho que sea Rebeka Masarova quien compita con Alcaraz

Carlos Alcaraz olvida la hierba de Wimbledon y vuelve a pensar en tierra
Carlos Alcaraz - UES
José Antonio RiveroJosé Antonio Rivero 3 min lectura

Tras su exitoso paso por Wimbledon, Carlos Alcaraz se prepara para afrontar una nueva competición, la Copa Hopman en Niza. El joven tenista español, quien alcanzó la cima del ranking mundial, liderará al equipo español en esta clásica competición de tenis que ha regresado después de cuatro años de ausencia.

Inicialmente, estaba previsto que Paula Badosa formara pareja con Alcaraz, pero una recaída en una lesión en la espalda durante su participación en Wimbledon ha hecho que Rebeka Masarova ocupe su lugar en el equipo.

Carlos Alcaraz, que ha tenido una temporada sobresaliente hasta ahora con 47 victorias y solo cuatro derrotas, incluidos dos títulos en Queen's y Wimbledon, regresará al polvo de ladrillo en las pistas del Nice Lawn Tennis Club de Niza para competir junto a Masarova. La Copa Hopman acoge a seis selecciones divididas en dos grupos de tres, y el objetivo es alcanzar la final del domingo.

Aunque apenas ha tenido tiempo para descansar tras su victoria en Wimbledon, Alcaraz está listo para defender los colores de España en esta competición. Su excepcional desempeño en la primera mitad de 2023 lo ha consolidado como una de las grandes promesas del tenis mundial, habiendo ganado seis títulos importantes en lo que va del año.

La Copa Hopman, que nació en 1989 y se jugó durante tres décadas hasta 2019, regresa después de tres años de ausencia, pero ahora en una nueva ubicación y superficie. Anteriormente se disputaba en Perth, Australia, como preparación para el inicio de la temporada, mientras que ahora se celebra en Niza sobre tierra batida.

España compite en el Grupo B junto a Bélgica y Croacia, y su primer partido será contra Bélgica, con Alcaraz enfrentándose a David Goffin y Masarova jugando contra Elise Mertens.

El evento promete ser emocionante, y aunque equipos como Suiza y Estados Unidos acumulan más títulos históricos en la Copa Hopman, el equipo español con Alcaraz a la cabeza espera luchar y destacar en la competición. La oportunidad de ganar este prestigioso torneo y volver a dejar huella en la historia del tenis motiva al joven talento español a seguir trabajando arduamente y demostrando su enorme potencial en cada partido que juega.

Carlos Alcaraz, con su juventud y talento, es una figura en ascenso en el mundo del tenis. La Copa Hopman en Niza es una oportunidad para demostrar su versatilidad en diferentes superficies y seguir consolidando su carrera. España está emocionada por verlo competir y representar al país en esta prestigiosa competición.