Estadio DeportivoHueco blanco

La hora de Alegría

La hora de Alegría
- F. M.
Fernando MateosFernando Mateos2 min lectura
Serio contratiempo para Víctor Sánchez del Amo. La lesión de Sanabria le obligará a modificar su consolidada dupla atacante. Pero Álex Alegría, como ya hiciera ante el Leganés, cuando tuvo que sustituir al paraguayo, espera aprovechar la oportunidad que se le presenta para demostrar al técnico verdiblanco que puede ser un recurso ofensivo más que válido.

Y es que, hasta el pasado domingo, el canterano no había gozado de ningún minuto en los cinco encuentros de Liga disputados por el cuadro bético bajo la batuta del madrileño, que sólo había confiando en el de Plasencia en los dos partidos de Copa ante el Deportivo.

Ahora, sin embargo, Víctor no tiene más alternativas que alinear al delantero extremeño junto a Rubén Castro si quiere mantener el 5-3-2 implementado desde su llegada, ya que el cuarto ariete en discordia, el ucraniano Roman Zozulia, está más fuera que dentro, y no parece que la dirección deportiva, con dificultades para cerrar el central y el mediocentro deseados, vaya a acudir al mercado para reforzar la vanguardia.

En principio, por tanto, Alegría tiene ante sí una oportunidad que se alargará, como mínimo, durante cuatro choques, frente a Atlético de Madrid, Sporting, Barcelona y Deportivo.

No será la primera vez, además, que el placentino aproveche una baja por lesión de Sanabria para ganarse un puesto, algo que ya hizo desde la tercera a la octava jornada, gozando de la titularidad en esas seis citas y anotando sus dos únicos goles en Primera, ambos en el empate ante el Granada. Aunque no se quedó ahí su protagonismo con Gustavo Poyet, mayor que el de ahora, ya que con el paraguayo recuperado también participó en otros tres encuentros saliendo desde el banquillo.