Y, para colmo, un poco halagüeño Estrada en Leganés

12.02.2020 | 20:50
El Betis no suele tener suerte con Estrada Fernández.

No han recibido, precisamente, con alegría en Heliópolis la designación de Estrada Fernández para la visita dominical a Butarque. Y es que, en plena vorágine de agravios al Betis por parte del colectivo arbitral, le toca administrar justicia a un trencilla con el que los verdiblancos no han tenido, por llamarlo así, suerte.

Doce derrotas en 21 partidos (más dos empates y sólo siete triunfos) jalonan la relación entre el ilerdense y la entidad hispalense, las dos últimas, en los únicos partidos dirigidos por este funcionario de 44 años a los de Rubi en la 19/20, ambos con polémica.

Antes, los datos objetivos: en Primera división, sólo la Real Sociedad (11) ha perdido más con Estrada a los mandos que el Betis (10, como el Valencia), mientras que, en términos globales, el porcentaje de derrotas verdiblanco con él (un 57%) sólo es comparable en la elite con el Eibar (idéntico) y el Leganés (62%). Además, el Getafe es el único que vio más rojas de su parte (5) que el cuadro heliopolitano (4, como Osasuna y Levante).

Volviendo a la controversia, la más reciente se sitúa en la visita al Villarreal de la jornada 7 y, en menor medida, en el Betis-Atlético de Madrid de la 18. Huelga decir que nada justifica el vergonzoso bajón en la segunda parte del choque en La Cerámica y que fue un error de Álex Martínez el que encauzó el triunfo colchonero en La Palmera, si bien Estrada señaló un polémico penalti de Bartra a Chukwueze que, en primera instancia, no consideró una acción punible. El VAR tampoco lo tenía claro, por lo que instó al catalán a revisarlo en el monitor, rectificando aquél su decisión. Encima, hubo invasión de área en el lanzamiento de Cazorla, que no se ordenó repetir.

Ante los rojiblancos, es cierto que anuló (con acierto, gracias al videoarbitraje) un gol a Morata y no invalidó el postrero de Bartra, pero perdonó la expulsión a Thomas por un agarrón a Marc y no amplió el alargue, pese a emplear dos de los tres minutos en visionar si era legal o no el 1-2. Las protestas costaron a Guardado y Feddal sendas tarjetas con el duelo acabado.

Son un par de ejemplos de una buena ristra de decisiones controvertidas del colegiado catalán contra los heliopolitanos, incluyendo derbis cainitas. En la 12/13, mandó a Casto a la caseta a los once minutos en un Málaga-Betis que terminaría 4-0, seriamente condicionado por una acción que debería haberse saldado con amarilla, pues no era una ocasión manifiesta de gol. Una actuación corporativista, pues se da la circunstancia de que, una jornada antes, su paisano Álvarez Izquierdo la había liado en un Betis-Atlético que le costó la 'nevera', tras expulsar a Campbell por una mano que, en realidad, fue de Filipe Luis y habría supuesto un penalti.

En la 13/14, otra expulsión discutible de Braian Rodríguez justo antes del 0-1 colchonero con el de Lérida de por medio, al tiempo que, en la visita al Ramón Sánchez-Pizjuán de la 16/17, no subió al marcador un tanto de Álex Alegría que habría conllevado el 1-1 en el marcador. No había en ningún caso fuera de juego del placentino, como tampoco de su asistente, Rubén Castro, que recibió en posición correcta de Joaquín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal