Estadio DeportivoHueco blanco

Pezzella: "Guido es un jugadorazo, no tengo dudas, va a sobresalir"

Pezzella: "Guido es un jugadorazo, no tengo dudas, va a sobresalir"
- I. M.
Isabel MoralesIsabel Morales7 min lectura
Estuvo dos temporadas en el Betis, se repuso a un comienzo dudoso y terminó consolidándose con todos los entrenadores que pasaron por el banquillo verdiblancos que no fueron pocos. En el verano de 2017, Germán Pezzella se marchó a la Fiorentina en calidad de cedido -no contaba para Setién-. Un año después, el cuadro italiano se hacía con los derechos del jugador en una operación muy ventajosa para el Betis. Hace unos días, confirmaba que había superado el coronavirus. Fue uno de los ocho trabajadores de su club infectados después de un viaje a Udine, uno de los primeros focos importantes de contagio en Italia y ahora ha contado su experiencia en los micrófonos de Radio Betis. 

"Gracias a Dios, ya quedó atrás el virus. Estamos intentando llevar la vida igual y que pase todo rápido para todo el mundo. En el momento en el que me infecté, las cosas no estaban del todo claras en cuanto a síntomas y riesgos", comentaba el central argentino, que agradecía las muestras de cariño recibidas desde la capital hispalense durante este tiempo. "Han sido miles de llamadas, impresionante. Hubo un momento en el que no pude contestar, pero eso te hace estar alegre para salir del virus cuanto antes".

Tras el positivo de un compañero y notar cierta debilidad y algo de fiebre, Pezzella se sometió al test con resultado positivo. Empezaron entonces dos semanas en las que la incertidumbre ha sido su gran compañera de viaje. "Lo que más me preocupaba era no saber qué era realmente. Hace un mes había opiniones diferentes. En cuanto a las secuelas, en cuanto al virus en general. Eso pesa día a día, en una cuarentena solo, te lleva a pensar mucho, genera cierta inquietud. No veía la hora de que me dijeran que el virus había desaparecido".

Sin su pareja, que tuvo que viajar a Argentina porque en el momento en el que decretaron el cierre de las fronteras en Italia ella se encontraba fuera, y sin nadie más de su familia cerca, Pezzella ha tenido que pasar toda la convalecencia solo en Florencia, un periodo que pudo sobrellevar gracias al cariño que recibía por las redes sociales.

Al margen de su experiencia personal con el virus, el internacional argentino también mostraba sus dudas sobre la vuelta a la competición. "Aquí en Italia también es una incertidumbre, porque la cosa va avanzando y no se puede programar nada porque es muy impredecible. Todos estamos a la expectativa. Se iniciará cuando haya garantías de que nadie pueda contagiarse. Lo que pasó antes de suspender la temporada fue tirar de una soga tensa, porque nosotros viajamos a Udine, dormimos allí y tres horas antes nos dicen que se suspende. Udine era una zona en riesgo. Estas cosas se están midiendo un poco más ahora, por eso es más difícil programar nada".

Asumía el ex de River que, en caso de reanudarse, se hará a puerta cerrada, porque, apuntaba que "sería contradictorio jugar ante 40.000 después de una crisis" como la que estamos pasando, algo para lo que tendrán que prepararse también los jugadores "a nivel psicológico".

En cuanto al Betis, Pezzella recordaba con cariño su etapa como verdiblanco. "El Betis me abrió la puerta de LaLiga, de Europa. Para los sudamericanos este salto es complicado. Fueron dos temporadas intensas, los recuerdos deportivos quizás podrían ser mejores, pero la experiencia me hizo crecer como persona y como profesional. Fue la primera experiencia fuera de mi país y tengo un recuerdo impresionante".

Fiel seguidor del Betis, al que no se pierde siempre que sus partidos con la Fiore se lo permiten, y conocedor absoluto de las cualidades del bético Guido Rodríguez, defendía que, en cuanto empiece a sentirse cómodo, desplegará todo su potencial. "A Guido lo conozco bien desde chico, de estar en River. Tenemos algunos años de diferencia, pero lo conozco y se supo abrir las puertas él solo. Se fue a México y allí 'la rompió'. Imagínate cómo lo estaría haciendo que estuvo en todas las últimas convocatorias de la selección, y llegar a la selección desde la liga mexicana o la española es complicado. No tengo duda de que a medida que vayan pasando los partidos seguramente va a demostrar su capacidad. Es un jugadorazo. Las velocidades en cada liga son diferentes. Lleva un tiempo adaptarse, pero no tengo duda de que la manera de jugar de Guido, una vez que pueda coger confianza, va a sobresalir. Tiene un sentido de la posición, una calidad del pase -vertical, horizontal y en largo- muy buena. Cuando se sienta cómodo, empezarán a salir esas cualidades".

En cuanto a Joaquín, Pezzella aseguraba que "no hay una persona en Florencia que hable mal de él". "Todos lo aman por su ánimo, pero también por lo que hizo como jugador, lo tienen catalogado como uno de los mejores extremos de los últimos años. Cada vez que lo nombran se les viene una sonrisa. Estuvo dos años acá, pero dejó una buena marca".

Por último, Pezzella destacaba que se sentía orgulloso de haber contribuido a poner las bases del Betis actual. "Haciendo un repaso de lo que fue mi etapa, me alegro al decir que puse un granito para que hoy el Betis esté viviendo una etapa diferente. Llegué recién ascendido, era un club histórico, la situación no era la perfecta, pero el equipo terminó décimo y eso servía para este proceso que hoy tenemos, que es pelear por las plazas europeas. Me alegra que todo le vaya bien".