Pellegrini: "El desafío en el Betis es exactamente igual que cuando llegué al Villarreal"

14.07.2020 | 23:27
Pellegrini: "El desafío en el Betis es exactamente igual que cuando llegué al Villarreal"

El nuevo entrenador del Betis, Manuel Pellegrini, concedía este martes su primera entrevista desde su desembarco en Heliópolis en la TV oficial de la entidad, donde confesó que "estas primeras horas están siendo muy fructíferas", ocupadas "en tratar de conocer en estos dos días en Sevilla las instalaciones del club, pero ya sientes el cariño de la gente en la calle", por lo que se confiesa "muy ilusionado de poder hacer una buena labor aquí en el Betis". Ni siquiera el bochorno del verano hispalense amedrenta al chileno: "Ya he tenido bastantes años de frío, así que el calor, que ya conocemos que es habitual aquí en Sevilla en esta época, no me molesta".

El ex de Madrid o City ha tenido horas intensas en La Palmera: "He estado poniéndome al tanto de lo que hay y los planes de futuro. Necesitamos ya planificar una pretemporada que se viene en tres semanas más. Trataremos de no distraer al equipo en estas dos jornadas que restan, porque, si bien no se está jugando ninguna ubicación importante, siempre es clave ganar por la confianza y por terminar una temporada de la mejor manera posible". Pellegrini se felicitaba de los cambios que ha visto en el Betis: "He visto el cambio que ha dado el Estadio, pero también la ciudad deportiva, desde la última vez que estuve aquí, en 2013 o 2014. Ha sido una gran transformación".

Por otro lado, el técnico andino destacó la trascendencia de que también haya sonrisas en lo deportivo: "Una cosa son los resultados y otra el desarrollo del club como institución. Solamente hay que verlo a nivel interno, cómo interactúa con su gente, la cantidad de tecnología que ha llegado... Ha habido un avance importante. No se puede pretender ser un club grande si el desarrollo de las infraestructuras no va de la mano con los resultados deportivos. A medida que se consigue combinar ambas cosas, el crecimiento será mayor. Es más fácil cuando uno gana, pero también tiene mucho mérito estar convencido del proyecto que uno tiene cuando los resultados no son adecuados y seguir haciendo crecer al club en las divisiones menores, a nivel global de todas las distintas áreas que un club tiene, que son muchísimas".

Además, el nuevo entrenador verdiblanco repasó los siguientes temas:


Expectativas.- "Todo el mundo coincide en que da la impresión de que el Betis podría tener mejor resultado del que ha tenido. No sólo mirando la plantilla, sino también mirando los partidos. Hay muchos en los que se ve que el equipo domina, crea situaciones, que no le crean. Pero con Levante, por ejemplo, perdiendo 2-0 a los 20 minutos, cuando estuvimos cerca del área del Levante y generando ocasiones. Pero a esas situaciones hay que buscarle la razón. Y esa razón es la que uno tiene que no entregarse ni resignarse a aceptarla, sino rebelarse y buscar que hay algo que está faltando para poder concretar esa imagen de un equipo dominador y ganador en resultados"

Bases sólidas.- "En todos los trabajos importantes, no solamente en el fútbol, la base y los cimientos son importantes. Cuando estás apoyado en esas bases, se pueden desarrollar esas áreas. Si queremos desarrollar una red de fútbol sólo trayendo jugadores importantes para tener un resultado deportivo puntual es un camino deportivo que, a la larga, es muy difícil de sostener. Lo otro puede demorarse un poco más, pero va a ser permanente. En el fútbol, siempre se está desarmando todo. Lo que parece en un momento que está todo armado, por diferentes motivos, una declaración, resultado, conflicto, pelea... se desarma. Por eso, personalmente, le doy tanta importancia al liderazgo en el grupo, no sólo de los jugadores, que es fundamental tener líderes en el plantel, sino como técnico; tener esa cohesión en el grupo, tener ese compromiso de los jugadores con el equipo. Las partes táctica, técnica y física son importantes, pero le podría colocar diez ejemplos de equipos que con el mismo técnico son campeones en España o Inglaterra un año y que al año siguiente están peleando el descenso y al técnico le echan. Y a ese técnico no se le ha olvidado la parte táctica, el trabajo físico€ Resulta que, por diferentes motivos, el grupo no llegó como la temporada anterior, sino que hay que lograr el conocimiento de la personalidad de los jugadores; eso es ganar parte del trabajo hecho. Aeso se le agregan buenos jugadores, porque, si no, es imposible lograr buenos resultados. Y, por último, jugadores que técnicamente son capaces de definir los resultados. Cuántas veces lamentamos el gol que se nos fue. Situaciones que son 2-3 balones en diferentes áreas, en la defensiva que cuestan goles y en la ofensiva que permiten asegurar el resultado. Es el camino. No hay solución inmediata; no es que yo diga 'hay que hacer esto', porque, dos semanas después, el problema es otro. Estar detectando problemas permanentemente y tratar de conseguir ese compromiso de los jugadores entre los que unos van a jugar, otros estarán en el banco y otros serán enemigos del técnico. El que no juega es enemigo, pero, cuando acabe ese partido, hay que seguir a por el siguiente resultado"

Demasiados goles en contra.- "Creo que, primero, el trabajo defensivo del equipo es de todos jugadores. No me gusta que se diga que un equipo tiene mala defensa, porque es que los delanteros defienden mal, los centrocampistas no cubren espacios, los defensores cometen errores en el área, el portero no para. Es que el equipo no defiende bien. En ataque, igual; si no hay llegada desde atrás de los laterales, llegadas al área... Es un trabajo en diferentes aspectos que responsabiliza a todos. Después. están los rendimientos individuales que pueden dar un jugador u otro. El trabajo es de un equipo entero. La diferencia es que, al final, en el área contraria hay que definir junto a un poste o dar un centro con precisión. Y, en el área propia, es rechazar, tener la marca tomada, y eso es más de concentración y de capacidad técnica de los jugadores. Defender de acuerdo a la situación. Yo puedo defender con 11, pero, después, la jugada me deja con siete, porque perdí el balón€ Que sepa defender en todas las situaciones. Hay maneras de ganar, hacer 1-0, meter a los 11 en el área a defender y a ver si agarro al contrario en algún contragolpe. Es una manera que acepto; no me gusta, a poca gente le gusta, pero muchas veces ganando, está todo permitido"

Dibujo táctico.- "El sistema no gana. Uno puede tener cualquier sistema y ganará en función de que el rendimiento de los jugadores como equipo sea el adecuado. Muchas veces, cuando se pierde, se le echa la culpa al sistema y vienen cambios. Creo que esos cambios, normalmente si se gana, se asume al cambio táctico, pero es el rendimiento del jugador. Si el rendimiento es malo, lo será con un 4-4-2, con un 4-3-3€ No quiere decir eso que uno no pueda por distintos motivos dentro de un partido hacer un cambio de sistema porque tácticamente vemos que el equipo contrario tiene algunas carencias; muchas veces lo hago, pero no es el sistema el que gana el partido, es el rendimiento de un equipo, y, dentro de él, el de los jugadores individualmente"

Cómo es un líder de un vestuario.- "Primero, se debe tener una preparación personal. En todas las carreras, no sólo la de técnico, la preparación y el aprendizaje permanente, día a día, es fundamental. Mucho más en esta carrera, donde el técnico depende del rendimiento de los jugadores, hay que buscar cómo sacar su máximo rendimiento. Personalmente, como técnico, parto de una premisa por la que hay que tener ciertos conceptos generales que el grupo tiene que entender. Respeto por todo, por la institución, por el hincha, por los compañeros, por la prensa, los técnicos, los fisios, los doctores€ todos los que componen el día a día de un club. Muchas veces hay jugadores que creen que, por su jerarquía, se lo pueden saltar y, para mí, eso es impensable. En segundo lugar, el compromiso, el que uno tiene que conseguir con esos jugadores por un determinado proyecto. Hay infinitos proyectos que han llegado al éxito en algún momento; uno, como técnico, elige uno, que no quiere decir que sea el único verdadero o el único camino. Pero uno se la juega con esos conceptos para conseguir el compromiso del jugador. Jugadores que a lo mejor durante la semana se van con su selección, juegan con otro sistema táctico, igual de bien, y vuelven acá con un sistema que también les gusta. Y, después, lo último, es el rendimiento. Me pasaba muchas veces como técnico con jugadores que uno trae al equipo, por tanto la responsabilidad mía es el doble que la de un jugador que yo recibí en un plantel, que no traje yo. Si a un directivo le digo que gastemos dinero en un jugador, para mí es el doble de responsabilidad, quedar bien con el directivo y que el jugador rinda. Si no rinde, uno tiene que decir 'me equivoqué' y colocar al que esté ofreciendo mejor rendimiento. Después, están distintas personalidades, que a lo mejor se puede tratar a uno de determinada manera, pero lo que uno haga está el resto del grupo viendo lo que hizo con uno y lo que hace con otro. Por eso hay que dejar las cosas claras y que ese camino el jugador lo entienda, lo acepte y vea que las reglas son iguales para todos"

Importancia de la pasión.- "No hay que controlarla, dentro de que sea una pasión deportiva. Vengo de Suramérica, donde esa pasión es muy grande, descontrolada, que a veces lleva a la violencia. Ése no es el camino adecuado para un deporte. La pasión que tiene lo lleva a ser el deporte más importante del mundo; por eso las televisiones pagan fortunas por retransmitir los partidos, por eso la gente va a los estadios. Tratar de ver esa pasión del hincha reflejada en jugadores que defienden una camiseta. Uno no puede sentirse atemorizado por la pasión, sino reflejado en su equipo lo que ellos sienten por esa camiseta"

Mano dura.- "Uno tiene que estar con el convencimiento en la medida de que uno vea que un jugador es importante y lo trate de convencer. Uno, como técnico, no puede pretender que un jugador de 18-20 años piense como una persona de 40-50 años. Hay un montón de cosas que uno tiene que echar la memoria atrás a cuando era jugador y entenderlas. Pero hay ideas y razones que el jugador tiene que entender. En la medida que uno no sea capaz de convencer, algo de responsabilidad tiene, pero hay que tomar las medidas para que eso no afecte al grupo"

Equipo gustador y ganador.- "Hay distintas maneras de ganar. Y desde mi punto de vista, la manera de ganar es darle prioridad al buen trato de balón, ser un equipo agresivo, que cree jugadas ofensivas constantemente, que sepa defender€ Si me dicen que gano todos los partidos 5-4 en todos los partidos, pero hacer tantos goles en un partido es muy difícil. Las estadísticas son importantes y reflejan lo esencial. Y si dicen que para estar en instancias europeas o salir campeones están dentro de determinados rangos, lo podrá hacer una vez, pero las estadísticas reflejan lo que tiene que hacer. Hay que ser un equipo agresivo, un equipo que sepa defender y atacar en bloque"

Por qué no rinden tantos buenos futbolistas: "Hay muchos factores que analizar y no resignarse a que tenemos los jugadores, pero no logramos los resultados. Hay que buscar esa solución, conversar con ellos, sentir ese desafío de estar en instancias superiores... Uno, como jugador, retirarse sin jugar una Champions League para mí no es de jugador ambicioso. En Villarreal, cuando llegamos, habían llegado a la semifinal de la UEFA. Ya lo habían demostrado. Así que vamos a una segunda parte, creciendo, para demostrar que no sólo somos capaces de llegar hasta aquí. Con trabajo, las metas son alcanzables"

Cómo le convencen.- "Primero, en una conversación con ellos, veo que es un club que ha ido creciendo. No sólo lo dicen con palabras, sino también con hechos, con inversiones en infraestructuras, en jugadores, con una intención de que el Betis siga creciendo año aaño. Me mostraron el proyecto de la nueva ciudad deportiva para la formación de los jugadores menores, el Benito Villamarín€ Son las bases para que el club pueda ir creciendo en el tiempo y no en una campaña puntual, en la que se logra algo y, al año siguiente, estamos otra vez con una realidad que no podemos sostener. Bajo ese prisma, viene la parte deportiva, en la que trataremos de dar toda nuestra experiencia para llevar a cabo un crecimiento que haga que el hincha se sienta identificado, contento y siga aumentando la masa de béticos (...) Para mí es muy importante la conversación que tengo con los dueños del club. Son ellos los que tienen que definir cuál es la línea de club que quieren tener. Dentro de esa línea, habrá momentos buenos, malos€ Cuando las ideas conjugan, coordinamos una cantidad de ideas que creemos que podemos trabajar en común y yo estoy feliz de tratar de desarrollar un proyecto desde el punto de vista deportivo y tratando de entregar mi experiencia en distintas áreas"

Objetivos.- "Los equipos grandes consiguen el objetivo el año, ganando la Champions League o la Liga de sus países, pero terminó ese año y se terminó. Partimos de cero, hay que volver a ganar, porque el nuevo año ya no sirve. Esa línea de objetivos de cada temporada tiene que estar relacionada con la envergadura del club, con el presupuesto del club, y es ahí donde hay que dar un paso siempre hacia adelante en esa línea de equilibrio. Mientras más grande y más popular sea la institución, más gente quiere que gane. Pero hay que buscar la fórmula, entender que hay momentos buenos y malos, y hacer una evaluación al final de la campaña para ver si logro o no los objetivos. Eso es lo que tenemos que tratar de equilibrar".

Desafío.- "Esto es un desafío que a mí me motiva. Tengo muchos años de carrera como técnico en distintos continentes, he tenido situaciones en diferentes equipos. Unos que lo eran todo, como Manchester City o Real Madrid, donde hay que lograr los títulos. Equipos que partimos de la base como el Villarreal, que logramos hacer campañas que no se esperaban y llegando lejos en la Champions y en la Liga. Para mí, ese desafío es exactamente igual que el estoy tomando con el Betis ahora. Llegamos a Málaga cuando estaba peleando por evitar el descenso y llegamos a la Champions League. En San Lorenzo llegamos a un club con mucho conflicto económico y logramos por primera vez la Copa Mercosur y el récord de triunfos en el campeonato argentino. Son desafíos distintos. Uno como técnico, a lo mejor, a veces se equivoca. Por suerte, en mi carrera he tomado decisiones de las que hasta ahora no me he arrepentido nunca, pero con el Betis estoy seguro de que están las bases establecidas para poder desarrollar ese trabajo para colocar al club donde se merece, de acuerdo a su afición y al apoyo que tiene en toda España"

El ingeniero.- "Me licencié en ingeniería mientras era jugador y tenía una empresa constructora mientras era jugador y me retiré. Si me dicen antes que iba a hacer esta carrera como entrenador con 20 años fuera de mi país, distintos títulos y valorado, estaría satisfecho. En el Villarreal merecimos esa final por nivel futbolístico. Lo más importante es dejar una huella en los clubes, no sólo en las campañas, que es lo que más valora el hincha. Nadie celebra un balance, sino los títulos. O verse atraído por un fútbol que permite llegar a la institución más arriba de lo que normalmente ha hecho. Ese desafío, en la medida que lo consigo, me voy muy satisfecho".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal