Real Betis 2-3 Barça: Frenados por un despiste

07.02.2021 | 23:05
Real Betis 2-3 Barça: Frenados por un despiste
Nadó, nadó y se ahogó en la orilla. El Betis se encontró con la primera derrota de la temporada en un partido que tuvo en su mano por momentos y en el que acabó cayendo cuando el Barça parecía a su merced. El equipo verdiblanco supo adelantarse jugando a lo que quería, logró salvar una situación límite cuando el rival blaugrana había llevado el choque a un desenfreno que le beneficiaba, liderado por Messi y Pedri, y cuando el equipo de Pellegrini se fue descaradamente a ganar el partido, un despiste de Víctor Ruiz a la hora de despejar acabó con todas las ilusiones.

De inicio, sorpresas en los dos equipos. Las prórrogas de la Copa han pasado factura y tanto Pellegrini como Koeman decidieron reservar a sus mejores hombres: Messi y Canales. Y no fueron los únicos. De Jong, William... también esperaban en el banco a ver cómo se ponía el partido. Al tiempo que sorprendía la presencia de Paul o Riqui Puig en uno u otro equipo.

El partido comenzó con mucha intensidad, con dos equipos a los que le gusta jugar el balón y que intentaban hacerse con él. Aunque el Barça trataba de imponer su juego fue una arrancada de Álex Moreno la que creó la primera ocasión de partido. Apenas se llevaban dos minutos y al centro del catalán no llegó Borja Iglesias por milímetros.

La siguiente, también por izquierda, se encontró con la defensa blaugrana, pero tras pugnar por la pelota, el blaugrana Araujo se lesionaba solo y tenía que abandonar el campo por lesión. De Jong le suplía pese a tener Koeman a Umtiti en el banquillo.

Tras unos minutos en los que el Betis logró llegar de forma más o menos continua, el Barça cogió el timón liderado por un Dembélé que estaba volviendo loca con su verticalidad a la defensa verdiblanca. Conforme pasaban los minutos, el Betis vivía cada vez más atrás. Sin embargo, una jugada esporádica, en la que una gran maniobra de Fekir dio opción al contragolpe, acabó en un centro de Borja al que Juanmi no llegó, otra vez, por milímetros. Era el segundo aviso claro del Betis frente a un Barça que amenazaba, pero no pegaba.

Hasta que lo hizo. Fue a los 28 minutos. A la salida de un córner, sacado en corto, el balón acabó franco para que Lenglet rematara a placer, pero su golpeo, inexplicablemente, se fue fuera, con Joel ya batido.

 
El Barça, sin espacios jugando en estático, intentaba romper la defensa con pases en profundidad, especialmente sobre un Jordi Alba que jugaba en campo contrario.

Mientras, el Betis ya lo hacía descaradamente al contragolpe. Con Fekir de lanzador y Juanmi, Aitor y Borja como estiletes. No obstante, las arrancadas llegaban desde muy lejos y daban tiempo a la defensa baugrana a replegarse. Pero siempre estaba descolocada. Y alguna vez tenían que llegar los espacios. Ocurrió a los 38 minutos, cuando un robo en defensa acabó en los pies de Juanmi, que combinó con Fekir en banda y éste logró ponérsela a Emerson, que entraba por la derecha. El brasileño logró profundizar y ceder al centro del área para que Borja Iglesias, a placer, no perdonara. Era su cuarto gol en poco más de diez días.

El Barça acusó el mazazo e intentó igualar antes de que se llegara al descanso. Y aunque lograba desequilibrar por banda, especialmente por la que entraba Dembélé, en ningún momento pudo romper la ferrea muralla que hasta ese momento era la defensa verdiblanca. Había logrado maniatar tan bien al Barça que tan sólo el cabezazo de Lenglet le había creado complicaciones.

Viendo la impotencia de sus jugadores en la primera parte, Koeman quitó un delantero y metió a Pedri, para ver si era capaz de encontraba esos huecos que habían faltado.
 
El que lo sencontró fue el de siempre, un Dembélé que parecía imparable. El francés entró por la derecha y su centro atrás lo remató Mingueza. Parecía gol, pero apareció Joel para evitar el empate.

Y si Joel quiso ser protagonista, Ter Stegen respondió poco después. Fue otro toque de calidad de Fekir a los diez minutos, que puso solo a Juanmi ante el alemán y éste sacó a córner in extremis cuando se cantaba el segundo.

Con Messi ya esperando en banda para entrar se sacaba el córer que acabó con Mandi en el suelo. En la repetición se pudo apreciar que le habían pisado por detrás, pero ni el árbitro ni el VAR consideraron que fuera suficiente para señalar penalti.
 
El Barça estaba viéndole las orejas al lobo y tiró de artillería. Messi saltó al campo y en el primer balón que tocó, igualó. La jugada llegó, como no, desde la banda de Dembélé, pero el argentino entró muy solo y le dio tiempo a ver dónde colocaba el balón.

El Betis acusó demasiado el gol y el Barça empezó a llegar, no sólo de forma continua, sino con sumo peligro. El balón no le duraba nada a los verdiblancos parecía un milagro que el gol no llegase. A los 65' Mandi lo evitó tirándose al suelo cuando Dembélé intentaba picársela a Joel. Dos minutos después (67'), el 'cántaro' se rompió. Una jugada que hemos visto cientos de veces, pase de Messi y entrada de Jordi Alba rompía la defensa bética, el catalán se la ponía a Griezmann, que remataba falta, para atrás, pero con la fortuna de que el balón tocaba en Víctor Ruiz y se metía en la portería bética. En menos de diez minutos el partido había cambiado.

El Barça no se conformaba y seguía a lo suyo. Era un auténtico huracán. Pero enfrente tenían a Fekir y hoy, el jugador galo, con espacios, estaba brillando a un nivel espectacular. Él solo se fabricó una jugada en banda, se fue de Busquets y el internacional español sólo pudo pararle rozando la línea lateral del área. Falta peligrosísima que el propio Fekir puso en el área pequeña para que Víctor Ruiz se desquitase del anterior gol.

Ya con Tello y Guido en el campo, el ritmo no decayó. Un fútbol que beneficiaba al Barça, que había impuesto una marcha difícil de seguir. El Betis esperaba y buscaba las contras, aunque las llegadas barcelonistas siempre iban cargadas de peligro.

A nueve del final, Pellegrini decidió dar descanso a los dos héroes verdiblancos (Fekir y Borja) y tiroó de Canales y un Loren que, sorprendentemente, había sido suplente. Y el cántabro, en la primera pelota que tocó, casi provoca un gol. En la siguiente, dio un pase en profuncidad sobre Loren que Ter Stegen salvo milagrosamente. Luego se vio que estaba en fuera de juego... pero ya era otro partido. El Barça empezaba a sufrir también.

Sin embargo, es el Barça y a un equipo de este nivel nunca lo puedes dar por muerto. Cuando más atacaba el Betis se encontró con una jugada en contra, que había cortado la defensa y no aparentaba peligro, pero Víctor Ruiz se durmió al sacarla, Trincao le robó el balón y disparó desde la frontal a la escuadra. Otra vez cuesta arriba cuando menos lo esperaban.


El Barça ya no dio opción a que se vivieran más episodios de esa ruleta rusa en la que se había convertido el partido. Frenó el juego y escondió el balón, mientras el Betis se desfondaba para tratar de recuperar el balon. Lo intentó, pero no dio para más. Primera derrota del año. Tal vez esperada, pero no merecida.


Así lo narramos el partido minuto a minuto

 
Ficha técnica: 
 
Real Betis: Joel; Emerson, Mandi, Víctor Ruiz, Álex Moreno; Paul (Guido Rodríguez 75'), Guardado; Ruibal (Rodri 65'), Fekir, Juanmi (Tello 75'); y Borja Iglesias
 
FC Barcelona: Ter Stegen, Mingueza, Araujo (De Jong 11'), Lenglet, Alba; Busquets (Umtiti 78'), Pjanic (Trincao 57'), Riqui Puig (Messi 57'); Dembelé, Griezmann y Braithwaite (Pedri 46').

Goles: 1-0 (38') Borja Iglesias; 1-1 (58') Messi; 1-2 (67') Víctor Ruiz en propia meta; 2-2 (74') Víctor Ruiz; 2-3 (87') Trincao.
 
Árbitro: Del Cerro Grande (Colegio madrileño). Amonestó a De Jong, Dembélé, Busquets, Víctor Ruiz.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal