Real Betis-Alavés (4-0): Decretado el Estado de Gracia en el Villamarín

18.01.2022 | 21:54
Real Betis-Alavés (4-0): Decretado el Estado de Gracia en el Villamarín

Lejos de afectar negativamente, la inercia del triunfo en el derbi copero llevó en volandas al Real Betis en su partido de Liga contra el Alavés, donde la goleada (4-0) sirve para afianzarse en la tercera plaza y levantar un poco el vuelo, después de sumar solamente un punto de los anteriores nueve en el torneo regular. Un simple bache que los de Pellegrini han sorteado con calidad, pegada y confianza, la que insuflaron sus hombres más ofensivos en una primera parte modélica, amén de un arranque de la segunda en el que no se bajó el pistón hasta que Juanmi remachó el póquer. El Estado de Gracia, definitivamente, se instala en el Benito Villamarín. Todo salió de dulce, por lo que las expectativas están disparadas, con razón, en La Palmera.

De inicio, iniciativa notoriamente verdiblanca, con especial tino al primer toque para salvar la fuerte presión vitoriana. Incluso, Juanmi mandó muy cerca del palo el rechace de la defensa a córner botado por Fekir, aunque la velocidad visitante empezó a hacer estragos en las transiciones, como la que Edgar Méndez, que había partido en posición muy dudosa, desperdició en el mano a mano con Bravo a los cinco minutos, cruzando demasiado su disparo. Fue un aviso, aunque, a intercambio de golpes, impuso enseguida su pegada el anfitrión: tras una doble ocasión bloqueada a él y a Juanmi, Borja Iglesias peinaba a la red desde el primer palo un gran centro de Canales, tras una falta rápidamente sacada por Miranda. La mejor forma de celebrar su 29º cumpleaños y su renovación hasta 2026.

Borró de un plumazo el amago de reacción blanquiazul un Betis que suplía el cansancio (siete jugadores repitieron de salida del once del domingo) con un plus de confianza e inspiración por el reciente éxito copero. Y buena parte de culpa la tenía el '10', protagonista en un arranque que apuntaba a clínic del cántabro. Sin conformismo, el 1-0 deparó una fase de cierta tranquilidad, merced al control heliopolitano a la espera de una posible sentencia y los intentos infructuosos de un Alavés al que le costaba armar ataques prometedores. Las sensaciones se materializaron antes de la media hora, con un golazo de Canales que rubricaba su excelente momento sobre el verde del Villamarín: saca rápido Bravo para Miranda, que encuentra entre líneas a Guardado para que éste habilite en carrera al 'cerebro' local, que aprovechó las facilidades para acercarse a la frontal y armar su zurda para que la rosca se alojara en la red, previo toque en el larguero de Pacheco. Los de Pellegrini abrían distancia con justicia.

Todo le salía rodado al conjunto verdiblanco, dueño y señor del partido, tanto por su eficiencia en ambas áreas como por su gran capacidad para recuperar el balón tras una pérdida. Y, si encima te hacen regalos como el de Miazga al filo del descanso... Borja Iglesias intuyó el error del estadounidense, que dejó corta incomprensiblemente una cesión a Pacheco, resolviendo con clase el mano a mano para sentenciar la contienda y hundir un poco más a los babazorros, que venían de dejar su portería a cero. Incluso, Juanmi acarició el póquer, tras una contra de libro, pero su vaselina sobre la salida del meta visitante se quedó, finalmente, en las manos de éste. Un primer tiempo para enmarcar.

Costó entrar en calor en la reanudación, en parte por un triple cambio que se convirtió enseguida en cuádruple por la lesión de Rubén Duarte, lo que obligó a una inoportuna interrupción que dificultó la adquisición de una cierta velocidad de crucero por parte de quien ganaba con holgura. Lo utilizó el Alavés para percutir por banda en busca de recortar distancias, pero se defendían concentrados los heliopolitanos a la espera de una contra letal. Y Juanmi la encontró a los diez minutos: esta vez sí le salió el globo sobre Pacheco al malagueño, que partió desde su campo para aprovechar un enorme pase interior de Fekir, tras cabalgada inicial de Bellerín. ¡Vaya espectáculo en el Villamarín!

A punto estuvo de sumarse al festival el campeón del Mundo, que había asistido (literalmente) como espectador de lujo a la goleada. Posiblemente se lo habrían anulado por fuera de juego, pero el zurdazo a pie parado del '8' desde el vértice del área no mereció ser escupido por el travesaño. Pellegrini no tardó mucho más en dar descanso a tres de sus piezas claves en este momento, Borja, Canales y Guido, ya que el partido ante el Espanyol asoma en el horizonte. Juanmi y Fekir siguieron el mismo camino pocos minutos más tarde. Otro ejemplo más de la fenomenal gestión del vestuario de uno de los grandes artífices de este equipazo que marcha tercero en LaLiga y que jugará los cuartos de Copa del Rey y los dieciseisavos de la Europa League.


FICHA TÉCNICA.-

Real Betis: Bravo; Bellerín, Pezzella, Edgar, Miranda; Guido Rodríguez (William Carvalho 72'), Guardado; Canales (Rodri 72'), Fekir (Camarasa 83'), Juanmi (Lainez 83'); y Borja Iglesias (Willian José 72').

Alavés: Pacheco; Martín Aguirregabiria, Laguardia, Miazga, Rubén Duarte (Javi López 48'); Jason (Manu García 46'), Escalante (Pina 46'), Toni Moya (Tachi 46'), Luis Rioja; Edgar Méndez; y Joselu (Miguel de la Fuente 75').

Árbitro: Sánchez Martínez (murciano). Amarilla a los locales Edgar y Guardado.

Gol: 1-0 (11') Borja Iglesias; 2-0 (29') Canales; 3-0 (41') Borja Iglesias; 4-0 (55') Juanmi.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 21ª de LaLiga, disputado en el Estadio Benito Villamarín (con unas restricciones de aforo del 25%) ante 38.753 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el ex directivo verdiblanco Jaime Ostos, recientemente fallecido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal