Estadio DeportivoHueco blanco

El amargo adiós de Luiz Henrique, el guiño por su último servicio al Fluminense y su recambio antes de poner rumbo al Betis

Aunque siguen las protestas por lo barato que lo vendieron, un reciente fracaso justifica aún más si cabe la conveniencia de la operación

El amargo adiós de Luiz Henrique, el guiño por su último servicio al Fluminense y su recambio antes de poner rumbo al Betis
El extremo, durante la eliminatoria de la Libertadores ante Olimpia de Asunción. - Villa Gómez
Villa GómezVilla Gómez4 min lectura
El Fluminense cayó eliminado la semana pasada de la Copa Libertadores, pese al 3-1 de la ida (con golazo incluido de Luiz Henrique), tras ser derrotado por 2-0 en su visita a Asunción por un Olimpia que se impuso con claridad (4-1) en los lanzamientos definitivos de penaltis. Avanzan los guaraníes, por tanto, a la Fase Final de la primera competición continental, condenando al club tricolor a la Copa Sudamericana, cuya Fase de Grupos se sortea este viernes y transcurrirá entre el 5 de abril y el 26 de mayo, dando paso a unas eliminatorias que se alargarán hasta el 1 de octubre, fecha de la gran final de Brasilia. Todavía queda mucho para eso, pues el cuadro de Abel Braga está inmerso en las 'semis' del Campeonato Carioca, a la espera de que, en 18 días, arranque el Brasileirao (Série A).

Las gestiones para la permanencia del extremo fichado por el Real Betis hasta el final del curso allí (mediados de noviembre de 2022) han resultado infructuosas, por lo que el talentoso atacante nacido en Petrópolis ha comenzado a despedirse del Maracaná, aún con los ecos de las protestas de los aficionados por lo barato de su precio de venta. No llegará a los 13 millones de euros (12,6, según asegura 'Transfermarkt'), con un fijo de apenas 9 kilos y el resto en bonus para el futbolista y su empresa de representación, curiosamente la misma de Luiz Felipe, aprovechando las buenas relaciones entre ambas instituciones, que culminaron con la contratación igualmente del zaguero paulista.

Luiz Henrique volvió a ser titular en Paraguay, donde fue el primer cambio de su entrenador, merced al férreo marcaje del local Gamarra, quien, según dijo luego su míster, Julio César Cáceres, "trabajó bien, seriamente, tras pedir a los empleados de Olimpia vídeos sobre un futbolista que hizo bastante daño en la ida". Ya en sala de prensa, Abel Braga ponía en duda el concurso del extremo ese día, porque "recibió un golpe muy fuerte en el anterior partido (de Iván Torres) por parte de un futbolista que debió ser expulsado, pero que siguió jugando. Se quedó fuera de los entrenamientos hasta el lunes, cuando lo intentó, pero se resintió un poco, hizo el trabajo normal con sus compañeros en la víspera". Las molestias, con todo, le dejaron fuera de la lista ante Botafogo ya en el torneo doméstico.

La eliminación de Fluminense de la Libertadores costará 1,9 millones de euros, pues pasará de ingresar un fijo de 2,8 a apenas 900.000 por la Sudamericana. Razón que justifica aún más la venta de Luiz Henrique, con la que la entidad tricolor hará frente a las nóminas de febrero, que están pendientes de pago, junto con otras primas. Un último servicio del joven canterano a la institución presidida por Mário Bittencourt, que ya oficializaba hace poco el traspaso y lo explicaba en términos de estricta necesidad económica. Además, aunque tienen ya un perfil similar en el colombiano Jhon Arias, gusta para suplir al ya bético Caio Vidal (21), joven atacante de Internacional.