Estadio DeportivoHueco blanco

"Si por mí fuera, me quedaría toda la vida en el Betis"

Rodri Sánchez, desde la concentración de la selección sub 21, habla de su reciente pérdida de protagonismo, de los retos en LaLiga y de una final de Copa "muy especial" y que le tiene "algo nervioso"

"Si por mí fuera, me quedaría toda la vida en el Betis"
- Aitor Torvisco
Aitor TorviscoAitor Torvisco6 min lectura
Rodri Sánchez es presente y futuro del Real Betis y de España. Concentrado estas dos semanas con la selección sub 21 de Luis de la Fuente para intentar sellar de manera matemática el billete para el próximo Europeo de la categoría, el talentoso mediapunta extremeño ha declarado su amor por el club verdiblanco, en el que estaría "toda la vida" a pesar de que 2022 no está siendo tan productivo para él como lo fue un inolvidable 2021. Recientemente ha renovado su contrato hasta 2026 y a día de hoy no se ve en otro sitio.

El de Talayuela se hizo con un hueco en las alineaciones de Manuel Pellegrini durante la 20/21 -sumó 19 encuentros y 814' en sólo medio curso- y arrancó con la vitola de titular la 21/22; sin embargo, una lesión con la 'Rojita' que le dio más problemas de los previstos y el alto rendimiento de sus competidores directos en la segunda línea del Betis le han empujado hacia un discreto segundo plano del que el '28' confía en salir lo antes posible. En la presente campaña, acumula 23 citas oficiales, 11 de ellas desde el inicio, y un total de 982' en los que ha anotado un gol y se ha topado con el poste hasta en cuatro ocasiones.  

A pesar de esta pérdida de protagonismo, Rodri dejó claro que está feliz en La Palmera y que no se ve con otra camiseta que no sea la de las trece barras. Es más, aunque sólo tiene 22 años recién cumplidos, firmaría retirarse con la camiseta verdiblanca. "Si fuese por mí, me quedaría toda la vida en el Betis. Estamos hablando de una ciudad muy bonita y de una afición exigente, pero increíble por cómo aprieta y anima", explicó el canterano, quien elogió la filosofía de la entidad y la valentía de Manuel Pellegrini para dar su sitio a los jóvenes y ser justos con el rendimiento de cada uno.

"El club está haciendo muy bien las cosas. Han traído un entrenador que apuesta por rotar y que demuestra confianza en los canteranos. Pellegrini si tiene que quitar a alguien lo quita y si tiene que poner a alguien lo pone. Los jugadores que han tenido la oportunidad han respondido. Insisto, desde la cantera se está trabajando muy bien, la prueba también está en los juveniles y el resto de categorías", aseguró Rodri en una entrevista concedida a Radio Marca desde la concentración de la sub 21 en Talavera de la Reina, ciudad en la que ya jugó el Betis en la Copa del Rey y en la que la 'Rojita' disputará el primero de sus dos partidos en esta ventana FIFA.

En este sentido, el futbolista cacereño del Betis fue preguntado por los dos retos que afrontará el equipo heliopolitano en estos dos últimos meses de la temporada: "Esperemos poder clasificarnos para Europa. Es LaLiga más complicada que recuerdo, es muy difícil en nuestra zona, donde hay muy pocos puestos para muchos equipos. Solo nos queda intentar ganar todos los partidos", dijo sobre una clasificación en la que los de Pellegrini son quintos, a cuatro puntos del Atlético de Madrid, que cierra el cuarteto de Champions, y con dos de ventaja sobre la Real Sociedad y tres con respecto al Villarreal, séptimo.

Mención especial tuvo Rodri para la primera final de su carrera deportiva, la que se celebrará el próximo 23 de abril en el estadio de La Cartuja de Sevilla con Betis y Valencia luchando por alzar al cielo hispalense la Copa del Rey: "Esta final significa mucho, por el lugar y por la fecha donde se juega. Puede ser un día histórico para nosotros". "¿Que si duermo bien pensando en la final? Pues sí. Estoy un poco nervioso, pero eso es por mi forma de ser. Mi cuerpo interioriza la situación", respondió entre risas.

Rodri ha sido uno de los muchos futbolistas que el Betis ha renovado este curso, junto a otros canteranos como Aitor Ruibal y Edgar González -con todo pactado a falta de oficialidad-. Todos ellos han firmado contratos de larga duración (hasta 2026) como también referentes de la plantilla como Sergio Canales, Nabil Fekir o Borja Iglesias. Además, Andrés Guardado ya ha firmado un año más; Claudio Bravo hará lo mismo en los próximos días y cada vez se da más por hecho de que el capitán, Joaquín Sánchez, seguirá en activo a sus 41 años.     

Desde luego, el extremeño confía en que Joaquín se quede, porque considera que es un espejo para todos los futbolistas del Betis, especialmente para los que se han formado en la cantera: "Hay que aprender de él, también sobre su forma de ser. Yo me quedé muy sorprendido. Llegué al vestuario y no pensé que podría ser tan humilde y tan campechano. Él, por su edad y por su rango, puede mandar donde quiera y, sin embargo, es como te cuento, un tipo muy cercano".