Estadio DeportivoHueco blanco

"No quiero mezclar ilusión, frustración y realidad", afirma un Pellegrini "muy orgulloso" de su Betis pese a dar ya por perdida la Champions

El chileno realiza un balance de la temporada y pone en valor lo conseguido; aunque admite que "por un lado da rabia y frustración" quedarse tan cerca de las cuatro primeras plazas, entiende que "al final, se ha impuesto la lógica"

"No quiero mezclar ilusión, frustración y realidad", afirma un Pellegrini "muy orgulloso" de su Betis pese a dar ya por perdida la Champions
- Aitor Torvisco
Aitor TorviscoAitor Torvisco5 min lectura
El Real Betis está evidenciando en los últimos partidos el cansancio lógico de una temporada de muchísimo desgaste en tres competiciones, con el título de campeón de la Copa del Rey y con una trayectoria en la Europa League que acabó en los octavos de final ante uno de los finalistas. En LaLiga, después de pasar muchos meses tercero, parece condenado a conformarse con la quinta plaza, lejos de los deseados puestos de Champions por culpa de un pobre balance de dos puntos de los últimos 12 posibles, pero sin ser presionado en exceso por el sexto, una Real Sociedad que presenta el mismo balance de cuatro jornadas sin ganar con dos empates como mejor resultado.

Manuel Pellegrini ha pasado por la sala de prensa de la Ciudad Deportiva Luis del Sol después del último entrenamiento del equipo antes de viajar a Valencia para disputar, este martes en Mestalla, la antepenúltima jornada de Liga y ha admitido que ve la Champions casi imposible, lo que no le impide realizar un balance más que positivo de lo que ha sido esta histórica 2021/2022 que ya va tocando a su fin.

"El equipo está muy bien, creo que hemos hecho una buena temporada, hemos peleado en Europa, hemos estado tercero en LaLiga durante muchas fechas y hemos salido campeones de la Copa del Rey. Ha sido una buena temporada en cuanto a resultados, pero también en juego. Queríamos pelear hasta el final por la Champions, pero ha habido partidos como los dos últimos en casa ante Elche y Barça en los que creo que fuimos mejores, pero se nos escaparon esos resultados que necesitábamos", analizó Pellegrini, felicitando a la plantilla del Betis, pero siendo realista con una Champions casi imposible.

"Los objetivos ahora son intentar superar la temporada anterior, en la que fuimos sextos con 61 puntos. Ahora estamos quintos con 58 a falta de tres partidos. Además, creo que es importante terminar una temporada que ha sido tan buena ganando partidos y jugando bien, con el mismo buen juego que hemos hecho hasta ahora", añadió el chileno, quien admitió que, aunque "por un lado da rabia y frustración" ver escaparse la Champions "después de estar mucho tiempo peleando ahí", considera que no se puede vivir de espaldas a "la realidad".

"Tenemos equipos con mucho más presupuesto por delante de nosotros. Equipos como el Barcelona, que se ha reforzado muchísimo en enero, o el Atlético tienen delanteros de más de 100 millones. Creo que es un gran mérito pelear hasta el final por esas plazas de arriba. Nos habría gustado mucho conseguirlo, está claro, pero al final se ha impuesto la lógica", reconoció el entrenador del Betis, que no puede hacer un balance mejor de sus dos años en el banquillo del Benito Villamarín.

"Han sido dos temporadas de las que estoy muy contento. Sobre todo, estoy muy orgulloso por la respuesta que han tenido los jugadores en el campo después de años muy malos en lo deportivo y conflictivos con los hinchas. Se ha creado una comunión perfecta con la afición, que está contenta por ganar y por el juego del equipo. Ellos nos pedían ir a Plaza Nueva y ganar la Copa y lo hemos hecho. Luego, nos echó de la Europa League un Eintracht que después eliminó al Barça y al West Ham para llegar a la final. La temporada es muy positiva y ahora queremos mejorar la anterior también en LaLiga", insistió Pellegrini.

"Repetimos en Europa dos años seguidos, que es algo que el club no había logrado nunca, y fuimos los que más duramos en las tres competiciones. No quiero mezclar ilusión, frustración y realidad. El mayor mérito de este plantel ha sido sustraerse de esa realidad y competir de tú a tú en el campo contra cualquier rival", concluyó un Pellegrini realista pero tremendamente orgullo de sus pupilos, de la afición y del club.