Hueco blanco

La exigencia económica para que Guido Rodríguez abandone el Betis

Las primeras aproximaciones a sus agentes o al club, todavía sin una oferta formal de por medio, no pasaron de los 30 millones de euros

La exigencia económica para que Guido Rodríguez abandone el Betis
- Villa Gómez
Villa GómezVilla Gómez3 min lectura
Avanza el mes de junio sin que parezca factible que el Real Betis vaya a cerrar una operación de venta a tiempo para cuadrar unas cuentas que, según la confesión pública del propio vicepresidente, José Miguel López Catalán, presentan un desfase negativo de unos 25 kilos. La entidad verdiblanca, lógicamente, ha articulado, con apenas 15 días de margen, otras fórmulas para equilibrar los números, con varios escenarios posibles, algunos de ellos relacionados con el marketing y la publicidad. Además, se espera que LaLiga rectifique el margen salarial con ingresos pendientes derivados de los traspasos de Junior, Emerson, Feddal y Brasanac, así como con los reajustes de los contratos de los 'pesos pesados' que renovaron su vinculación durante la temporada 21/22.

Como ya advirtió ESTADIO, no todos los caminos para hacer caja llevan a Guido Rodríguez, si bien es cierto que el pivote titular es unos de los mejores activos en el mercado para obtener una plusvalía. Con la disputa ya de 100 partidos con la camiseta verdiblanca al actuar frente al Real Madrid en la última jornada del curso anterior, la entidad heliopolitana adquirirá al Club América (al precio módico de las Navidades de 2020) otro 10% del pase del italo-argentino, hasta hacerse con el 90% de sus derechos. Con una inversión que, en total, no llegará a la decena de millones de euros, su tasación por parte de las webs especializadas es más del doble, contando con una cláusula de rescisión de 80 kilos que, según un intermediario, un equipo de la Premier estaría dispuesto a rozar. De momento, no ha sido así.

Las aproximaciones y los tanteos por Guido no han pasado de 30 millones, una cantidad insuficiente según el Betis por un futbolista de este nivel, al que, paralelamente, se ha ofrecido la renovación más allá del horizonte actual de 2024, aprovechando que no está forzando ni mucho menos para marcharse. De hecho, los técnicos preferirían otras ventas menos dañinas para los esquemas de Manuel Pellegrini, aunque es una evidencia que el canterano de River sigue siendo de las piezas más apetecibles de la plantilla heliopolitana. Esto obliga a trazar unas líneas rojas a partir de las cuales plantearse su salida. Y, según la consulta realizada por 'www.estadiodeportivo.com', la gran mayoría fijaría el precio entre los 40 y los 50 millones. De hecho, un 71% de los encuestados no lo soltaría por menos, una muestra de su importancia capital en el quinto clasificado de LaLiga y vigente campeón de la Copa del Rey.