Hueco blanco

El inminente capítulo final de un 'culebrón' con Betis, Atlético, Arsenal y Bellerín como protagonistas

Los colchoneros, que ya apalabraron a Witsel para la parcela ancha, cerrarían el apartado de altas con Morata y un lateral derecho

El inminente capítulo final de un 'culebrón' con Betis, Atlético, Arsenal y Bellerín como protagonistas
- Villa Gómez
Villa GómezVilla Gómez4 min lectura
Expresó su deseo en una última entrevista en los medios oficiales del Real Betis antes de marcharse de vacaciones, remarcando su sentimiento verdiblanco en una intervención posterior en el programa de la Cadena Ser 'Hoy por Hoy'. Luego, Héctor Bellerín se está dedicando a descansar, apurando un asueto que se le termina ya, porque deberá comparecer en cuestión de horas en London Colney para iniciar este lunes 27 de junio la pretemporada con el Arsenal, que ha programado una ronda de reconocimientos médicos antes de que los futbolistas, excepto los internacionales, se pongan a trabajar a las órdenes de Mikel Arteta, pues el 8 de julio disputan el primero de los amistosos estivales frente al Nürenberg alemán. Será una primera toma de contacto entre el lateral catalán y su todavía club para aclarar posturas.

"He demostrado siempre que me siento muy a gusto aquí y que quiero estar aquí, pero no es tan fácil como eso. De momento, la situación es que tengo que volver. He hablado con los dos clubes y les he dejado clara mi posición; a partir de ahí, tenemos dos meses en los que vamos a intentar buscar la mejor solución para las tres partes. Hice un esfuerzo para venir aquí y estoy dispuesto a hacer el esfuerzo que sea para que ésta siga siendo mi casa, porque estoy feliz", confesaba el hasta ahora dorsal 19 de los heliopolitanos, que volverá a trasladar a los dirigentes 'gunners' que pueden disponer del salario que le correspondería en su último año de contrato allí, unos cinco millones de euros netos al cambio, como compensación por liberarle.

Incluso, los clubes de Italia (Juventis, Roma, Fiorentina) que se interesaron por sus servicios se han rendido a la evidencia, apostando por otros en su demarcación para disgusto de un Arsenal que esperaba poder aprovechar la buena temporada de Bellerín en la capital hispalense para rascar 8-10 millones de euros. Todo indica que no será así. Ni siquiera con un Atlético de Madrid que irrumpió en la escena hace unos días, tentando seriamente al de Badalona, quien, sin embargo, mantiene su palabra al Betis y forzará todo lo que pueda por volver a La Palmera, aunque los colchoneros le aseguren un grupo con poca o nula competencia en su perfil, un buen sueldo y la posibilidad de disputar la Champions. Así, Simeone habría optado por dar prioridad al fichaje de otro lateral derecho.

Y no es Emerson, que no tiene previsto moverse del Tottenham. Se trata de su compatriota Nahuel Molina (24), con cuatro años más de vinculación con Udinese, aunque encantado de relevar a Vrsaljko, pues el Cholo no cuenta con el retornado Arias. Con un valor de mercado de 20 millones de euros, los rojiblancos confían en acelerar las gestiones en los próximos días para cerrar al de Embalse por menos. Con él, un Morata que la Juve no comprará y Witsel, que potenciará el eje de la medular y dejará tranquilo a Guido Rodríguez en el Betis, se completaría el capítulo de incorporaciones estivales de un conjunto colchonero que, dependiendo de las salidas, podría necesitar algún retoque más.