Hueco blanco

El primer éxtasis verdiblanco de Luiz Henrique

El joven brasileño jugará hoy su último partido con el Fluminense y viajará esta semana a Sevilla para ser presentado y llega a por todas: protagonismo en el Betis, títulos, selección, Mundial...

El primer éxtasis verdiblanco de Luiz Henrique
- Aitor Torvisco
Aitor TorviscoAitor Torvisco6 min lectura
Luiz Henrique André Rosa da Silva (2 de enero de 2001, Petrópolis, Estado de Río de Janeiro, Brasil) cuenta los escasos días que le quedan para aterrizar en Europa por la vía española, pisar suelo de Sevilla y afrontar una nueva aventura como futbolista del Real Betis. El extremo brasileño de sólo 21 años afronta este reto sobrado de motivación y confianza en sus posibilidades, demostrando que no le ha quitado ojo al equipo de Pellegrini en los últimos meses y admitiendo que vivió su primer éxtasis verdiblanco en la final de la Copa del Rey del pasado 23 de abril en La Cartuja, un partido que siguió desde su país.

Luiz Henrique, que celebró ese título casi como uno propio, espera poder tocar plata con el Betis, un equipo al que confía en ayudar con sus atrevidas características y en el que, después de estudiar y analizar, cree que puede tener su sitio. En la madrugada del pasado viernes, el extremo jugó su último partido con el Fluminense en el estadio de Maracaná y se dio un baño de masas que demuestra que, a sus 21 años, ya era un ídolo local. Este domingo, a las 21:00 horas, tendrá lugar su despedida definitiva del 'Flu', en un choque ante el Botafogo en el estadio Nilton Santos de Río de Janeiro.

Dicho de otro modo, a partir de las 23:00 horas de hoy, Luiz Henrique será ya bético y está previsto que esta próxima semana viaje hasta Sevilla para ser presentado oficialmente como el primer fichaje del Betis para la temporada 2022/2023 a cambio de 13 millones de euros por el 85 por ciento de sus derechos. Todos los fichajes para el próximo curso cerrados hasta la fecha son brasileños, pues coincidirá con sus compatriotas Luiz Felipe, que se incorporará a coste cero tras no renovar con la SS Lazio, y Willian José, por quien el club heliopolitano ejerció la opción de compra de 8 millones tras su cesión por parte de la Real Sociedad.

Su salto a Europa y su despedida del Fluminense hacen de Luiz Henrique uno de los principales reclamos mediáticos del fútbol brasileño en los últimos días. Así, después de hablar ya del Betis tras su último encuentro en Maracaná, ha concedido una entrevista en O Globo en la que ha hablado de la Copa del Rey recién conquistada por el Betis y de sus objetivos a corto plazo, a nivel de club y de selección.

"Sé que el Betis ganó la Copa del Rey esta temporada. Le he visto jugar muchos partidos y el equipo es muy bueno, tiene mucha calidad, juega siempre hacia adelante y eso puede ayudarme en mi juego. Me gusta el estilo de juego con velocidad y muchos remates y creo que podré ayudar mucho cuando llegue. Cuando me enteré de que me vendieron, fue una sensación muy buena. Todo futbolista quiere jugar en Europa. Incluso más joven como yo. Éste es el fruto de mi trabajo", manifestó Luiz Henrique, quien se presentó para el beticismo.

"Como futbolista, me gusta lucir mi juego sacando velocidad, regates y buenos pases. Creo que puedo aportar mucho con eso. También creo que jugar en Europa me ayudará a estar más relajado cuando esté frente a la portería rival, es algo que puedo mejorar todavía", indicó el extremo, casado recientemente pese a sus tempranos 21 años y que aseguró que su familia ya lo tiene todo listo para iniciar su nueva vida en Sevilla: "Mi mujer viene a Sevilla, sí, pero durante los primeros meses estaremos sólo mi mánager y yo. Tengo que hacer la pretemporada con el Betis, así que me acompaña para ayudar a preparar todo. Está casi todo arreglado, tenemos ya la casa y todo, pero ella se irá más tarde".

Además de tener protagonismo en el Betis y optar a ganar títulos, Luiz Henrique espera que su aventura en LaLiga le ayude a derribar la puerta de la selección absoluta de Brasil. Fijo en categorías inferiores, se marca como objetivo estar en el Mundial de 2026 que celebrarán de manera conjunta Canadá, Estados Unidos y México. "Creo que puedo jugarlo, sí. Puedo ir entrando en las convocatorias después del Mundial 2022. Eso depende de mí, como siempre dice Tite. Para eso tengo que seguir siendo un niño que jugaba alegre y ligero en la escuela. Es mi estilo. No quiero saber quién está en el otro equipo, sólo pienso en mí. Allá en Europa, quiero mantener esa convicción siempre. Entonces sí, sueño y quiero estar en el Mundial de 2026".