Hueco blanco

El Athletic se apunta a la meritocracia y a una nueva política de fichajes

Los leones plantean una nueva era en el mercado y en las renovaciones de sus jugadores de la mano de Jon Uriarte

El Athletic se apunta a la meritocracia y a una nueva política de fichajes
Jon Uriarte en la presentación de Ernesto Valverde - UES
Luisma SanchezLuisma Sanchez3 min lectura

El plan del nuevo presidente del Athletic, Jon Uriarte, es bastante claro: gastar lo menos posible y ofrecer renovaciones a quien lo merezca. La postura está bastante clara, pero la ejecución no del todo. Eso sí, siempre se respetará la historia del conjunto bilbaíno apostando por jugadores de tierras vascas.

Tal es así, que uno de los objetivos del conjunto vasco en este período de fichajes, Hugo Guillamón, ya ha sido tanteado por la entidad rojiblanca. El Athletic ha hecho una primera toma de contacto con el Valencia por el jugador y está dispuesto a ofrecer unos cinco millones de euros por el futbolista. También se sabe que el conjunto valenciano necesita vender para cuadrar las cuentas, de lo contrario no podrán fortalecerse con otros jugadores.

Misma cantidad que recibirán por la salida de Unai Núñez al Celta de Vigo, tras no encontrar finalmente hueco en el once de Valverde. Un Valverde que tiene que ver mucho a la hora de fichar, ya que conoce a la perfección la casa bilbaína y sabe lo que es tener que jugar con sus propias cartas.

Podría decirse que el Athletic ha estado a la merced de cualquier equipo, puesto que su cota de mercado es más reducida que la del resto. Por ende, si el conjunto vasco quería hacerse con los servicios de algún jugador tenían que ceñirse a la cláusula.

Ahora Jon Uriarte quiere cambiar esto y ofrecer cantidades bajas para que el Athletic no se las dé de equipo rico. Tal es así que no quiere malgastar ni un solo euro en cada inversión que se haga, al igual que sucede con las renovaciones. Como se ha podido ver en la de Ander Capa, el jugador dispondrá de dos años, aunque podría ser tan solo uno si no alcanza los objetivos propuestos en su nuevo contrato.

Una política de fichajes que puede resultar bastante dura al no conseguir los resultados que espera. El mercado cada vez es más exigente y la mayoría de los equipos no pasan por su mejor momento económico. Un ejemplo de ello es el fichaje de Moncayola, del que aún se tiene esperanzas en que pueda llegar aunque el presidente de Osasuna se haya mostrado optimista por su parte.

Aún queda mucho mercado y el Athletic quiere tener un proyecto más ambicioso. Para ello necesita fichar sí o sí, todo lo mejor que pueda encontrar en el mercado.