Estadio DeportivoHueco blanco

Xavi Hernández acecha al vestuario de Quique Setién

El lateral derecho del Villarreal, Juan Foyth, es el objetivo principal del Barcelona, que lleva tiempo detrás de sus pasos y por el que irá a muerte en el mercado de invierno

Xavi Hernández acecha al vestuario de Quique Setién
Xavi Hernández, técnico de FC Barcelona. - UES
Gracia ÁvilaGracia Ávila2 min lectura

El Barcelona de Joan Laporta acudirá al mercado invernal para reforzarse de cara a la segunda parte de la campaña. Xavi Hernández necesita un lateral derecho, y su favorito es Juan Foyth, para el que tendrá que negociar con el Villarreal de Quique Setién.

Aunque el presidente ha insistido en numerosas ocasiones que el Barcelona tiene “un equipo muy competitivo”, y que es el club que aporta más jugadores al Mundial”, conoce de sobra que el equipo tiene una posición que reforzar: el lateral derecho. Sobre todo desde que le abrieron la puerta a Héctor Bellerín, cuyo fichaje no ha cuadrado en el Barça, lo que ha obligado a Xavi a usar en su posición al ex sevillista Jules Koundé o al internacional con España Alejandro Balde.

Bellerín regresa al modo Arsenal

Llegados a ese punto, el Barça se ha lanzado a muerte por Foyth, al que ya tentaron el verano y por el que el Villarreal no aceptará rebajas. A sus 24 años, el argentino ofrece polivalencia y frescura; pero precisamente es la cuestión económica la que ha hecho que la dirección deportiva blaugrana introduzca en la terna otros laterales más baratos, pero ya no tan del gusto de Xavi, ni tampoco la primera opción.

Se trata de Thomas Meunier, del Bayern de Múnich, y Diogo Dalot, del Manchester United. El primero tiene contrato hasta el verano de 2024 y tiene un perfil muy parecido a Foyth; mientras que el portugués es la opción más rápida y sencilla.

Dalot acaba contrato en verano de 2023, pero el United tiene un as en la manga para alargar un año más su contrato. No obstante, de los tres equipos a los que tiene que convencer la dirección deportiva del Barça parece que es el que está más dispuesto a escuchar ofertas.

El Villarreal parece que no está muy interesado en venderlo, así que la batalla se presenta dura para los azulgranas.