Estadio DeportivoHueco blanco

Se cumplen cinco años de la manita al Betis

El Cádiz CF, que estaba en Segunda división, le daba la vuelta a la eliminatoria y accedía a los octavos de la Copa del Rey

Se cumplen cinco años de la manita al Betis
Betis - Cádiz - CCF
Jesús MejíasJesús Mejías4 min lectura

El 30 de noviembre del año 2017 el Cádiz Club de Fútbol y el Real Betis Balompié se medían en la vuelta de los dieciséisavos de final de la Copa del Rey en el estadio Benito Villamarín. En la ida, los sevillanos se habían impuesto por 1-2 en el antiguo estadio Carranza en un choque en el que Sergio León marcaba un doblete y en el que Álex Fernández anotaba el único tanto de los andaluces. Cabe destacar que en aquel momento el cuadro de la Tacita de plata militaba en Segunda división.

De cara al choque en el Villamarín, los gaditanos lo afrontaban como un partido en el que no tenían muchas esperanzas depositadas, prueba de ello fue el once por el que apostaba Álvaro Cervera y en el que formaban parte algunos jugadores que habitualmente eran suplentes en liga como Aitor García, Abdullah, Dani Romera, Moha Traoré o Nico Hidalgo, que siendo extremo jugaba en el lateral derecho.

Se trataba de un enfrentamiento entre dos estilo antagónicos. Por una parte, el Real Betis entrenado por Quique Setién buscaba un fútbol asociativo, con el dominio, casi monopolio, de la posesión del balón, un equipo que arriesgaba en la salida desde atrás y que buscaba ganar desde la superioridad con el balón en campo contrario. En frente, el Cádiz de Álvaro Cervera, un equipo con un ADN muy definido, un conjunto al que le gustaba dejarle el protagonismo del esférico al rival y al que le gustaba salir al contragolpe y que jugaba con dos extremos muy abiertos a pierna natural, habitualmente Álvaro García y Salvi, aunque en dicho encuentro las bandas eran para el onubense Aitor García y para Moha Traoré.

Pronto comenzaría el Cádiz a demostrar que era capaz de dar la sorpresa y a los tres minutos de partido, David Barral adelantaba a los gaditanos, pero seguían clasificándose en ese momento los béticos por el valor doble de los goles en campo contrario.

Cinco minutos más tarde empataría Ryad Boudebouz, pero en el minuto 18 Dani Romera ponía el 1-2 en el marcador e igualaba la eliminatoria. La alegría duraría poco a los gaditanos y Tello empataba en el minuto 24 el partido y de nuevo le daba el pase a los verdiblancos.

Sin embargo, el Cádiz daba la campanada y Aitor García el 2-3 en el minuto 26. Al filo del descanso, Dani Romera hacía el 2-4 y los gaditanos tenían hasta dos goles de ventaja, porque en caso de gol bético, la diferencia de goles en campo contrario ya le era favorable al equipo de Cervera.

A los gaditanos se le anuló un gol incluso, Tello recortaría diferencias en el minuto 64, pero a falta de doce para el final, Kecojevic de cabeza hacía el 3-5 definitivo y el Cádiz daba la sorpresa eliminando al Betis.

Los gaditanos se medirían en la siguiente ronda al Sevilla FC, pero los hispalenses se llevarían el triunfo en la eliminatoria y eliminaban al submarino amarillo.